Carros para perros: 10 ventajas

Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
2 enero, 2019
Los carros para perros son ideales para aquellas mascotas que sufren incapacidad de sus patas posteriores, y también son una buena opción para no tener que cargar a pulso con ellos

Los carros para perros son una alternativa de movilidad, ya sea por impedimentos físicos o por paseo. A continuación, veremos 10 ventajas de estos vehículos. Son ideales para garantizar la calidad de vida de nuestras mascotas y para disfrutar de ellos el mayor tiempo posible.

Incapacitado pero alegre

Si tu perro ha sufrido un accidente que ha incapacitado sus patas traseras, los carros para perros son herramientas indispensables. Una mascota con este tipo de incapacidad puede sufrir depresión, ansiedad o frustración.

En este tipo de situaciones es posible aliviar no solo sus padecimientos físicos, sino también los emocionales. Los carros para perros permitirán a tu mejor amigo seguir sintiéndose útil y querido. Además, podrá hacer su vida con relativa normalidad.

De paseo con nosotros

En caso de que la idea sea llevar a tu mascota a cualquier sitio donde vayas, las alternativas son más amplias. Cuando de vacaciones se trata, no hay por qué prescindir de la compañía del can de la casa. Un buen carro para perros le hará disfrutar de un agradable paseo mientras nos acompaña.

10 ventajas de los carros para perros

Básicamente, con una misma estructura los modelos de carros para perros son distintos. Los hay en material galvanizado, otros con estructuras metálicas, si son para viajes largos o trayectos en bicicleta junto a su dueño. Si se busca una especie de sillas de ruedas para perros, también se conseguirá el modelo ideal.

Silla de ruedas para perros

Estos carros para perros con alguna discapacidad les permiten no solo sentirse útiles, sino incrementar su calidad de vida incluso en la enfermedad.

Carros para perros

Lo ideal es que estas sillas para perros sean ajustables, indistintamente del material con el que estén elaboradas. Se pueden fabricar en casa o comprarlas en tiendas físicas o en línea. Los materiales varían, desde tubos de PVC, aluminio o acero.

El tamaño de las ruedas dependerá del lugar por donde el perro se desplace. Si es en una urbanización, dentro de una casa donde transite por pisos y asfalto, estas podrán ser pequeñas. Tendrán que ser más grandes si se plantea la movilidad por el campo.

Otra ventaja de la silla plegable es que se puede utilizar para llevar al perro de viaje sin ocupar mucho espacio. Además, se pueden ajustar en base a los avances en el tratamiento de la mascota, en especial si son cachorros.

Carros de paseo para perros

Si el paseo para vacacionar es largo, existen sillas galvanizadas con puertas y ventanas. Estos vehículos permiten mayor seguridad en el desplazamiento por carreteras. Van fuertemente conectados al carro para evitar desprendimientos; algunos son desmontables para llevar al canino con nosotros, dentro de su propia cesta.

También son útiles estos carros a la hora de pernoctar en un hotel de carretera. Vienen equipadas con sistemas de seguridad para evitar que alguien pueda llevarse a nuestra mascota.

Tras la bicicleta o en la ciudad

Si solo queremos que nuestra mascota nos acompañe durante un paseo en bicicleta, existen varios modelos. Las ideales son las estructuras metálicas cubiertas con tela de Nylon, cierres de cremalleras y ventanas. El animal siempre estará ventilado y la tela de mosquitero lo resguardará de las molestas picaduras.

Remolque de bicicleta para perros

También hay carros para pasear en la ciudad: simulan un coche de bebé y evitan cargar a la mascota en la mano o en un bolso. Son muy prácticos y cómodos sobre todo para recorrer varias cuadras.

De elaboración manual o industrial

Si la idea es reducir los costes, fabricar el carro para perros en casa es una muy buena alternativa. Suelen utilizarse materiales como acero, que los hacen un poco más pesados, pero pueden ajustarse a las necesidades de cada perro. Armarlo puede tardar entre 15 días y un mes.

La fabricación industrial es más rápida. Solo lo vemos, pagamos y listo. Los costes se incrementan, pero las opciones también; los hay de PVC, de aluminio o de acero para perros de distintos tamaños.

La mayoría de estos modelos muy cómodos, ligeros y resistentes; algunos tienen cojines, extraíbles para una más fácil limpieza, que hacen más fácil el descanso del perro mientras pasea.

Estos modelos suelen tener capacidad para perros de hasta 40 kilogramos, reflectores a los lados, amortiguación especial y sistemas antirrobo. La mayoría cuenta con una amplia ventilación que impedirá que la mascota se sofoque. A la vez, le permite disfrutar del aire fresco y del hermoso paisaje.