A mi conejo le fallan las patas de atrás: ¿a qué se debe?

Cuando a un conejo le fallan las patas de atrás, es momento de ir al veterinario y hacer todo lo posible por él. Esto puede ser síntoma de diversas enfermedades, como las úlceras tarsales o la pododermatitis.
A mi conejo le fallan las patas de atrás: ¿a qué se debe?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 26 octubre, 2021.

Última actualización: 26 octubre, 2021

Los lagomorfos son animales cuya locomoción es, nunca mejor dicho, vital para su supervivencia. Por eso, cuando a un conejo le fallan las patas de atrás puede pasarlo muy mal, tanto por la dolencia que le afecta como por el estrés generado a largo plazo por esta situación.

Que a tu conejo le fallen las patas de atrás es un problema en todos los casos. Aquí te contamos cómo debes actuar ante una situación tan compleja, pues el cuadro podría ser de vida o muerte para el animal. No dejes de leer.

¿Cómo es la locomoción de los conejos?

Los 2 pares de patas del conejo tienen diferentes funciones. Mientras que las traseras son muy grandes y están adaptadas para dar grandes saltos, las anteriores son más pequeñas y permiten dar estabilidad a los bruscos cambios de dirección en la carrera zigzagueante del animal.

La particular anatomía de las patas posteriores de estos mamíferos es su mejor adaptación: el ángulo del fémur y la tibia, junto con la solidez del tarso y la longitud de los metatarsos, hace que la potencia de pisada sea enorme y explosiva. De esta forma, el conejo es capaz de echar a correr de forma súbita a la menor señal de peligro.

Las patas traseras del conejo no solo sirven para correr. Los medios de desplazamiento más comunes en este animal son los siguientes:

  • Caminar: el lagomorfo se apoya en sus extremidades delanteras para ir dando pequeños saltos.
  • Carrera rápida: un conejo tiene la capacidad de alcanzar los 40 kilómetros por hora en línea recta, aunque normalmente corre haciendo un zigzag para despistar a su perseguidor.
  • Incorporarse: para otear sus alrededores, el conejo se alza sobre sus patas traseras.
  • Saltos y carreras de alegría: cuando uno de estos pequeños mamíferos juega o está alegre, podrás ver carreras y saltos en los que sacude las patas traseras en el aire.
Las bolas de pelo en el estómago de tu conejo pueden ser muy nocvas.

¿Por qué a tu conejo le fallan las patas traseras?

Como ves, estos animales son muy dependientes de las extremidades posteriores para hacer su vida normal. Por eso, cuando veas que a  tu conejo le fallan las patas de atrás, llévalo inmediatamente al veterinario. A continuación tienes las enfermedades más comunes que pueden causar esta condición.

Úlceras tarsales y pododermatitis

Los conejos, a diferencia de perros y gatos, no tienen almohadillas en las patas. Por eso son más propensos a la pododermatitis y las úlceras, ya que su piel está más expuesta a la presión que ejerce la pata sobre el suelo.

Estas lesiones se reconocen con facilidad, pues es posible ver una zona alopécica en la planta del tarso, así como la piel enrojecida e inflamada. Si esa pododermatitis evoluciona y se crea una herida abierta, entonces se habla de úlceras.

Una úlcera abierta da paso a las infecciones oportunistas, que a su vez pueden llegar hasta el hueso de no tratarse a tiempo. Por eso, en cuanto detectes cualquier zona afectada en las patas de tu conejo, no tardes en ir al veterinario.

Encefalitozoonosis

Esta es una enfermedad causada por un parásito intracelular llamado Encephalitozoon cuniculi, el cual se aloja principalmente en el tejido cerebral y en los riñones del animal. Se transmite por vía horizontal, en específico a través de la ingestión de orina contaminada con la espora del parásito.

También puede transmitirse por vía vertical, es decir, de madres a fetos.

El síntoma más llamativo de la encefalitozoonosis es que el conejo mantiene la cabeza ladeada (tortícolis). Esto, aunque el animal se recupere de la enfermedad, puede persistir durante el resto de su vida. Otros signos clínicos típicos son los siguientes:

  • Descoordinación y desequilibrio.
  • Movimientos circulares.
  • Paresia o parálisis.
  • Temblores.
  • Convulsiones.
  • Nistagmo: movimientos involuntarios de los ojos.
  • Sordera causada por otitis infecciosa.
  • Incontinencia.
  • Muerte súbita.
  • Síntomas oculares y renales cuando el parásito llega a estos órganos.

Daño medular

Las patas traseras de un conejo son muy potentes, pero por desgracia su columna vertebral es delicada. Por eso, un movimiento brusco y en mala posición puede ocasionar que el lagomorfo se fracture su propia columna.

El manejo de estos animales es delicado, ya que una mala sujeción o un intento súbito de escape pueden causar daños medulares.

Cuando el conejo tiene daños en la médula espinal, el síntoma más común es la parálisis de las patas traseras, que hace que arrastre una de las extremidades o ambas. Como podrás imaginar, acudir al veterinario de inmediato es imperativo, pues esta condición le produce un dolor insoportable al animal.

El pronóstico es reservado para cada caso, pues se puede tratar de adaptar al conejo a una vida de movilidad limitada. Si conserva la capacidad de controlar los esfínteres y algo de sensibilidad, se le puede proporcionar una silla de ruedas para darle calidad de vida.

Fracturas

Las fracturas óseas, al igual que las lesiones medulares, tienen su causa en la mezcla de fragilidad y potencia que caracteriza al sistema musculoesquelético de los conejos. Además, estos animales gustan de subirse a lugares elevados para otear mejor su entorno, lo que puede acabar en una mala caída.

El tratamiento y el pronóstico dependerán del tipo y el lugar de la fractura. No es lo mismo entablillar una pata que tratar una fractura en una vértebra. En cualquier caso, podrás ver claramente que a tu conejo le fallan las patas de atrás y tiene signos de dolor muy claros, así que podrás llevarlo al veterinario casi de inmediato.

Displasia de cadera

La displasia de cadera o luxación coxofemoral es común en conejos de raza pura (por el cruce selectivo que busca la estética por encima de la salud) y animales mayores. En esta enfermedad, el fémur se desplaza de su anclaje a la cadera (el acetábulo), causando estrés, rozamientos e inflamación articular.

Podrás ver que tu conejo tiene una de las patas en una posición diferente a la otra, más abierta o más cerrada. También observarás dificultades de locomoción, signos de dolor y que el animal se abre de patas cuando la superficie es antiadherente.

¿Qué es la miasis en conejos?

Los conejos son animales que en ocasiones se adaptan mal a la cautividad. Por eso, una buena dieta, el ejercicio y las revisiones diarias son la clave para garantizar que tu animal se mantiene todo lo sano que podría estar en libertad.

Te podría interesar...
12 síntomas de que un conejo está enfermo
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
12 síntomas de que un conejo está enfermo

Los pequeños mamíferos son difíciles de descifrar. Los síntomas de que un conejo está enfermo pueden pasar desapercibidos.



  • Viana, D., Selva, L., & Corpa, M. (2016). Encefalitozoonosis en conejos. Boletín de cunicultura lagomorpha, (182), 32-35.
  • Villamayor, P. R., Echevarría, M. L., & Grau, A. N. (2017). Estrés en conejos domesticos. Una revision. Revista Complutense de Ciencias Veterinarias11(Especial), 265.
  • Pérez-Arévalo, M. L., Morón-Fuenmayor, O., Gallardo, N., Vila, V., Arzalluz-Fischer, A. M., & Pietrosemoli, S. (2009). Caracterización anatómica y física de los músculos del conejo. Revista Científica19(2), 134-138.