La langosta, el saltamontes gigante

Realmente, este insecto triplica su tamaño debido a que transmuta; las plagas de estos animales son capaces de ingerir hasta 100 000 toneladas de plantas en un solo día

Hay muchas especies de saltamontes, pero se ha conocido una especie más grande que el saltamontes y a la que se denomina como langosta. Ya desde la antigüedad se conocía a este animal. De hecho, en uno de los libros antiguos más antiguo de la historia, la Biblia, se dice que este animal fue el protagonista de una de las plagas de Egipto. ¿Qué y cómo es este animal? ¡Te lo contamos!

Saltamontes versus langosta

Muchos piensan que son dos animales diferentes, pero la realidad es que la langosta es una adaptación del saltamontes. Se podría decir que este animal tiene doble personalidad. Mientras que el saltamontes es un animal inofensivo que solo quiere vivir feliz en el campo dando saltos y aleteando, la langosta es destructiva y se come y destruye toda la vegetación que encuentra a su paso.

Así que tal como Mr. Hyde, los saltamontes se transmutan en langosta cuando ya han comido suficiente y comienzan a convivir con otros congéneres. Dicen que las compañías echan a perder los hábitos útiles y, en el caso de los saltamontes, parece ser totalmente cierto.

Son solitarios y así viven, pero en algún momento de su vida se les puede presentar la oportunidad de convivir con más de su especie, y esto hace que se tornen de una manera diferente. Les cambia la personalidad y también el modo de vida. Así, se aprovechan de aquello de ‘la unión hace la fuerza’ y se convierten en un enjambre asesino que arrasa todo lo que encuentra a su paso.

Obviamente, esta mutación o transformación no sucede en el caso de todos los saltamontes, pero hay una estimación aproximada de que sucede en 10 de las 8 000 especies que existen.

Plagas de langosta

Los enjambres de langosta

Cuando las langostas se unen pueden llegar a cubrir superficies de 1 200 kilómetros en las que puede haber unos 80 millones de estos animales por cada kilómetro cuadrado. ¡Ahora se entiende un poco más lo que la Biblia relata sobre la plaga del antiguo Egipto! Fue gracias a esa historia, sin importar si es o no verdadera (cada cual tendrá su opinión), cuando se comenzó a investigar a este animal más a fondo.

Son capaces de recorrer unos 200 kilómetros diarios a unos 2 000 metros de altura y lo más impresionante es que podrían devorar un campo de cultivo enorme en un solo día. ¡Hasta 100 000 toneladas de plantas en un día! ¡Realmente son devastadoras!

Una de las plagas más conocidas de la actualidad de estos animales tuvo lugar en la isla de Madagascar, emplazamiento que vive prácticamente del cultivo y la agricultura. Pues bien, en 2012 la existencia de los enjambres de langostas llegaron a un punto extremo en el que generaron grandes pérdidas en este campo y por lo que se tuvo que tomar medidas serias.

Langosta bíblica

Se comenzó una fumigación que se estimó que llevaría al menos cuatro años, pero había falta de fondos para finalizarla, aunque al final se logró. Antes de eso, surgió otro gran brote en África, Australia y Europa Meridional.

A qué se debe y cómo surge esta transformación

Esta transformación sucede cuando las condiciones de vida se vuelven favorables, y curiosamente solo toma dos horas que un saltamontes se convierta en una langosta, la cual puede incluso triplicar el tamaño del saltamontes.

Parece ser que esta surge de la eclosión de los huevos, y es que cuando son muchas, su cuerpo les pide un cambio y pasan a cambiar el color, acortar su cuerpo, el cual luego puede crecer, y a agrandar su cerebro. Una vez hecho el cambio, desprenden feromonas que atraen a otras y comienzan a reproducirse hasta crear un enorme enjambre que ya no se separará.

Te puede gustar