6 consejos para hacer el paseo de tu perro más divertido

Virginia Duque Mirón · 13 noviembre, 2018
¿El paseo diario con tu perro se ha convertido en algo rutinario? Te damos algunos consejos para hacer el paseo de tu perro más divertido, ¡toma nota!

La rutina es algo que nos atrapa sin darnos cuenta en muchos aspectos de nuestra vida; lamentablemente, también puede afectar de manera inconsciente a nuestras mascotas. Sobre todo, en lo que tiene que ver con los paseos. Si crees que la monotonía es la protagonista de vuestras salidas juntos, mira los consejos que te damos para hacer el paseo de tu perro más divertido.

Haz el paseo de tu perro más divertido

No podemos culparte si tu mascota y tú habéis sumergido vuestros paseos en una rutina repetitiva y aburrida, pues el estrés de la vida diaria y todo lo que nos presiona hace que cuando lleguemos a casa solo queramos tumbarnos en el sofá.

Pero si lo que buscas ahora son algunos consejos para acabar con esa monotonía, sigue leyendo. Saber que nuestras mascotas se merecen lo mejor de nosotros mismos es el primer paso.

Busca naturaleza

El lenguaje de los perros: las señales de calma

Aunque vivas en la ciudad, siempre puedes encontrar un pequeño rincón en el que conectar con la naturaleza y respirar aire puro. Un parque, acercarte a la montaña o incluso al mar si no está lejos, ¡cualquier punto es bueno para amenizar el paseo de tu perro!

Estos lugares son geniales para que tu mascota pueda correr y ejercitarse. Su estado de salud se verá notablemente beneficiado, tanto a nivel físico como psicológico.

Juega con él

Aunque no haya ningún lugar demasiado natural, prueba a buscar un rincón en el que haya el suficiente espacio como para que podáis jugar juntos a cosas como lanzar la pelota u objetos similares.

También puede ser una zona de césped en la que tu mascota tenga que ir sorteando obstáculos para llegar hasta su comida. Por supuesto, al final del recorrido se encontrará con su merecido premio.

Alarga los paseos

Una de las cosas más rutinarias que solemos hacer con nuestros perros es darles paseos excesivamente cortos. Recuerda que tu mascota no solo necesita salir a hacer sus deposiciones, sino también a ejercitarse, respirar aire puro, pasar tiempo contigo, correr y jugar.

Por tanto, los paseos que le des deben ser lo suficientemente largos como para que tenga tiempo de todo eso. No caigas en el error de dar ‘las sobras’ de tu tiempo a tu perro.

Llévalo con otros perros

Perros con abrigo.

La socialización es uno de los puntos más importantes en el desarrollo y la vida de un perro. Por tanto, intenta que durante sus paseos relacionarse con otros congéneres sea parte de ellos.

Descubre qué lugares frecuentan otros perros y acostúmbrate a ir allí siempre que puedas: le encantará jugar con ellos. Esto hará que sea un perro equilibrado y feliz.

Escoge la hora

No escojas momentos de mucho calor o de mucho frío, así como tampoco horas en las que no podáis encontrar otros perros cuando pasees con tuyo. Si quieres hacer el paseo de tu perro más divertido, id juntos con un clima agradable a buscar amigos para él. ¡Ya verás como disfruta de lo lindo!

Educa a tu perro

Si desde que es cachorro le enseñas ciertas órdenes básicas, como saber quedarse quieto cuando se le digas, ir a buscar y traer algo o sentarse, lo más seguro es que ambos disfrutéis mucho más de estos ratos fuera de casa.

Aunque los paseos forman parte de una rutina que puede convertirse en aburrida, si sigues estos consejos, verás que pronto los dos le cogeréis gusto a estos ratos. Recuerda que dentro de las responsabilidades de tener una mascota está darle lo necesario para mantener su salud mental y emocional, y hacer que los paseos sean agradables forma parte de ello.

Además, si ambos disfrutáis más de vuestros paseos juntos, se creará un vínculo entre ambos que existirá para siempre.