Dimorfismo sexual: cinco ejemplos impresionantes

El dimorfismo sexual refiere a la diferencias entre machos y hembras de una misma especie animal. Aunque estas diferencias pueden ser sutiles, algunas especies muestran dramáticos cambios morfológicos.
Dimorfismo sexual: cinco ejemplos impresionantes
Luz Eduviges Thomas-Romero

Escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero.

Última actualización: 02 agosto, 2022

El dimorfismo sexual es el proceso por el cual machos y hembras de la misma especie a veces pueden verse radicalmente diferentes. Generalmente, esta diferenciación se desencadena por el proceso de selección sexual a través del apareamiento competitivo.

La manifestación del dimorfismo sexual puede darse de muchas maneras: diferencias en tamaño, coloración, comportamiento y la presencia de características sexuales secundarias como plumas de la cola o astas.

Aunque los humanos tenemos un grado relativamente bajo de dimorfismo sexual, otras especies pueden presentar diferencias bastante extremas. Aquí veremos algunos ejemplos de especies con un alto grado de dimorfismo sexual.

¿Qué es el dimorfismo sexual?

Como ya se mencionaba, se le conoce como dimorfismo sexual a todas las diferencias físicas que tiene una misma especie entre cada sexo. Dichas características pueden llegar a ser muy evidentes, aunque en algunos casos pasan por completo desapercibidas.

El origen del dimorfismo sexual se encuentra en las hormonas sexuales. Debido a su biología, cada sexo produce un esquema diferente de hormonas, lo que genera cambios fisiológicos diversos. Por esta razón, la mayoría de las características dimórficas aparecen en la madurez sexual de la especie. Sin embargo, otros factores como la dieta, la genética y el ambiente también impactan en los cambios físicos del ejemplar.

Tipos de dimorfismo sexual

Según las características que sean afectadas, el dimorfismo sexual puede ser clasificado de distintos tipos. Entre los más comunes se encuentran los siguientes:

  • Dimegetismo sexual: uno de los sexos es más grande que otro.
  • Difauismo sexual: diferencias en el patrón o intensidad de luz emitida. Caso específico de las luciérnagas.
  • Diolpismo sexual: diferencias físicas en características de defensa. Las hembras presentan algún rasgo extra que les permite defender mejor a sus crías.
  • Ciclagismo sexual: cada sexo presenta diferentes patrones de sonidos. Ocurre tanto en aves y anfibios, los cuales usan sus vocalizaciones para el cortejo.
  • Dicromismo sexual: diferencias en el color de cada sexo. Por lo común, los machos presentan colores más llamativos para atraer a las hembras. Ocurre principalmente en aves, pero algunos reptiles y artrópodos también pueden presentarlo.

¿Qué ventajas puede brindar el dimorfismo sexual en una especie?

El dimorfismo sexual es en realidad una ventaja evolutiva que ayuda a la especie a mejorar su linaje. Por esta razón, los animales invierten una gran cantidad de energía y recursos en desarrollar sus características dimórficas. Algunas de las ventajas que brindan estas diferencias son las siguientes:

1. Influye en la selección sexual

Este concepto refiere a la preferencia de ciertos compañeros sexuales para el apareamiento. Si un individuo es elegido, aumentará su posibilidad de reproducción. Algunos rasgos tienen la función de aumentar el atractivo individual, como plumas o pieles de colores brillantes. Estos caracteres tienen un alto costo para el animal.

En este sentido, los rasgos exagerados, aunque favorecen el llamado de atención, aumentan la exposición a los depredadores. Los machos asumen este costo.

En el juego final de la evolución, a menudo es más importante reproducirse y transmitir sus genes que tener una supervivencia a largo plazo.

2. Interviene en el proceso de selección natural

Cabe señalar que la selección natural es la supervivencia de los organismos más aptos de la especie para desarrollar su papel en un nicho particular. Es posible, dado que machos y hembras a menudo tienen diferentes roles en su especie, que la selección natural actúe de manera diferente en ellos.

Por ejemplo, muchas aves hembras tienen colores apagados que les permiten mezclarse con su entorno. Cuando ellas son responsables de proteger los huevos, las que tengan colores más apagados podrán esconderse mejor de los depredadores y así sobrevivir y transmitir sus genes.

Ejemplos de dimorfismo sexual en el reino animal

Aunque algunos ejemplos son bastante obvios y evidentes, existen especies que podrían pasar desapercibidas ante la vista. La siguiente lista recopila los ejemplos más curiosos que existen de dimorfismo sexual en el reino animal.

1. Los demonios del mar: Una dramática diferencia de tamaño

En la mayoría de los casos, cuando existen diferencias de tamaño entre el macho y la hembra de una especie, el macho es el más grande. Pero, en algunas especies la relación se invierte, siendo la hembra la que muestra mayor tamaño.

Resulta muy interesante conocer el caso extremo de dimorfismo sexual inverso de las especies de peces rape de aguas profundas. En estas especies, las hembras crecen mucho más que el macho y son ellas las que poseen el señuelo característico que sirve para cazar. Este es el caso de los “Demonios del mar”, de la familia de peces Ceratiidae, famosos por su señuelo bioluminiscente.

Así, las hembras de Ceratias holboelli llegan a medir 77 centímetros, mientras los machos tienen un máximo de 14 centímetros. Pero hay más, los machos pasan gran parte de sus vidas en una relación de parasitismo.

De hecho, uno o más machos se unen (con su boca) de forma permanente a una hembra, y con el tiempo llegan a fusionar sus sistemas circulatorios con el de ella. Así, conforman una quimera genética madura. Paulatinamente, en el macho crecen grandes testículos, mientras que el resto de su cuerpo se atrofia.

Mantis religiosa: reproduccion
No solo los vertebrados muestran dimorfismo sexual: muchos artrópodos también.

2. La matriarcas de las ballenas barbadas también presenta dimorfismo sexual inverso

Es un rasgo común en las 13 especies de ballenas barbadas, que las hembras adultas sean mucho más grandes que los machos.

Esta diferencia puede deberse al rol de las hembras, que suelen emprender migraciones de larga distancia entre sus áreas de alimentación y sus áreas de reproducción tropical. Durante la migración pueden no alimentarse.

Adicionalmente, las hembras tienen el agregado estrés del embarazo y lactancia durante los periodos sin alimentación. Por ello, tener un cuerpo grande con reservas de energía es fundamental para sobrevivir.

3. El dimorfismo sexual no solamente se ve, también puede oírse

En muchas especies, desde mamíferos a anfibios, es posible apreciar vocalizaciones sexualmente dimórficas. Este es el caso de las ballenas jorobadas, donde solamente los machos cantan canciones largas y elaboradas. La función de estos cantos ha sido objeto de mucha especulación: atraer a las hembras o evitar a otros machos.

En los lugares de reproducción pueden sincronizar los cantos con el estro (celo) en las hembras. La canción de la ballena jorobada es particularmente intrigante porque las canciones cambian con el tiempo. Resulta interesante conocer que todos los miembros de una misma población de ballenas cantan canciones similares.

4. La conducta también forma parte del dimorfismo sexual

La conducta también es afectada por las hormonas, de manera que conforman una característica dimórfica para algunas especies. El ejemplo perfecto de este tipo de dimorfismo son los machos del pez beta. Este sexo suele ser más agresivo que su contraparte femenina.

Por el contrario, tanto en la mantis religiosa como en varias especies de arañas, las hembras suelen presentar un comportamiento agresivo. De hecho, esto es lo que ocasiona que se coman a sus respectivas parejas al finalizar la cópula.

5. La magnificencia del pavo real: los ojos ganan

Mientras que las hembras son marrones, grises y de color crema, el macho del pavo real es célebre por su exquisito plumaje. Su elaborada cola se refleja en el peso: Los machos pesan entre 2.7 – 6 kilogramos y tienen una envergadura de 1.4 – 1.6 metros y su longitud puede alcanzar 2 metros.

La hembra es más pequeña, con una longitud de unos 95 cm y un peso de 2,75 – 4 kilogramos.

Cuando se despliega, la cola del macho se extiende en un amplio abanico, mostrando plumas doradas, marrones, verdes y negras. Se ha demostrado que a mayor abundancia de ocelos (manchas oculares) y complejidad del patrón, mayor éxito en la conquista.

No es de extrañar que los machos asuman los costos de estas magníficas exhibiciones si ello supone un mayor éxito reproductivo.

Dimorfismo sexual del pavo real: macho y hembra.

Como hemos podido ver, los dimorfismos sexuales dependen de las especies que los muestran y las necesidades biológicas de las mismas. Una cosa es clara: a los machos les importa más dejar huella en forma de descendencia, que su bienestar personal.

Te podría interesar...
Peces extraños: la quimera de las profundidades
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Peces extraños: la quimera de las profundidades

La quimera de las profundidades es diferente a la mayoría de peces. Se dispersa por todo el mundo, entre los 100 y los 1700 metros de profundidad.