Las técnicas de defensa del reino animal más increíbles

Yamila · 9 marzo, 2018
Algunas especies emplean métodos inverosímiles para protegerse; de hecho, en ciertos casos pensaríamos que esos comportamientos son más cercanos al raciocinio humano

Algunos corren a gran velocidad, otros se esconden; están los que se mimetizan con el medio ambiente y aquellos que simulan estar muertos. Las técnicas de defensa del reino animal son realmente increíbles. ¡En este artículo te contamos sobre las más curiosas!

Las más fabulosas técnicas de defensa del reino animal

No hay dudas de que ‘la naturaleza es sabia’ y ha dotado a cada especie con una característica especial. En el caso de que no tengan la capacidad de atacar, su sentido de supervivencia les ha permitido desarrollar alguna de las tantas técnicas de defensa del reino animal que tanto nos sorprenden:

1. Zarigueya

La zarigueya -foto que abre este artículo- no es un roedor demasiado querido por las personas; quizás se deba a que es algo fea, que le gusta rondar los basureros o que desprende un aroma bastante fuerte.

Pero no podemos negar que se trata de un mamífero más que astuto: cuando se da cuenta de que hay un peligro inminente… ¡Finge estar muerto! Para ello se tira al suelo, abre la boca, saca la lengua y cierra los ojos. Se queda estático durante varios minutos en los cuales incluso bajan al mínimo los latidos del corazón y el ritmo respiratorio.

2. Pez globo

También conocido como ‘puercoespín de mar’ es un pez cuya técnica reside en expandir su cuerpo para parecer más grande de lo que es. Al sentirse amenazado, se infla como un globo y así asusta a los posibles depredadores.

El pez globo se infla para sobrevivir

¿Cómo lo logra? Básicamente expande su estómago que es muy elástico al tragar una gran cantidad de agua en cuestión de segundos. El pez globo puede multiplicar su tamaño normal y algunas subespecies incluso presentan espinas para ser todavía más temido.

Eso no es todo ya que además largan una sustancia llamada tetrodotoxina, que puede ser letal para otros peces… ¡Y hasta para los humanos!

3. Lagartija

La mayoría de las lagartijas -que habitan en América y España- tienen la capacidad de ‘romperse la cola’ cada vez que se encuentran en peligro. De esta manera, cuando por ejemplo un ave la captura detrás de sus extremidades posteriores, como si fuese arte de magia se le desprende su larga cola.

La lagartija se desprende de la cola

Lo más curioso de todo es que al poco tiempo… ¡Le crece una nueva! Y puede seguir defendiéndose de los ataques de sus principales depredadores. Por supuesto esta no es la única técnica de uno de los reptiles más pequeños del mundo, ya que además se camufla con el ambiente en el que vive (selvas y bosques principalmente).

4. Anguila eléctrica

¿Quién podría animarse a atacar a un animal que ante el primer atisbo de peligro lanza descargas eléctricas de hasta 700 v? ¡Ni siquiera el ser humano es tan valiente! La anguila eléctrica es uno de los peces más peligrosos que habitan los mares debido a su técnica de defensa.

La anguila eléctrica descarga corriente

Para ello utiliza un grupo de células especiales esparcidas por todo su cuerpo -de hasta dos metros de largo- y las descargas tienen más o menos voltaje según la zona. De esta manera además de defenderse ‘adormece’ a sus presas. ¡Puede mantener la descarga durante un minuto!

5. Mofeta

Entre las diferentes técnicas de defensa del reino animal, expulsar líquidos con olores nauseabundos es bastante utilizada. La mofeta, sin embargo, es la ‘reina’ en este mecanismo. Apenas se acerca algún ser que le parece sospechoso, este mamífero que parece tan tierno libera un fluido muy apestoso desde la glándula anal.

Mofeta: peste

No solo provoca náuseas en el ser humano, sino que además en el caso de que tome contacto con los ojos puede causar ceguera temporal. ¡Incluso si no queremos hacerle daño, la mofeta actuará de esa manera!