Características de la foca moteada

Camila O.Thomas · 26 enero, 2019
Las focas son animales increíblemente ágiles y rápidos dentro del agua, a pesar de su gran peso; conoce a esta especie que habitan en las zonas más frías del planeta

La foca moteada es una familia de mamíferos pinnípedos, que han evolucionado hasta adaptarse a un hábitat semiacuático. La foca moteada también es conocida como foca verdadera, y forma lo que se conoce como la familia Phocidae. Los fócidos se mantienen en aguas frías, desde gélidas hasta templadas, dependiendo de su especie.

Existen más de 30 especies diferentes de fócidos, algunas pequeñas como la foca del caspio y otras gigantes como la foca elefante. Algunas de las especies más conocidas son la foca gris y la foca leopardo, ambas por su comportamiento agresivo.

Además de estas 30 especies, los fósiles encontrados en diversas regiones del mundo han dado pie a la descripción de más de 50 especies de fócidos ya extintos.

Las focas pueden parecer animales perezosos, pues mientras se encuentran en tierra se mantienen echados bajo el sol. Sin embargo, la foca moteada es un animal que se mantiene siempre atento de lo que ocurre a su alrededor. Cautelosas en caso de detectar alguna amenaza, los fócidos no suelen soportar bien la presencia humana. La excepción de estos casos son aquellos fócidos que han sido criados en cautiverio.

En general, las focas son animales no migratorios y diurnos. Esto significa que se mantienen siempre en zonas de aguas frías y duermen durante la noche. Entre los hábitos más comunes de las focas, se encuentra el de formar grupos grandes para mantenerse seguras.

Sobre todo en temporadas de crianza, los fócidos suelen mantenerse juntos. Sin embargo, no mantienen una organización social estructurada o jerárquica. La foca moteada se comunica con otras focas a través de vocalizaciones y movimientos de sus aletas. A pesar de ello, los científicos no han logrado aún discernir patrones de significado estructurados.

Foca de puerto

Características de la foca moteada

Las focas son animales robustos y macizos, con una piel muy gruesa que usualmente es marrón o gris en diferentes tonos. Aunque los movimientos en tierra de la foca moteada no son los más agraciados, su agilidad en el agua es incomparable. A pesar de no ser tan rápidas como un delfín, las focas moteadas presentan mucha más flexibilidad y libertad en sus movimientos.

Los fócidos tienen una esperanza de vida de alrededor de 20 años, aunque esta edad puede variar de acuerdo con la especie. Existen algunas especies de focas que llegan a vivir 40 años.

El tamaño y el peso de las focas varían mucho de acuerdo a la especie a la que pertenecen. En general, el rango de tamaño de las focas oscila entre uno y cinco metros de longitud. Así mismo, el peso de una foca adulta se encuentra entre los 40 kilogramos de una foca del Baikal y los 3 500 kilogramos de un elefante marino.

En general, los fócidos presentan dimorfismo sexual. Esto significa que visualmente podemos determinar si una foca es macho o hembra de acuerdo a su tamaño, su color y su forma. En cualquier caso, tanto los machos como las hembras foca presentan cuerpos hidrodinámicos con cuatro extremidades convertidas en aleta.

Los fócidos, al igual que las morsas, usan sus extremidades traseras para desplazarse en el agua. Al mismo tiempo, las extremidades delanteras les ayudan a controlar el movimiento y la dirección.

A diferencia del otario, la foca moteada carece de orejas exteriores visibles. Sin embargo, al igual que otros pinnípedos, los fócidos cuentan con sentidos muy desarrollados. Tanto su vista como sus oídos están agudizados para cazar con mayor agilidad. Ambos sentidos se adaptan al aire y al agua, y el sistema táctil en sus bigotes es muy avanzado.

Phoca vitulina

Habitat y alimentación

Los fócidos ocupan las aguas costeras templadas y gélidas del hemisferio norte. Sus poblaciones están distribuidas por todo el mundo. Entre los países con mayor presencia de focas en sus costas están Canadá, Bélgica, Noruega y Dinamarca, además de países como Letonia, Japón, Rusia, Estados Unidos y Groenlandia.

Las hábitats comunes de las focas son las bahías, estuarios, ríos y otras zonas intermareales, o zonas entre marea baja y marea alta. A pesar de pasar mucho tiempo en el agua, las focas hacen vida en tierra firme constantemente.

Aunque muchos fócidos tienen la capacidad de sumergirse hasta 450 metros de profundidad durante más de 30 minutos, la mayor parte de las focas se queda en el rango de los 90 metros de profundidad.

La foca  es un animal carnívoro que se alimenta principalmente de peces e invertebrados marinos como camarones y cangrejos. Sin embargo, existen algunas especies de foca que depredan vertebrados mucho más grandes. La foca leopardo ha sido estudiada en su entorno natural, donde come grandes cantidades de pingüinos e incluso otras focas.

En los meses más cálidos, los fócidos se aventuran más adentro del mar para conseguir más abundancia de presas. En general, la foca moteada adulta consumirá del 5 % al 7 % de su peso en alimento.

La foca común - https://www.seals-world.com/es/foca-comun/ Características y conservación de la foca común - https://animapedia.org/animales-acuaticos/foca-comun/