Berrendo o antílope americano: características, hábitat y alimentación

13 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
El berrendo no es un antílope, pero se parece mucho a sus parientes africanos y euroasiáticos. Por desgracia, su subespecie está en grave peligro de desaparición.

El berrendo (Antilocapra americana) es una especie de mamífero artiodáctilo endémico de América del Norte. Estos animales habitan en planicies sin árboles, praderas secas y chaparrales desde Canadá hasta México, además de Baja California y Arizona. Este mamífero tan bello como grácil también cuenta con una subespecie endémica del desierto de Sonora (México).

Los berrendos viven aproximadamente 16 años y realizan movimientos regionales muy marcados, dependiendo de las condiciones climáticas ambientales. Si quieres conocer más sobre este animal tan bello como enigmático, sigue leyendo.

Taxonomía y filogenia del berrendo

El berrendo (Antilocapra americana) es un mamífero que se encuentra dentro del orden de los artiodáctilos, es decir, aquellos animales que presentan un par de dedos en cada pata. En general, los artiodáctilos apoyan sus dígitos 3 y 4, mientras que el resto se encuentran atrofiados.

Dentro de Artiodactyla encontramos especies abanderadas, como los cerdos, vacas, cabras y ovejas. También se encuentra aquí la subfamilia Antilopinae, que hace referencia a los antílopes típicos, como las gacelas y las saigas. Como curiosidad, cabe destacar que en este grupo se engloban también a todos los cetáceos.

A pesar de su nombre científico, es necesario recalcar que el berrendo no es un antílope. Pertenece a la subfamilia Antilocaprinae, mientras que sus compañeros veloces de 4 patas son Antilopinae. Es el único representante viviente de su grupo, aunque por la época del Pleistoceno existían muchas especies más.

La subespecie de berrendo

Si hablamos de taxonomía, no podemos dejar atrás a la única subespecie de berrendo conocida, Antilocapra americana sonoriensis. Mientras que la especie general no se encuentra amenazada, esta se halla en peligro claro de extinción, ya que se estima que existen menos de 200 ejemplares reproductivos dentro del rango de distribución.

Esta especie es endémica del desierto de Sonora, México. Por desgracia, gran parte de su hábitat se encuentra ocupado por la BMRG, una entidad gubernamental en activo que pone en práctica sus técnicas de bombardeo en la zona. Por este y otros muchos motivos, la conservación de esta subespecie de berrendo es un tema muy delicado.

El antílope es uno de los mamíferos más veloces del mundo.

Descripción física y costumbres

Los berrendos son ungulados pequeños con un cuerpo en forma de barril. Las hembras presentan una distancia de 86 centímetros entre los hombros y el suelo, mientras que los machos son un poco más grandes, con unos 87,5 centímetros. De largo, su talla media aproximada es de metro y medio y los últimos 10 centímetros corresponden a una cola pequeña.

Su pelaje es denso y muy grueso, de un color café en la parte dorsal y blanquecino en la barriga y cuello. El tono blanco también se presenta alrededor del morro y las orejas, otorgándole al animal una suerte de «antifaz» en la cara. Las poblaciones del sur son más claras en color que las del norte, rasgo que ayuda a diferenciarlas de forma sencilla.

Este animal es estrictamente herbívoro y prefiere forrajear en zonas abiertas entre unos 900 y 1800 metros sobre el nivel del mar. Además, el berrendo se alimenta de vegetales que son potencialmente tóxicos para las especies ganaderas, así que no compite con ellas en lo que a la dieta se refiere.

Las forbias son sus vegetales favoritos, pues componen hasta el 62 % de su dieta.

Otras curiosidades sobre el berrendo

El berrendo es el mamífero más veloz de todo el hemisferio occidental de la Tierra. Su rapidez depende del momento de la carrera en el que se mida, pero se han detectado valores tan altos como 88,5 kilómetros por hora en un sprint de 800 metros de distancia. Con estas cifras, se convierte en uno de los animales más rápidos de todo el mundo.

Además de esto, cabe destacar que el sistema reproductor de los berrendos es de tipo poliginia, es decir, los machos se reproducen con más de una hembra. Estos defienden su territorio en el que entran las hembras o, en su defecto, dominan un harén. En su rango sureste, la especie comienza la etapa reproductiva en julio y esta cesa a mediados de septiembre.

El periodo de gestación de las hembras fecundadas es de 252 días y se trata de un fenómeno sincrónico, ya que todas ellas paren con unos pocos días de diferencia. Los partos suceden en primavera y, curiosamente, las hembras primerizas tienen una sola cría, mientras que las que ya se han quedado embarazadas con anterioridad paren mellizos.

Los machos de berrendo son muy territoriales durante la época de apareamiento. Los dominantes controlan harenes enteros de hembras.

Un berrendo.

Un animal tan bello como misterioso

El berrendo es un claro ejemplo de evolución paralela, pues ocupa el mismo nicho ecológico de los antílopes, típicos de regiones africanas y euroasiáticas. A pesar de haber divergido hace miles de años de estos mamíferos, los berrendos y los antílopes al uso tienen muchas características comunes.

Además, cabe destacar que esta especie es el símbolo de la American Society of Mammalogists (ASM), debido a su importancia ecológica y fama en Estados Unidos. A pesar de que las poblaciones normales gocen de buena salud, debemos recordar que la subespecie Antilocapra americana sonoriensis está en grave peligro a día de hoy.

  • Gavin, S. D., & Komers, P. E. (2006). Do pronghorn (Antilocapra americana) perceive roads as a predation risk?. Canadian journal of Zoology, 84(12), 1775-1780.
  • O'gara, B. W. (1969). Unique aspects of reproduction in the female pronghorn (Antilocapra americana Ord). American Journal of Anatomy, 125(2), 217-231.
  • O’Gara, B. W. (1990). The pronghorn (Antilocapra americana). In Horns, pronghorns, and antlers (pp. 231-264). Springer, New York, NY.