¿Cuáles son las causas del estrés en peces?

19 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
El estrés en peces está causado por distintos factores. Identificarlos resulta clave para mejorar la salud del acuario y poder mantenerlo estable a lo largo del tiempo.

Aunque no lo parezca, los peces también pueden sufrir estrés. Pese a que no son animales tan expresivos como otras mascotas, algunas conductas pueden indicar al tutor que su bienestar está comprometido. Las condiciones del acuario pueden generar estrés en las especies que habitan en él.

Para mantener sano un acuario, debes controlar todos sus parámetros de forma regular, ya que el estrés en peces puede desencadenar alteraciones fisiológicas que perjudican seriamente su salud. Si quieres saber como evitar esta emoción en los integrantes del tanque, continúa leyendo.

El estrés en peces ¿Cómo detectarlo?

Por sorprendente que parezca, los peces fueron los primeros vertebrados en desarrollar respuesta al estrés, que involucra a los ejes relacionados con el sistema nervioso y endocrino.

Evidentemente, la forma de cuantificar estos parámetros es mediante análisis bioquímicos en las distintas fases de la respuesta a estrés, lo que no es intuitivo a simple vista. Aun así, junto estos cambios fisiológicos, hay una respuesta comportamental al estrés que puede ser fácilmente identificables por parte del tutor.

Las reacciones de comportamiento de los peces son características medibles que pueden servir como biomarcadores de estrés. Si sabes identificarlas a tiempo, puedes ahorrarte graves problemas a largo plazo.

Los cambios de comportamiento que no son propios de la especie, por ejemplo, dan cierta idea de que está ocurriendo algún problema en el acuario. Algunos peces comienzan a nadar cerca de la superficie, otros cerca del fondo, unos nadan continuamente y otros bajan su actividad natatoria.

Los peces que sufren estrés pueden mostrar cambios en la respiración, el apetito, la actividad o incluso en su coloración. El estrés ambiental también puede causar lesiones visibles a nivel epidérmico.

El pez paraíso es uno de los animales que no necesitan filtro.

Causas de estrés ambiental en peces

Entre los tipos de estrés ambiental causantes de lesiones en peces, se encuentran los siguientes.

Estrés social

El estrés social se debe a una alta densidad de población en el acuario. El tamaño de la población, así como la jerarquía de los peces dentro de un grupo, son causa de competencia por el alimento y el espacio, y por tanto, tienen como consecuencia estrés fisiológico en los integrantes del tanque.

A veces, una sobrepoblación —como la que puede presentarse en las explotaciones intensivas de peces— puede controlarse si se alimenta a los animales artificialmente. De esta forma, se elimina la territorialidad y competencia por el alimento, ya que todos y cada uno de los individuos recibe su ración. Asimismo, se evita la agresividad.

Sin embargo, la conducta agresiva puede proceder de la propia naturaleza de la especie, así que esta técnica puede no ser viable en algunas poblaciones de peces. Además, algunas especies son más agresivas en cautiverio, como las anguilas, características por su ausencia de escamas y temperamento volátil.

Otro factor importante que contribuye al estrés social en un acuario es la incompatibilidad entre especies. No todas las especies pueden convivir en un acuario y, por tanto, hay que tener en cuenta los hábitos naturales de cada ejemplar, la conducta territorial y el tipo de agua que necesita.

Estrés físico

El estrés físico ocurre por cambios en parámetros ambientales como la temperatura, los niveles de oxígeno y pH del agua. Cuando la temperatura del acuario se eleva, hay menos cantidad de oxígeno disuelto en agua.

En estas condiciones, se pueden ver afectadas estructuras como el epitelio lamelar de las branquias. Como consecuencia, aparecen patologías en órganos internos como el hígado, páncreas y riñones. Pueden observarse a los peces boquear cuando los niveles de oxígeno son muy bajos en el acuario.

La acidez del agua, producida por disminución de oxígeno y aumento del dióxido de carbono —o por una alta cantidad de materia orgánica en el agua—, también es una causa importante de estrés en peces.

Estrés químico

Este tipo de estrés se produce por una contaminación exógena o endógena del agua. Los contaminantes químicos y orgánicos pueden provocar cambios bioquímicos y estructurales que conllevan diferentes patologías.

Por ejemplo, la toxicidad por amonio en peces está muy bien estudiada, pues viene determinada por la cantidad de amonio no ionizado (NH3, NH4OH) en agua. El grado de disociación de esta molécula está controlado por el pH y la temperatura del agua.

Este tipo de contaminante puede producir la hiperplasia del tejido branquial del animal, cambios degenerativos y hemorragia hepática cuando se expone a los peces a estrés crónicos por amonio.

Estrés traumático

Aunque parezca algo extremo, existen muchas referencias a lesiones traumáticas en organismos acuáticos por canibalismo o elementos peligrosos en estanques o acuarios. Las lesiones son fácilmente observables y constituyen una vía de entrada para agentes patógenos como bacterias, virus, hongos o protozoos.

Estrés nutricional

Son comunes los problemas de degradación o pérdida de nutrientes y vitaminas en el acuario, consecuencia del mal manejo del alimento. Debes asegurar una dieta variada, adaptada a las especies que habiten el acuario en una cantidad adecuada al tamaño y número de individuos.

Una alimentación en exceso puede generar una cantidad alta de materia orgánica en el agua y deposiciones que aumenten los niveles de amoniaco en el agua. Esto favorece drásticamente la aparición de enfermedades.

El pez globo enano es uno de los tipos de pez carnívoros para el acuario.

¿Cómo evitar el estrés en peces?

Un manejo correcto del acuario y una medida regular de los parámetros físicos y químicos del tanque es fundamental para evitar el estrés en peces y patologías graves, como la hidropesia y otro tipo de infecciones. También es importante la forma de alimentación, así como la calidad del alimento, para prevenir futuros problemas en la fauna y flora del acuario.

  • Auró de Ocampo, Ana; Ocampo Camberos, Luis. Diagnóstico del Estrés en Peces. Veterinaria México, vol. 30, núm. 4, octubre-diciembre, 1999, pp. 337-344 Universidad Nacional Autónoma de México. Distrito Federal, México.
  • Barandica C., L.M. & L. Tort B.: Neuroendocrinología e inmunología de la respuesta al estrés en peces. Rev. Acad. Colomb. Cienc. 32(123): 267-284, 2008. ISSN 0370-3908.
  • cichlidae-acuarios.com Estrés en el acuario: ¿Qué hacer?, 2017.