Focas en peligro de extinción

Algunas especies de focas están en peligro de desaparecer y el cambio climático es uno de los principales culpables. Conoce con nosotros a estos animales tan fascinantes como vulnerables.
Focas en peligro de extinción
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 25 junio, 2021.

Última actualización: 25 junio, 2021

Las focas son un grupo de mamíferos pertenecientes a la familia Phocidae, que engloba un total de 19 especies repartidas en 10 géneros diferentes. Conforman uno de los 3 taxones dentro de los linajes de mamíferos que se encuadran en la superfamilia de los pinnípedos, junto con los leones marinos (Otariidae) y las morsas (Odobenus).

Las focas se diferencian de los leones marinos en que no tienen orejas, son de un peso más reducido y pasan más tiempo dentro del agua —por lo que tienen unas extremidades anteriores menos adaptadas a caminar—. En esta oportunidad, veremos unas cuantas especies de focas en peligro de extinción y los motivos de su declive. No te lo pierdas.

Causas de la extinción de las focas

Hablar de peligro de extinción a nivel de familia no es lo más correcto, pues cada especie ha sido evaluada por sí sola en estudios poblacionales, como los que recoge la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza en sus entradas de la Lista Roja. De todas formas, se pueden recoger algunos factores que afectan a los pinnípedos en general.

Reducción del hielo terrestre

Tal y como indica el portal National Geographic Españala pérdida de hielo global ha alcanzado un nuevo récord. En las últimas 3 décadas, la Tierra ha reducido su superficie helada en 28 000 millones de toneladas, lo que supone un aumento en la tasa de pérdidas globales de un 65 %.

Como podrás imaginar, esta pérdida de agua helada se debe al calentamiento de la atmósfera y los océanos por el cambio climático. Cada uno de estos medios ha aumentado en 0,26 °C y 0,12 ºC su temperatura media durante décadas consecutivas, desde los años ochenta. El consumo desenfrenado y la falta de conciencia humana son los grandes responsables de estos eventos.

Por su parte, las focas necesitan las masas de hielo para descansar, copular y dar a luz a su descendencia. Si cada vez hay menos superficie helada en la Tierra, el nicho ecológico que cubren las focas disminuye también.

El cambio climático es el principal causante de que las focas estén en peligro de extinción.

Una foca.

Pesca

Según estudios científicos, la explotación pesquera podría jugar un papel esencial en la disminución de poblaciones de algunas especies de focas. Se estima que una foca come un 5-10 % de su peso en pescado cada vez que caza, es decir, unos 11 o 12 kilos para un ejemplar de 150 kilogramos. Estos animales requieren una ingesta calórica ingente para mantener su temperatura corporal.

Así pues, se postula que las focas podrían competir con los humanos por el alimento. Estas perderían la batalla en todos los casos, ya sea por competencia indirecta —los peces se acaban— o por la muerte directa provocada por métodos pesqueros masivos.

Caza

La caza de focas anual en Canadá es el ejemplo perfecto de la esquilmación de estas especies con fines únicamente económicos. Cada año, se matan unas 350 000 focas jóvenes en la costa de esta región, sin contar a todas las que quedan gravemente heridas o mueren en el mar. El único motivo es la demanda de pieles en algunos mercados.

De todas formas, cada vez es más difícil cazar a estos animales —por la falta de placas de hielo y ejemplares— y la actividad genera mucho menos dinero que antes. Las campañas contra la caza de focas que se han llevado a acabo en más de 35 países han hecho que los productos a base de la piel de estos mamíferos sean cada vez menos comunes.

Focas en peligro de extinción

Como hemos dicho en líneas previas, la familia Phocidae está compuesta por varias especies de focas. En la siguiente lista, exploramos la situación de algunas de ellas en lo que a conservación se refiere:

  • Foca del Caspio (Pusa caspica): esta foca se encuentra en la categoría “En Peligro (EN)” según la IUCN. Hace 100 años, su población estaba compuesta por 1,5 millones de ejemplares, de los cuales solo quedan unos 100 000. La caza, el aumento de depredadores y algunos agentes víricos están provocando su desaparición.
  • Foca capuchina (Cystophora cristata): esta especie se encuentra en peligro por la caza de subsistencia ejercida en núcleos humanos y por las prácticas pesqueras agresivas. Muchos ejemplares se encuentran ahogados en redes de pesca.
  • Foca monje del mediterráneo (Monachus monachus): otra de las especies de focas que se encuentran “En Peligro (EN)”. A día de hoy quedan menos de 700 ejemplares en todo el mundo, ya que los pescadores erradicaron los núcleos poblacionales más grandes durante el siglo XX por considerar a la especie una “peste” que dificultaba la pesca.
  • Foca monje hawaiana (Neomonachus schauinslandi): esta foca también se encuentra en peligro. Se estima que quedan unos 1400 individuos, pero su rango de distribución reducido, la pesca, la caza, la falta de variabilidad genética en la población y otras cuestiones no auguran nada bueno para esta especie.

Aunque la situación sea muy delicada para estas 4 especies, cabe destacar que no todas las focas se encuentran en peligro de extinción. Por ejemplo, la foca anillada (Pusa hispida), la foca gris (Halichoerus grypus), la foca cangrejera (Lobodon carcinophaga) y otras especies de la familia están en el grupo de “Preocupación Menor (LC)”.

4 especies de focas están en peligro de extinción, pero casi todos los demás representantes del taxón cuentan con poblaciones relativamente estables.

Hay muchas especies de focas en peligro de extinción.

¿Cómo conservar a estas especies?

Como habrás podido comprobar, la mayoría de focas que se encuentran en peligro lo están desde el siglo pasado. Las exterminaciones masivas de mamíferos se han producido sobre todo durante el siglo XX, pero está siendo muy difícil recuperar las poblaciones de muchos de ellos, pues las condiciones ambientales no son las propicias y la caza continúa, aunque sea a escala local.

La solución no es sencilla. No podemos desandar lo caminado en 10 o 20 años, pues los efectos del cambio climático nos van a acompañar hasta la extinción, a menos que cambien los modelos de producción y consumo de forma sistemática y global. Además, podríamos decir que evitar la caza de estos animales sería suficiente, pero aquellos que la llevan a cabo también necesitan comer.

Con estas líneas finales, queremos evidenciar que la desigualdad se muestra en todas las facetas posibles, desde la pobreza regional hasta los daños ecosistémicos irreversibles. Para que un ser humano deje de cazar a una especie por rédito económico, debe cesar la demanda y ofrecérsele una mejor opción para poder sobrevivir.

Te podría interesar...
Diferencias entre focas y leones marinos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Diferencias entre focas y leones marinos

Las focas y leones marinos pertenecen a la superfamilia de los pinnípedos, mamíferos marinos que pueden permanecer en la superficie terrestre.



  • Koretsky, I. A., & Ray, C. E. (2008). Phocidae of the Pliocene of eastern USA. Virginia Museum of Natural History Special Publication, 14, 81-140.
  • Le Boeuf, B. J. (1991). Pinniped mating systems on land, ice and in the water: emphasis on the Phocidae. In The behaviour of pinnipeds (pp. 45-65). Springer, Dordrecht.
  • GÜCÜ, A., Sakinan, S., & Ok, M. E. L. T. E. M. (2009). Occurrence of the critically endangered Mediterranean Monk Seal, Monachus monachus, at Olympos-Beydaglari National Park, Turkey (Mammalia: Phocidae).
  • Timm, R. M., Salazar, R. M., & Peterson, A. T. (1997). Historical distribution of the extinct tropical seal, Monachus tropicalis (Carnivora: Phocidae). Conservation Biology, 11(2), 549-551.
  • Bahn, S. Y., Choi, E. H., Jang, K. H., Kim, S. K., Ryu, S. H., & Hwang, U. W. (2009). Complete mitochondrial genome of the Korean spotted seal Phoca largha (Mammalia, Pinnipedia, Phocidae): Genetic differences between P. largha and Phoca vitulina. Mitochondrial DNA, 20(5-6), 105-106.
  • Heckmann, R., Halajian, A., Atif, E. N., & Wilmien, L. P. (2014). A Histopathology Study of Caspian Seal (Pusa caspica)(Phocidae, Mammalia) Liver Infected with Trematode, Pseudamphistomum truncatum (Rudolphi, 1819)(Opisthorchidae, Trematoda). Iranian journal of parasitology, 9(2), 266.