Champú casero para tu perro

23 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Lo primero que hay que tener en cuenta para elaborar un champú casero para tu pero es que no contenga alcohol

En el mercado hay infinidad de productos para la higiene y la limpieza de las mascotas. Algunos tienen mayor calidad que otros, con resultados que pueden variar dependiendo de un buen número de imponderables. Pero siempre está la opción de hacer un champú casero para tu perro.

En el momento de bañar a un can son muchos quienes prefieren acudir a un producto de elaboración propia, entre otras razones porque es la única forma de conocer al detalle qué se le está aplicando al animal.

Otro motivo para pasar de las fórmulas comerciales es que en ocasiones terminan siendo contraproducentes. No son extraños los casos de reacciones adversas después de aplicar un líquido que prometía dejar el pelo y la piel del animal no solo limpia, sino fuerte y sana.

Es relativamente sencillo y rápido elaborar en casa los tratamientos para asear debidamente a un perro. Los ingredientes que forman la base de estos preparados son fáciles de conseguir. No hay nada extraordinario, costoso o que deba importarse desde lugares o países lejanos.

Lo que no debe usarse a la hora de elaborar un champú para perros

El alcohol, o cualquier producto que lo incluya en su composición, es lo primero que debe obviarse para elaborar un champú casero para perros, lo mismo que perfumes o aromatizantes artificiales.

Las fórmulas para humanos están vetadas. Bañar a un can con el champú que está en la ducha es de los errores más grandes que se pueden cometer. Solo soluciones suaves para bebés, en pequeñas cantidades y diluidas en agua, pueden ser aplicadas sobre las mascotas.

Jabón para perros

Siempre se debe vigilar que tras un baño no aparezcan rosetones, ronchas o alguna otra reacción adversa, así como que el pelaje se mantenga brillante y no empiece a caerse de forma descontrolada. Ello, sin importar si se emplean preparaciones caseras o productos comerciales.

Champú a base de avena

Este producto está especialmente indicado para animales de piel sensible. Esto incluye a aquellos que se ven afectados con frecuencia por irritaciones. También es un champú útil para los que se rascan con desesperación, hasta el punto de provocarse lesiones, en medio de intentos estériles por remover pulgas y otros parásitos cutáneos.

Para su elaboración se requiere de media taza de harina de avena, media taza de bicarbonato de sodio y media taza de agua bien fría. En primer lugar, se mezclan en un bol avena y el bicarbonato; por último, se agrega el agua. Si el resultado es muy espeso, de manera opcional se puede agregar otra media taza de agua.

El resultado es un líquido muy recomendado para usarse con aquellos perros que requieren de rutinas de limpieza de alta frecuencia, bien sea por sus propias costumbres o por las condiciones de los espacios que ocupan. Dentro de un envase de vidrio bien cerrado puede conservarse varios días en el refrigerador.

Con aroma a romero

La Rosmarius officinalis, conocida en España e Hispanoamérica como romero, es una planta mediterránea que, además de aportar un aroma muy agradable, es un muy eficiente fungicida. Su presencia repele rápidamente a las siempre incómodas y peligrosas pulgas.

Cómo bañar a tu perro

Junto con dos cucharadas de romero en polvo, para preparar un champú casero útil para prevenir y combatir la dermatitis canina, se requiere de media taza de vinagre de manzana y un jabón neutro de glicerina rallado. Todo mezclado en un litro de agua.

El primer paso para su preparación es poner el líquido en el fuego hasta hervir. Se agrega el romero y se deja reposar por un tiempo de 15 minutos. A continuación, se añade el jabón de glicerina rallado. Esto debe hacerse lentamente: hay que remover de forma constante para que se disuelva sin que se formen grumos.

Si la consistencia resultante es muy espesa, se puede colocar una taza adicional de agua caliente. Por último, se vierte el vinagre de manzana y se mezcla hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados. La preparación se lleva a una botella de vidrio y solo habrá que esperar a que se enfríe para usarse.

Rápido champú casero antipulgas

Una receta sumamente sencilla. Se requieren de cinco cucharadas de una fórmula suave de champú para bebés que se disolverá en media taza de vinagre de manzana y una taza de agua.

Cuando los tres elementos estén bien integrados, se aplicará sobre la mascota. Para que esta preparación elimine la mayor cantidad de pulgas, debe dejarse actuar por cinco minutos antes de enjuagar.