8 curiosidades del guacamayo jacinto

14 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
El guacamayo jacinto es un ave de gran tamaño e inusitada inteligencia. Múltiples rasgos especiales lo caracterizan como especie.

Las psitácidas son las aves más coloridas y habladoras del reino animal. Los guacamayos son uno de los géneros de mayor tamaño y entre sus ejemplares más curiosos encontramos al guacamayo jacinto.

Por desgracia, estas aves son muy codiciadas en el mercado negro y muchos guacamayos acaban siendo víctimas del tráfico ilegal de animales. La captura furtiva ha llevado a catalogar a la especie como amenazada según la Unión Internacional para la conservación de la Naturaleza (IUCN) y comparte este estado junto a otras muchas especies de loros.

El guacamayo jacinto y sus particularidades

El guacamayo jacinto (Anodorhynchus hyacinthinus) habita en las selvas de Brasil, Bolivia y el norte de Paraguay. Se trata de un loro de gran tamaño, ya que puede llegar a pesar casi 2 kilogramos en la edad adulta.

El guacamayo jacinto es de color cobalto, un azul intenso, similar al añil, mientras que la parte inferior de  las alas y la cola son grisáceas. Su pico es grande y fuerte, de color negro con una franja amarillo brillante en la base. Este fascinante ave también presenta un anillo ocular del mismo color.

Los juveniles tienen la cola más corta y la piel facial desnuda, de un color amarillo pálido. Los adultos mayores tienen patas blancas o gris claro. Por último, cabe destacar que la especie no presenta dimorfismo sexual. A continuación, te mostramos 8 datos realmente interesantes sobre este bello animal.

Un guacamayo jacinto adulto.

1. Es el guacamayo de mayor tamaño

Con unos 100 centímetros de longitud y casi 140 centímetros de envergadura, este animal es considerado el guacamayo más grande de todos. Cada una de sus alas puede llegar a medir 42 centímetros si es extendida, una cifra para nada desdeñable.

2. Este animal vive en parejas, familias o grandes grupos

Los guacamayos jacintos son animales altamente sociales, pues forman vínculos y aprenden dentro del grupo. Las psitácidas suelen ser aves gregarias y suelen vivir en grupos numerosos, basados en interacciones complejas.

3. ¿Pueden los guacamayos jacintos utilizar herramientas?

En cautividad se ha observado cómo varios ejemplares de guacamayo jacinto eran capaces de manipular herramientas —palos finos de madera— para abrir nueces y comerse su contenido. Aun así, no está muy claro si este comportamiento es innato o fruto del aprendizaje social.

4. Es una especie vulnerable según IUCN

El guacamayo jacinto es una especie amenazada que se encuentra en la categoría de vulnerable según la Lista Roja de la IUCN. El número actual de ejemplares adultos es de 4300 y sus poblaciones están decreciendo.

La principal amenaza para la conservación de la especie es el comercio ilegal masivo que sufre. Aunque las cifras se han reducido desde los años ochenta —cuando se capturaron al menos 10 000 aves del medio silvestre—, la caza furtiva aún continua.

Para las aves residentes en el Amazonas, la pérdida de hábitat para ganadería y energía hidroeléctrica también supone un riesgo importante. En otras regiones también está seriamente amenazado su hábitat.

5. Parecido razonable con el guacamayo añil

El guacamayo de Lear o guacamayo añil (Anodorhynchus leari) es un guacamayo muy parecido al jacinto, aunque este es mucho más grande. Su hábitat se reduce al norte de Brasil y también está amenazado. Actualmente se estiman unos 250-999 individuos adultos en libertad según la IUCN.

6. ¿Estos animales comen arcilla?

Este comportamiento, por raro que parezca, es propio de muchos grupos de guacamayos. No es raro ver a estas aves desplazándose a los yacimientos de arcilla y picotear la tierra. Se han propuesto dos teorías que intentan explicar esta tendencia:

  • Es un tratamiento desintoxicante natural. Cuando la comida es limitada y las plantas más seguras escasean, la arcilla podría ayudar a las aves a comer las plantas más tóxicas que quedan. De hecho, algunos experimentos de laboratorio han demostrado que la arcilla podría unirse a las toxinas, manteniéndolas fuera del torrente sanguíneo.
  • Aporta minerales de los que, normalmente, no son comunes en la dieta vegetal de los loros.  En los bosques tropicales húmedos el sodio, crítico para la función nerviosa y la contracción muscular, se elimina rápidamente del ecosistema, excepto cuando se almacena en arcilla dura.

Los suelos de arcilla del Amazonas contienen niveles de sodio 40 veces mayores que los alimentos vegetales.

7. Anidan en agujeros

Los guacamayos jacintos suelen anidar en agujeros y árboles huecos. Normalmente, la puesta es de uno o dos huevos, aunque solo suele salir adelante uno de ellos. Los polluelos permanecen con sus padres hasta los tres meses.

8. Sus alimentos favoritos los encuentran en las palmeras

Estas aves se alimentan de semillas, frutas como el mango, frutos secos, bayas, flores, brotes y hojas, aunque tienen preferencia por los cocos y dátiles. Eligen las zonas de palmeral para alimentarse y utilizan las selvas y bosques para dormir o descansar.

La cara de un guacamayo jacinto.

Como habrás podido leer a lo largo de estas líneas, el guacamayo jacinto es un fascinante animal con múltiples características impresionantes. Por desgracia, el comercio ilegal ha esquilmado a las poblaciones salvajes, hecho que ha llevado a la especie al borde de la extinción.

  • Borsari, A., & Ottoni, E. B. (2004). Preliminary observations of tool use in captive hyacinth macaws (Anodorhynchus hyacinthinus). Animal Cognition, 8(1), 48–52.
  • Brightsmith, D. J., Hobson, E. A., & Martinez, G. (2017). Food availability and breeding season as predictors of geophagy in Amazonian parrots. Ibis, 160(1), 112–129.
  • BirdLife International. 2016. Anodorhynchus hyacinthinusThe IUCN Red List of Threatened Species 2016: e.T22685516A93077457