Agresividad en los conejos, ¿por qué y cómo solventarla?

Pese a que son de carácter cariñoso, estas mascotas tienen un instinto territorial fuerte, así que hay que darles su espacio; existen remedios para solventar esta actitud, que puede ser consecuencia de malos tratos

Los conejos se empezaron a tener como mascota no hace muchos años atrás y, por ello, puede haber una serie de comportamientos que no entendamos. Pues bien, la agresividad en los conejos es una de ellas. Hoy vamos a hablarte de cuáles son las causas de esta y qué puedes hacer para ayudar a tu conejo.

¿Los conejos son agresivos?

Si estabas pensando en adoptar un conejo y has escuchado hablar sobre la agresividad en estos, es posible que quieras echarte atrás. No obstante, puedes estar tranquilo, pues los conejos no son agresivos por norma general. Al contrario, son animales muy cariñosos y muy aptos como mascotas.

Además de su tierno carácter, son fácilmente adiestrables y bastante limpios, pues tienen costumbre, como los gatos, de asear varias de las zonas de su cuerpo. Solo necesitarán que limpies su jaula cada día y que les des muchos mimos, lo que parece incluso más sencillo que tener un perro un felino.

Por qué puede aparecer la agresividad en los conejos

Entonces, si los conejos tienen un carácter amigable y tierno, ¿qué causa la temida agresividad en ellos? Una de las causas principales de esto es el comportamiento territorial.

Conejo europeo en Australia: especie invasora

Los conejos son animales territoriales como sucede en el caso de perros y gatos. Por eso, cuando tratamos de invadir lo que ellos consideran su territorio, las conductas agresivas pueden surgir. Entonces, mientras el conejo esté en su jaula debemos respetar su espacio y no querer forzarlo a salir ni tocaremos sus cosas como su comedero o su agua.

Las mejores jaulas para conejos y evitar que esto ocurra, son aquellas que tienen una puerta delantera que se puede abrir y permitir que el conejo salga solo cuando él lo desee. Si intentas meter tu mano en su territorio, es decir, su jaula, lo más probable es que intente atacarte. A ti o a otra persona que lo intente.

Más causas de la agresividad en los conejos

Además de la antes mencionada, hay otras causas principales por las que puede aparecer la agresividad en los conejos. Estas son:

  • Poco contacto con humanos. Todo animal que se adopte como mascota debe ser socializado para que en el futuro tenga un buen comportamiento con otras mascotas y también con las personas. Si un conejo, desde que es pequeño no ha tenido un proceso de socialización, es muy probable que se torne agresivo.
  • Malos tratos. Si tu conejo viene de una protectora de animales o de una perrera, es posible que estuviera allí por haber sido abandonado o víctima de malos tratos. Esto podría haber creado una desconfianza hacia los humanos y haría que el animal fuera agresivo.
  • Comportamiento sexual. Un deseo sexual no satisfecho puede poner nervioso a tu conejo y despertar su agresividad.
Cuándo vacunar conejos

¿Qué hacer si tu conejo es agresivo?

Una vez que ya hemos identificado las causas, debes saber qué puedes hacer tú para que tu conejo se sienta menos agresivo. Estas son algunas de las cosas que te competen:

  • Analiza su espacio. Un conejo, como cualquier otra mascota necesita su espacio, como ya hemos dicho anteriormente: precisan de un lugar que consideren su territorio. Este debe estar en condiciones óptimas, tanto de espacio, como de lugar y temperatura. Asegúrate de que tu conejo se siente a gusto en el lugar en el que está, y que tiene todo lo que necesita para sentirse como en casa.
  • Cástralo. Uno de los principales motivos de la agresividad son los deseos sexuales, por lo que si castras a tu conejo es muy probable que el problema termine.
  • Trátalo con cariño. Si la agresividad ha nacido fruto de malos tratos, solo hay un antídoto: el amor. Habla con cariño a tu nueva mascota, acarícialo, trátalo con amor y verás cómo poco a poco te ganas su confianza.
  • Dale su espacio. Ya sabemos que te encantaría achuchar a tu conejo todo el día, pero, como has visto, no le gusta sentirse invadido, por lo que lo mejor es que le des su espacio y que permitas que sea él quien se acerque a ti cuando esté preparado.

Si crees que tu conejo es agresivo, analiza las causas e intenta poner de tu parte para ayudarlo con los consejos que te hemos dado. Si no funcionan, ve al veterinario para que determine otras causas, que quizás podrían ser más graves.

Te puede gustar