Una mascota curiosa: el lagarto

Francisco María García · 3 octubre, 2017

Un creciente número de personas elige el lagarto como su animal doméstico de compañía. Puede resultar extraño al principio, pero las mascotas reptiles ganan popularidad incluso en las redes sociales.

En realidad, el término lagarto denomina una enorme franja de reptiles que comparten similitudes en apariencia y estilo de vida. El ejemplar que más comúnmente se encuentra disponible en una tienda de animales es la iguana.

Las iguanas se volvieron muy populares como mascotas principalmente en países de América y Asia. Sin embargo, no suelen ser la mejor opción para los principiantes. Estos animales pueden llegar a medir 1,80m y tornarse agresivos en su fase adulta.

Ventajas y desventajas de elegir el lagarto como mascota

Perros y gatos ocupan los primeros puestos en el ranking de mascotas más queridas. Sin embargo, las opciones para quien busca la fiel compañía de un animal doméstico no tienen que limitarse entre felinos y caninos. Existen diversas mascotas más exóticas que son capaces de llenar el hogar de alegría.

Por ello, estas son las ventajas y desventajas de elegir el lagarto como mascota:

  1. Excelente relación espacio-tiempo

El lagarto requiere mucho menos espacio que gatos y perros. Caso posean una jaula de buen tamaño y acondicionada debidamente, pueden vivir saludablemente sin más necesidad de espacio.

Como suelen ser independientes, requieren poco tiempo de sus propietarios. Pero hay que tener cuidado para no abandonar el animal, principalmente si son regalados a los niños.

  1. Carácter templado

Lógicamente, los lagartos no son afectuosos de la misma forma que los perros, y suelen ser aún más independientes que los gatos. Son animales que necesitan tener su libertad respetada para ser saludables.

Sin embargo, poseen un carácter muy templado y no se muestran agresivos a no ser que se sientan amenazados. Pueden convivir pacíficamente con niños y otros animales. También son muy silenciosos y jamás generaran conflictos con el vecindario.

  1. Limpios y sin pelos

Estas mascotas son muy higiénicas y, como todos los reptiles, no poseen pelos. Y eso representa una doble ventaja. Por un lado, es mucho más fácil mantener el hogar y su jaula limpios. Además, son responsables ellos mismos por la limpieza de su cuerpo.

Por otro lado, son animales ideales para quien tiene cualquier tipo de alergia cutánea y/o respiratoria.

  1. Control natural de insectos

El lagarto es un buen cazador de insectos. Su lengua posee una morfología específica para atrapar estos animalitos. Esto quiere decir que tu mascota reptil será una gran aliada en el control natural de insectos. Ello ayudará a evitar el uso de pesticidas industriales y posibles enfermedades.

El lagarto en una rama

  1. Diversidad de especies y carácter

Las iguanas fueron el lagarto más ampliamente domesticado en el mundo. Sin embargo, existen muchas especies de lagartos que pueden adaptarse a un hogar.

Las mejores opciones para quien posee poco espacio y/o es principiante en la crianza de reptiles son:

  • Geckos leopardo: estos animalitos son una excelente opción de primera mascota reptil. Son fáciles de manipular gracias a su tamaño moderado y su dieta se basa fundamentalmente de insectos, siendo fácil alimentarlos. Necesitan poco espacio y se adaptan fácilmente a jaulas y/o terrarios.
  • Dragones barbudos: no son tan pequeños, pero tienen un carácter templado y se adaptan a ambientes artificiales con facilidad. Su dieta se basa en frutas, verduras e insectos, siendo aún más fáciles de alimentar correctamente.

Algunas desventajas

La mayoría de las desventajas están en la necesidad de acondicionamiento correcto del ambiente para el crecimiento saludable del lagarto. Cuando se retira un animal salvaje de su hábitat natural, es necesario prestar mucha atención. Además, requiere de gastos económigos para reproducir las condiciones óptimas de desarrollo de cada especie.

Como la mayoría de las especies son autóctonas de zonas cálidas, algunas inclusive son originarias de desiertos. Y suelen necesitar altas temperaturas e incidencia constante de rayos solares. Por lo cual tenerlos como mascota en zonas frías requiere muchos cuidados con la climatización del ambiente.

Otra desventaja se refiere a la dificultad de encontrar atención veterinaria especializada para reptiles. Es muy poco probable que un especialista en mascotas comunes pueda preservar correctamente la salud de tu lagarto.

También hay que tener en cuenta que los lagartos no son animales que interactúen demasiado o busquen mimos. Les gusta tener su soledad respetada y suelen ser muy tranquilos. Por lo cual pueden aburrir a las personas hiperactivas o que necesitan mayor contacto físico con su mascota.