5 delfines de río

Yamila · 22 abril, 2018
Algunos de ellos se encuentran en peligro de extinción debido a las represas que se crean a lo largo de los ríos; estos tienen poblaciones de 1 000 ejemplares o menos

Cuando pensamos en un delfín quizás imaginemos a un bonito animal entre las olas del mar; sin embargo, también existen los delfines de río, que prefieren las aguas dulces y más tranquilas. Te contaremos sobre ellos en este artículo.

¿Qué delfines de río existen?

Son similares a los de mar en cuanto a contextura y tamaño, pero difieren por su color (más rosados o marrones) y por su hábitat. Presta atención a los delfines de río que existen actualmente:

1. Delfín rosado del Amazonas

Se lo conoce como boto o bufeo y es famoso por ser de color rosado. Este delfín que habita en el Amazonas –foto que abre este artículo– es el más grande de todos los de su familia de aguas dulces: puede medir más de dos metros de largo y pesar unos 185 kilos. Los machos son hasta el doble de grandes que las hembras.

Puede desplazarse por los bosques inundados sin problemas, gracias a sus aletas pectorales y dorsales bien preparadas. Se alimenta de peces, entre ellas pirañas y corvinas, así como también de cangrejos y tortugas de río. Puede mover la cabeza de diferentes maneras, ya que no presenta vértebras cervicales fusionadas como las especies oceánicas.

El color rosado que da nombre a esta especie no es siempre tan llamativo, sino que cambia de tono según la edad y el sexo: al nacer y hasta la juventud son grises oscuro, luego pasan a gris claro y finalmente a rosa. Los machos son aún más claros que las hembras.

2. Delfín del río Araguaia

Es otra de las especies de delfines de río que habita en Sudamérica, concretamente en la cuenca de los ríos Araguaia-Tocantis de Brasil. En el año 2012 fue separada del rosado, luego de realizar varias investigaciones y comparar la morfología de los cráneos: el de Araguaia presenta una cabeza más grande y menos cantidad de dientes que su pariente amazónico.

Delfín del río Araguaia

Aún no se tiene demasiada información sobre el delfín de Araguaia, cuya población se estima en unos 1 000 habitantes, por lo cual ha sido declarado en peligro de extinción. La principal amenaza es la creación de represas a lo largo del río donde vive.

3. Delfín del río Ganges

El delfín gangéico o shushuk, como lo llaman los hindúes, está presente en los ríos Ganges y Brahmaputra, así como también en sus tributarios. Su hábitat comprende tres países: India, Nepal y Bangladesh.

Delfín del río Ganges

En cuánto a su cuerpo, presenta un hocico largo y puntiagudo (como los demás delfines de río), dientes visibles aún con la boca cerrada y color castaño para poder mimetizarse con las aguas.

Una de las características más importantes de este delfín es que es ciego; carece de cristalinos en los ojos. Igualmente –y a pesar de que las aguas donde vive son muy turbias– puede detectar luces. Además, se orienta gracias a la ecolocalización.

Las hembras son más grandes que los machos, la gestación dura unos 10 meses y las crías permanecen al lado de la madre poco tiempo. Todos se alimentan de peces carpa y gato, y de camarones.

4. Delfín del río de la Plata

Se lo conoce como ‘la franciscana’ y habita en el estuario del río de la Plata y las costas del océano Atlántico, en América del Sur. Es otro de los delfines de río de pequeño tamaño (no más de 1,6 metros en machos y 1,8 metros en hembras). Su cuerpo es castaño grisáceo –como las aguas– y el vientre es más claro.

Delfín del río de la Plata

El delfín del río de la Plata vive unos 20 años, se alimenta de peces, camarones, pulpos y calamares; sus máximos depredadores –tiburones y orcas– se encuentran en mar abierto, por lo que no se aventura demasiado en aguas oceánicas.

5. Delfín del río Indo

El último de los delfines de río de esta lista habita en Pakistán y en algunas áreas de India, donde comparte hábitat con el del Ganges. También es ciego, ya que no posee cristalino, y para cazar o desplazarse emplea la ecolocalización.

Delfín del río Indo

Posee un largo hocico, su cuerpo mide unos 2,5 metros y se encuentra en peligro de extinción, ya que su población no supera los 600 ejemplares. La construcción de represas a lo largo del río Indo es la mayor causa de su rápida desaparición: los individuos quedan aislados entre sí y no siempre consiguen alimento.