5 animales con colmillos

Yamila 1 junio, 2018
Presentes incluso en especies extinguidas de la prehistoria, estos dientes alargados sirven en muchos casos para atacar y para defenderse

Los dientes pueden ser de diferentes tamaños y grosores, pero cuando son extremadamente largos y sobresalen de la boca aún cerrada, se los conoce con otro nombre: colmillos. En este artículo te contaremos sobre las especies actuales de animales con colmillos y para qué se utilizan.

¿Qué animales con colmillos existen?

Los colmillos son dientes más largos de lo habitual que se usan principalmente para atacar y defenderse. En el pasado, eran piezas ‘normales’ que luego se agrandaron para ayudar a la especie en el hábitat en el que se encontraban.

No todos los colmillos aparecen en la misma zona de la boca: los hay caninos superiores o inferiores, incisivos superiores, etc. Y tampoco se trata de algo ‘moderno’, ya que en la prehistoria existían animales con colmillos como el tigre dientes de sable y el mamut. En la actualidad podemos encontrar:

1. Elefante

Cuando pensamos en un animal con colmillos es muy probable que nos imaginemos a un elefante (foto que abre este artículo). El animal terrestre más grande del mundo posee dos incisivos prominentes que salen de la mandíbula superior y crecen en forma curva a los laterales de la trompa.

Dichos colmillos les sirven para atacar y defenderse, pero también para marcar árboles dentro de su territorio, derribar obstáculos y abrir camino. Son a su vez la principal causa de que el elefante esté en peligro de extinción: el marfil con el que están compuestos es muy apreciado en la decoración y joyería.

2. Hipopótamo

Más pequeños que los de los elefantes, pero no por ello menos fuertes o peligrosos, los colmillos del hipopótamo son sus caninos e incisivos, aunque los primeros son más grandes. Ambos les crecen durante toda la vida, por lo que los tienen de mayor tamaño a medida que cumplen años.

Hipopótamo: animales más peligrosos

Gracias a estos dientes pueden masticar mejor la materia vegetal con la que se compone su dieta, pero principalmente defenderse en el caso de ser atacados en el agua o en la tierra.

3. Morsa

Se trata de otro de los animales con colmillos más famosos, habitante de las zonas árticas,  perteneciente a la familia de los pinnípedos y que se dividide en tres supespecies: del Atlántico, del Pacífico y del mar de Láptev.

Morsa del Ártico

Ambos sexos presentan dientes protuberantes, que crecen ‘hacia abajo’ de la boca y que pueden alcanzar más de un metro de largo. En los machos pueden ser un poco mayores y comienzan a crecerles cuando alcanzan la adultez. Les permiten protegerse de sus depredadores: el oso polar y la orca.

4. Jabalí

Los colmillos de este mamífero –considerado una de las especies más dañinas del mundo– son de pequeño tamaño, en comparación con otras especies que los lucen. Sin embargo, es una de sus principales características.

Jabalí: características

El jabalí tiene una cabeza grande, ojos pequeños y dientes sobresalientes hacia arriba. Con estos –así como con sus pezuñas– puede conseguir alimento entre los árboles del bosque donde vive. En épocas de reproducción, los colmillos en los machos les sirven para luchar contra sus rivales y ‘conquistar’ a las hembras.

5. Narval

El último de los animales con colmillos de esta lista es realmente muy curioso. En primer lugar porque es el único que vive en el agua (es un cetáceo) y en segundo término porque cuenta con solo un diente alargado, el cual se desarrolla en los ejemplares machos.

Curiosidades del narval

El colmillo del narval se asemeja a un gran cuerno, sale a través del maxilar izquierdo y atraviesa la piel. Puede medir dos metros y pesar 10 kilos. Se dice que sirve para la ecolocolización, para detectar ciertas características en el océano, para atacar a otros machos y para destacar frente a un grupo de hembras antes de aparearse.

Te puede gustar