Tipos de dinosaurios herbívoros

Yamila · 28 diciembre, 2018
A pesar de su enorme tamaño y de sus grandes fauces, existían dinosaurios herbívoros, que se alimentaban de flores y plantas

Cuando pensamos en estos animales gigantescos que se han extinguido hace millones de años nos los imaginamos alimentándose de presas vivas. Sin embargo, muchos de ellos eran dinosaurios herbívoros. ¿Te gustaría saber más cosas sobre ellos? ¡Entonces sigue leyendo este artículo!

¿Había dinosaurios herbívoros?

Estos animales dejaron de existir hace mucho tiempo, pero nos siguen asombrando y llamando la atención. Y, si bien podemos pensar que los ‘dinos’ eran todos carnívoros y peligrosos, lo cierto es que muchos de ellos se alimentaban a base de plantas y flores.

Así es, los dinosaurios herbívoros incluso eran mucho más grandes en tamaño que los que comían carne. La mayoría de ellos contaban con largos cuellos –como los de las jirafas– para poder alcanzar las ramas más altas de los árboles y conseguir así su alimento.

Las hojas y plantas que formaban parte de su dieta eran de difícil digestión. Por eso, era habitual que se pasaran todo el día masticando o ingiriendo comida. Algunos no contaban con dientes, sino que arrancaban la vegetación con una especie de ‘pico’.

Un dato muy curioso es que en la época de los dinosaurios no existía el césped como lo conocemos hoy, sino que todas las plantas y árboles eran de ‘altura’. Las especies vegetales que comían eran pinos, helechos o colas de caballo.

¿Qué tipos de dinosaurios herbívoros existían?

Ahora que ya sabes que los dinosaurios herbívoros existían en nuestro planeta hace millones de años, es momento de hablar de diferentes tipos o especies. Entre todas ellas destacamos:

1. Diplodocus

Vivió a finales del período Jurásico –hace 150 millones de años– en lo que hoy es Norteamérica. Los primeros fósiles de Diplodocus –foto que abre este artículo– fueron descubiertos en 1877 y su nombre deriva del griego ‘diplóos’, que quiere decir ‘doble’, y ‘dokos’, que significa ‘viga’ en alusión a los huevos de la parte inferior de la cola.

Estos dinosaurios son de los más famosos que conocemos hoy en día, gracias también a las películas y museos: cuello y cola largos, patas robustas y enorme tamaño. Podía medir más de 25 metros y, por supuesto, alcanzar las hojas más altas de los árboles.

2. Brachiosaurus

Este es otro de los dinosaurios herbívoros de cuello largo –al parecer no demasiado flexible– que vivió en Norteamérica en el Jurásico Superior. Su cabeza era pequeña en relación a su cuerpo y su espalda estaba inclinada hacia adelante, precisamente hacia la zona caudal.

Dinosaurios herbívoros: Brachiosaurus

El Brachiosaurus o braquisauro era un folívoro que se alimentaba del follaje de las copas de los árboles de casi 10 metros de altura, principalmente coníferas. Pero también complementaba su dieta con plantas más ‘bajas’, como por ejemplo gingkos y helechos arborescentes.

3. Cetiosaurus

El ‘reptil ballena’ es otro de los dinosaurios herbívoros del Jurásico, pero en este caso era habitante de las actuales África y Europa hace 180 millones de años. Medía unos 18 metros de alto y su cuello era del mismo largo que el cuerpo. La cola estaba compuesta por 40 vértebras y sus patas medían 1,5 metros.

Dinosaurios herbívoros: Cetiosaurus

4. Brontosaurus

El ‘lagarto trueno’ vivió en Norteamérica hace 155 millones de años y estaba dotado de un largo cuello –que le permitía alimentarse sin problemas– y una cola terminada en punta, como si fuese un látigo. El ejemplar más grande hallado hasta el momento medía 22 metros.

Dinosaurios herbívoros: Brontosaurus

5. Stegosaurus

No todos los dinosaurios herbívoros eran grandes y con cuellos largos, pues también hay otras especies más pequeñas con características especiales. En el caso del Stegosaurus podemos destacar su espalda y cola con placas y espinas, ambas usadas como defensa.

Dinosaurios herbívoros: Stegosaurus

Este dinosaurio podía, a su vez, triturar el material vegetal con sus pequeños pero fuertes dientes. Se cree que consumía frutos, piñas, cicas, musgos, helechos y colas de caballo.

6. Tricerátops

El último de los dinosaurios herbívoros de esta lista es de los más famosos del mundo debido a su cara con tres cuernos y una especie de ‘caparazón’ detrás de la cabeza. Similar a los rinocerontes actuales, el tricerátops se alimentaba de plantas de crecimiento bajo. Sus mandíbulas le permitían arrancar los vegetales, que ingerían enteros.

Dinosaurios herbívoros: tricerátops

Por supuesto, hay muchos más dinosaurios herbívoros que podemos indicar: Parasaurolophus, Galliminus, anquilosaurio, Patagotitan y Ankylosaurus, todos con características similares en cuanto a fisonomía y mandíbula se refiere.

Taylor, M. P., & Naish, D. (2005). The phylogenetic taxonomy of Diplodocoidea (Dinosauria: Sauropoda). PaleoBios.