¿Todos los animales corren el mismo riesgo de extinción?

Yamila · 22 abril, 2019
Miles de especies están consideradas en riesgo de extinción... ¿Pero todos los animales sufrirán esa desaparición algún día? Serán solo aquellos que cumplen con ciertos 'requisitos'

¿Sabías que más de 25 000 especies se encuentran en riesgo de extinción y que probablemente muchas de ellas ya no vivan en el año 2050? Esto nos hace preguntarnos si todos los animales correrán la misma ‘suerte’ y en el futuro el planeta ya no será habitado por ellos. En este artículo intentaremos responder a este interrogante.

Animales en riesgo de extinción, un problema preocupante

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), son más de 25 000 las especies animales y vegetales que se encuentran actualmente en riesgo de extinción. Y lo peor de todo es que algunas de ellas no ‘llegarán’ al 2050.

Una de las especies más amenazadas es el rinoceronte de Java, con solo 50 ejemplares en su hábitat natural –Indonesia– por la caza furtiva debido a que se cree que sus cuernos tienen poderes medicinales.

La vaquita marina es otra de las especies en mayor riesgo de extinción, con unos 60 individuos en estado salvaje. Su hábitat natural es el golfo de California en México y está amenazada por la captura accidental en las redes de pesca.

Para muchos, los saltamontes son una plaga. Sin embargo, hay una subespecie, conocida como saltamontes del Crau, que está en la lista roja de la IUCN debido a la pérdida de su hábitat, y que se localiza en Francia. Su desaparición tendría consecuencias graves en la población de aves como los cernícalos, que se alimentan de este insecto.

Riesgo de extinción del saltamontes del Crau

¿Todos los animales están en riesgo de extinción?

Si nos ponemos pesimistas, podríamos pensar que, de seguir por esta senda, en algunos años –no tantos– todos los animales desaparecerán de la faz de la tierra.

Es verdad que la cantidad de especies que se incluyen en la lista de riesgo de extinción aumenta cada año. Sin embargo, desde la entidad encargada de confeccionar este lamentable ránking, indican que el 25 % es más vulnerable a no continuar en el planeta.

Aunque las actividades realizadas por el hombre tienen mucho que ver –por no decir que somos los únicos responsables– con la extinción de los animales en la actualidad, también podemos indicar que ciertas especies son más susceptibles y que, por ello, terminarán desapareciendo. ¿Cuáles son?

1. Los que viven en una zona restringida

Por ejemplo, las especies endémicas que habitan solo en un sitio determinado, como una isla, ya que no cuentan con alternativas reales de expansión. Además, al no haber tenido contacto con otros animales más de los que siempre los han rodeado, estos animales son propensos a enfermedades que traen las especies introducidas.

2. Los que migran

No solo nos referimos a las aves, sino a todos aquellos animales que año tras año emprenden un largo viaje, para alejarse del frío, por ejemplo. Estos están en mayor riesgo de extinción porque necesitan que todos los sitios donde se asientan cumplan con ciertas condiciones.

Riesgo de extinción de aves migratorias

3. Los que necesitan mucho territorio

Se conocen como especies campeadoras y su principal ‘defecto’ es que precisan una gran cantidad de terreno para cumplir con todos sus hábitos. Estos recorren muchos kilómetros en una sola temporada, según la época del año, si van a reproducirse, para alimentarse, etc. Algunos ejemplos son los cánidos y las aves rapaces.

4. Los de gran tamaño corporal

Entre los animales en riesgo de extinción más ‘conocidos’ podemos hablar del oso polar, del elefante y del rinoceronte. En el primer caso, el calentamiento global y el deshielo del Polo son las principales causas. En los otros dos podríamos indicar la caza y la destrucción del hábitat.

Pero también debemos tener en cuenta que los animales de gran tamaño necesitan una buena cantidad de alimento cada día (o cada temporada), el cual puede escasear debido a los cambios en el ecosistema que habitan.

5. Los que no se reproducen demasiado

El primer ejemplo es el del gorila, aunque también es cierto que la caza y la falta de árboles son fatales para este. Este primate invierte muchos recursos y tiempo con su única cría, la cual depende de su madre durante varios años. En ese tiempo la hembra no queda preñada, y casi podría decirse que se dedica por completo a su hijo.

Además, las especies en mayor riesgo de extinción son las que habitan en ambientes estables, ya que si existe algún cambio o alteración no pueden continuar con su ciclo de vida (es el caso de los reptiles), y las que forman pequeños grupos, al ser más visibles para los cazadores y depredadores.

  • Baena, M. L., & Halffter, G. (2008). Extinción de especies. In Conabio. Capital natural de México.