4 tipos de tortugas domésticas

Yamila 8 marzo, 2018
Existen dos clases de estas mascotas, las que viven en agua dulce y las que habitan en la tierra; ahora bien, aunque sean especies silvestres se pueden adoptar como mascotas

Si bien en algunos países no está permitido tener quelonios como mascotas, muchas personas eligen entre los diferentes tipos de tortugas domésticas en lugar de un perro o un gato. En este artículo te contamos cuáles son las ‘aptas’ para que vivan en nuestro hogar, siempre y cuando se respeten sus necesidades.

¿Qué tipos de tortugas domésticas existen?

Como primera medida debemos diferenciar entre las tortugas de agua dulce y las de tierra. Las primeras precisan vivir en un sitio rodeado de agua (fuente, pecera, estanque, acuario) y las segundas necesitan un amplio terrario donde dormir, comer y defecar.

En ambos casos tanto la temperatura ambiente como la luz solar que reciben es fundamental, no olvides que los quelonios son reptiles de sangre fría y tienen que pasar muchas horas ‘calentándose’ así como también hibernando en invierno. Entre los tipos de tortugas domésticas encontramos:

1. Tortuga del bosque

Su nombre científico es Glyptemys insculpta -foto que abre este artículo- y es originaria de América del Norte. Se reconoce por su caparazón de color gris oscuro, patas, cabeza y vientre anarajando con manchas negras y extremidades robustas y poco palmeadas.

Los machos son más grandes que las hembras, aunque en general miden unos 23 centímetros y pesan un kilo cuando son adultas. Son omnívoras y pueden alimentarse tanto de plantas, hongos y frutos como de carroña e invertebrados. La tortuga del bosque es 100% terrestre en primavera y verano, aunque en invierno y otoño elige el agua.

2. Tortuga rusa

Entre los tipos de tortugas domésticas, la rusa es la más común y frecuente en los hogares. Tiene caparazón oscuro con manchas claras de forma redonda y aplanado, la cabeza y extremidades son de color claro y las uñas de las patas traseras están bien desarrolladas. Puede medir hasta 22 centímetros.

Tortuga rusa

En cuánto a su longevidad, la ‘tortuga de cuatro uñas’ alcanza los 40 años de vida en forma salvaje, aunque en cautiverio puede llegar a la centena de años. Su vista es excelente, puede reconocer personas, es sensible a vibraciones del suelo y cuenta con un olfato desarrollado para conseguir alimento: hierbas, flores, vegetales y hortalizas.

3. Tortuga pintada

Es común en América del Norte y vive en el agua: ríos con caudales reducidos y lechos suaves lodosos, humedales, lagos y pozos. En algunos países como España es considerada invasora.

Tortuga pintada

Su caparazón puede medir unos 25 centímetros de longitud y es llamativo por su diseño con rayas amarillas y rojas que parecen haber sido pintadas a mano. La piel es verde oliva o negra con líneas anaranjadas y amarillas. Puede vivir 25 años, necesita un estanque relativamente grande y a temperatura agradable.

4. Tortuga de orejas rojas

Otro de los tipos de tortugas domésticas que viven en el agua y que se encuentra de forma salvaje en Estados Unidos y México. También se la conoce como ‘galápago de Florida’ y es famosa por las dos franjas rojas a los costados de la cabeza, lo que les dio el mote de ‘orejas rojas’ y las convirtió en uno de los quelonios más elegidos como mascota.

Tortuga de orejas rojas

Puede alcanzar los 30 centímetros de largo y las hembras son un poco más grandes que los machos. En cualquier caso viven hasta los 40 años y si bien pasan mucho tiempo en el agua, también requieren un hábitat húmedo con contacto solar directo para aumentar su temperatura corporal.

La tortuga de orejas rojas es una excelente nadadora, le gusta acostarse al sol al mediodía y en caso de tener que compartir el territorio con otras puede tornarse algo agresiva. Hibernan en el fondo de los estanques durante el invierno.

Si decides tener una tortuga de orejas rojas como mascota, debes tener en cuenta que es muy vulnerable a las infecciones y a contagiar la Salmonella en los niños. En cuánto a su alimentación, tendrás que ofrecerle comida variada: plantas, peces, insectos, frutas y vegetales.

Te puede gustar