10 tipos de tortugas domésticas

Existen dos clases de estas mascotas, las que viven en agua dulce y las que habitan en la tierra. Ahora bien, aunque sean especies silvestres se pueden adoptar como mascotas.
10 tipos de tortugas domésticas

Escrito por Yamila

Última actualización: 10 enero, 2022

Las tortugas son reptiles caracterizados por presentar un caparazón duro que protege sus órganos internos. Pertenecen al orden Testudines, el cual contiene casi 100 géneros y 300 especies existentes a día de hoy. No todos los integrantes de este grupo se pueden albergar en un entorno doméstico, si bien algunos de ellos han demostrado su adaptabilidad en este frente a largo plazo.

Aunque en algunos países no está permitido tener ciertos quelonios como mascotas, muchas personas eligen entre los diferentes tipos de tortugas domésticas en lugar de un perro o un gato. En este artículo te contamos cuáles son las ‘aptas’ para que vivan en nuestro hogar, siempre y cuando se respeten sus necesidades.

¿Qué tipos de tortugas domésticas existen?

Como primera medida, debemos diferenciar entre las tortugas de agua dulce y las de tierra. Las primeras precisan vivir en un sitio rodeado de agua (fuente, pecera, estanque, acuario) y las segundas necesitan un amplio terrario donde dormir, comer y defecar.

En ambos casos tanto la temperatura ambiental como la luz solar que reciben es fundamental, pues no olvides que los quelonios son reptiles de sangre fría y tienen que pasar muchas horas ‘calentándose’, así como también hibernando en invierno. Entre los tipos de tortugas domésticas encontramos los siguientes.

1. Tortuga del bosque

Su nombre científico es Glyptemys insculpta y es originaria de América del Norte. Se reconoce por su caparazón de color gris oscuro y sus patas, cabeza y vientre anaranjados con manchas negras. Las extremidades son robustas y poco palmeadas.

Los machos son más grandes que las hembras, aunque en general miden unos 23 centímetros y pesan un kilo cuando son adultas. Son omnívoras y pueden alimentarse tanto de plantas, hongos y frutos como de carroña e invertebrados. La tortuga del bosque es 100 % terrestre en primavera y verano, aunque en invierno y otoño elige el agua como hábitat.

La tortuga de bosque es una de las tortugas domésticas.

2. Tortuga rusa

Entre los tipos de tortugas domésticas, la rusa (Testudo horsfieldii) es la más común y frecuente en los hogares. Tiene un caparazón oscuro con manchas claras de forma redonda y aplanada, mientras que la cabeza y las extremidades son de color claro y las uñas de las patas traseras están bien desarrolladas. Puede medir hasta 22 centímetros de longitud en su edad adulta.

En cuánto a su longevidad, la ‘tortuga de cuatro uñas’ alcanza los 40 años de vida en su forma salvaje, aunque en cautiverio puede llegar a la centena de años. Su vista es excelente, es capaz de reconocer personas, es sensible a vibraciones del suelo y cuenta con un olfato desarrollado para conseguir alimento: hierbas, flores, vegetales y hortalizas, sobre todo.

Esta especie es eminentemente herbívora.

Tortuga rusa

3. Tortuga pintada

La tortuga pintada (Chrysemys picta) es común en América del Norte y vive en el agua. En general, prolifera en ríos con caudales reducidos y lechos suaves lodosos, humedales, lagos y pozos. En algunos países como España es considerada invasora.

Su caparazón puede medir unos 25 centímetros de longitud y es llamativo por su diseño con rayas amarillas y rojas que parecen haber sido pintadas a mano (de ahí su nombre común). La piel es verde oliva o negra con líneas anaranjadas y amarillas. Puede vivir 25 años, aunque necesita un estanque relativamente grande y a temperatura agradable.

Tortuga pintada

4. Tortuga de orejas rojas

Otro de los tipos de tortugas domésticas que viven en el agua y que se encuentran de forma salvaje en Estados Unidos y México. La tortuga de orejas rojas (Trachemys scripta elegans) también se conoce como ‘galápago de Florida’ y es famosa por las dos franjas rojas a los costados de la cabeza, lo que le dio el mote de ‘orejas rojas’ y la convirtió en uno de los quelonios más elegidos como mascota.

Este reptil puede alcanzar los 30 centímetros de largo y las hembras son un poco más grandes que los machos. En cualquier caso, ambos sexos viven hasta los 40 años. Si bien pasan mucho tiempo en el agua, también requieren un hábitat húmedo con contacto solar directo para aumentar su temperatura corporal.

La tortuga de orejas rojas es una excelente nadadora, le gusta acostarse al sol al mediodía y en caso de tener que compartir el territorio con otras puede tornarse algo agresiva. En los momentos más fríos del año, estos quelonios hibernan en el fondo de los estanques.

Esta especie es considerada invasora en países como España y su tenencia está prohibida.

Tortuga de orejas rojas

5. Tortuga de caja común

La tortuga de caja común (Terrapene carolina) es una especie nativa de Estados Unidos y México. Su nombre tan curioso se debe a que presenta un plastrón (parte ventral) articulado, el cual le permite “cerrar” del todo su abertura para sacar la cabeza cuando se siente en peligro. Por ello, no deja nada de su cuerpo al descubierto en momentos límite.

El ejemplar adulto típico no suele superar los 15 centímetros de longitud y es mayoritariamente terrestre, aunque necesita contar con una fuente de agua para hidratarse y sumergirse. Por desgracia, su comercio está cada vez más regulado debido a su situación vulnerable en la naturaleza.

las tortugas de caja son animales que hibernan.

6. Tortuga mapa

Otro de los tipos de tortugas domésticas que se pueden tener en el hogar es la mapa del norte (Graptemys geographica). El rango de longitud de esta especie se encuentra entre los 10 y los 27 centímetros, aunque las hembras son bastante más grandes que los machos. La especie es nativa de Estados Unidos y Canadá. 

Estas tortugas habitan en estanques, ríos y lagos. No se recomiendan para novatos en el mundo de las mascotas exóticas, ya que tienen cierta tendencia a desarrollar infecciones en el caparazón si las condiciones del agua no son las ideales.

Una de las especies de tortuga.

7. Tortuga de escudo africana

La tortuga de escudo africana (Pelomedusa subrufa) es bastante distinta en aspecto a las ya citadas. Esto se debe a que pertenece a un suborden diferente a la mayoría de quelonios conocidos: Pleurodira. Una de las diferencias esenciales es que este ejemplar no es capaz de esconder su cuello en el caparazón, así que tiene que doblarlo en forma de “S” sobre él si quiere estar a salvo. 

Esta es una tortuga acuática pequeña que mide relativamente poco, unos 14 centímetros en su estadio adulto. De todas formas, es bastante delicada en lo que a temperatura y requerimientos del agua se refiere. Si el agua baja de 21 grados, lo más probable es que muera en poco tiempo.

Uno de los tipos de tortugas domésticas.

8. Tortuga de Cumberland

La tortuga de Cumberland (Trachemys scripta troostii) pertenece a la misma especie que la de orejas rojas, solo que es otra subespecie diferente. Es semiacuática y nativa de las zonas de Tennessee y Kentucky, en Estados Unidos. Sus requerimientos son muy similares a los de su pariente directo.

Una tortuga de cumberland toma el sol.

9. Tortuga aligátor

Este es uno de los tipos de tortugas domésticas más letales e impresionantes que existen. La aligátor (Macrochelys temminckii) es un quelonio carnívoro, completamente acuático y muy agresivo con todo lo que pase a su lado. Presenta un caparazón cubierto de espinas y unas mandíbulas muy potentes en forma de pico, lo que le otorga un aspecto casi prehistórico.

Aunque esta especie se pueda tener en un acuario dentro de casa, hay que tener en cuenta que alcanza 80 kilogramos de peso y 75 centímetros de longitud sin ningún problema. Por ello, habrá que pensar en hacerse con un tanque de unos 500 litros en cuanto el ejemplar empiece a crecer.

Uno de los tipos de tortugas domésticas.

10. Tortuga de estanque china

La tortuga de estanque china (Mauremys reevesii) es uno de los ejemplares más sociales y carismáticos de toda la lista. Se encuentra naturalmente en China, Japón y Corea y es semiacuática. Su hábitat principal son las masas de agua ligeramente estancada y poco profunda. Sus cuidados son muy similares a los de una tortuga de orejas rojas, pero es algo más pequeña y no requerirá un acuario tan grande.

Uno de los tipos de tortugas domésticas.

Si decides tener una tortuga de orejas rojas como mascota, debes tener en cuenta que es muy vulnerable a las infecciones y a contagiar la Salmonella en los niños. En cuánto a su alimentación, tendrás que ofrecerle comida variada: plantas, peces, insectos, frutas y vegetales.

Te podría interesar...
La tortuga como símbolo cultural
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
La tortuga como símbolo cultural

En este artículo te contaremos por qué se usa la tortuga como símbolo de la sabiduría, de la longevidad o de la paciencia. ¡Es más que interesante!