Todo sobre la foca monja del Caribe

Se cree que la foca del Caribe no tenía muchos depredadores naturales, por lo que su población se mantuvo estable hasta la llegada de los europeos a América.
Todo sobre la foca monja del Caribe
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 06 octubre, 2022

Cuando se habla de las focas, lo primero que se viene a la mente son las aguas heladas, ya que habitan en regiones que se caracterizan por tener bajas temperaturas. Sin embargo, no todas las especies de fócidos que han existido se restringieron a estas zonas. Por ejemplo, la foca monja del Caribe rompía por completo esta regla, puesto que era la única capaz de vivir en regiones tropicales.

El nombre científico de esta especie era Neomonachus tropicalis. Pertenecía a la familia Phocidae, las cuales agrupan a todas las focas verdaderas. A pesar de ser un ejemplar con características únicas, en 1994 fue declarada extinta por parte de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Sigue leyendo este espacio y descubre más acerca de la foca monja del caribe.

Hábitat y distribución

Como su nombre hace referencia, esta especie particular habitaba principalmente en el mar Caribe y en varias partes del Golfo de México. No obstante, se le había avistado en numerosas islas como las Bahamas y el archipiélago de las Antillas, así como también otras zonas costeras del sur de América.

Aunque la foca monja del Caribe pasaba gran parte de su tiempo sumergida en el agua, también precisaba de las costas para usarlas como zona de descanso y sitio de apareamiento. Claro está, mientras se encontraba en tierra, era bastante susceptible a los ataques de otros depredadores, por lo que prefería estar lo más cerca posible del agua.

Foca del caribe foto antigua

Características físicas

La foca monje del Caribe mantenía la típica forma fusiforme de los fócidos, con dos extremidades delanteras parecidas a aletas y dos traseras fusionadas en forma de cola. Medía en promedio entre 2 y 2. 4 metros de largo y pesaba alrededor de 130 kilogramos.

Por otro lado, el pelaje del adulto era castaño en todo el cuerpo, a excepción del vientre, el cual mostraba un tono blanco amarillento. En contraparte, las crías nacían con un manto oscuro en todo su cuerpo que se aclaraba conforme crecía a través de la muda.

Comportamiento

Al igual que otras focas, la especie del Caribe se caracterizaba por mostrar un comportamiento dócil, apacible y bastante curioso. Por ello, era normal encontrarlos en grupos grandes que eran dirigidos por un único macho. Claro está, los machos podían demostrar ciertos comportamientos agresivos, pero solo para ganar un mayor estatus social o para defender sus derechos de apareamiento.

Alimentación

La dieta de la foca del Caribe estaba basada en el consumo de varios tipos de peces, crustáceos, algas marinas y algunos cefalópodos. Los ejemplares se mostraban más activos durante el día, por lo que aprovechaban las horas luz para cazar toda su comida.

Reproducción

Debido a su extinción, poco se sabe acerca de la historia natural de las focas del Caribe, de manera que es difícil describir su proceso de reproducción. Sin embargo, se cree que alcanzaban su madurez sexual entre los 4 y 8 años, se reproducían una vez al año, daban a luz a un único hijo y podían vivir alrededor de 20 años.

¿Por qué se extinguió la foca del Caribe?

Los pinnípedos son uno de los organismos marinos más explotados a lo largo de la historia, puesto que su grasa era utilizada como aceite para los candiles. Esta explotación duró muchos años, durante los cuales las focas experimentaron una gran reducción en su población. En consecuencia, varias de ellas se encontraron al borde de la extinción, mientras que otras desaparecieron sin dejar rastro.

En el caso específico de la foca del Caribe, la explotación de la especie fue más allá de la obtención de aceite. Con la llegada de los colonos europeos, se inició una caza masiva y constante para usar tanto su carne como su piel. Por lo tanto, esto profundizó el exterminio de la especie y logró desaparecerla en poco tiempo.

Foca del caribe foto antigua

El último registro que se tiene de la foca del Caribe fue la descripción en 1952 de una pequeña población avistada entre Jamaica y Honduras. Posterior a ello, desapareció de manera silenciosa hasta que en 1994 fue declarada extinta. A pesar de que aún existen ciertos pobladores que mencionan haber visto a esta especie en el Caribe, se cree que pudiera ser confundido con la foca capuchina.

Como te puedes dar cuenta, la historia de la foca del Caribe es triste y desoladora. Aunque era una especie con características únicas, la sobreexplotación y el consumo humano la llevaron directo a la extinción. Debido a esto, todas las incógnitas y los secretos que aún resguardaba consigo se mantendrán sin resolver, quizá por el resto de nuestra existencia.

Te podría interesar...
Diferencias entre el león marino, la foca y la morsa
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Diferencias entre el león marino, la foca y la morsa

En el mundo marino puede costar establecer diferencias entre león marino, foca y morsa, pese a pertenecer a distintas familias de pinnípedos.



  • Lowry, L. (2015). Neomonachus tropicalis. The IUCN Red List of Threatened Species 2015: e.T13655A45228171. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2015-2.RLTS.T13655A45228171.en.
  • Littnan, C., Karamanlidis, A. A., & Dendrinos, P. (2018). Monk Seals: Monachus monachus, Neomonachus schauinslandi, and N. tropicalis. In Encyclopedia of Marine Mammals (pp. 618-622). Academic Press.
  • Pérez, M. I. L., & Cardona, C. C. (2022). La extinción de la Foca Monje del Caribe (Neomonachus tropicalis). Herreriana, 3(2), 12-17.
  • Mihnovets, A. N. (2017). Historical and contemporary genetic perspectives on new world monk seals (genus neomonachus) (Doctoral dissertation, Columbia University).

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.