Todo acerca del Titanus giganteus del amazonas

19 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
El escarabajo titán gigante es un coleóptero que habita en la selva Amazónica. Es uno de los insectos más grandes del mundo y su ciclo de vida ha sido un misterio para los investigadores durante mucho tiempo.

Cuando el escarabajo Titanus giganteus alcanza la adultez puede llegar a medir unas 6.5 pulgadas (16.7 cm) de largo, de allí su nombre, que significa «titán gigante». Este insecto posee mandíbulas increíblemente fuertes que pueden romper lápices de madera por la mitad. Afortunadamente, son bastante inofensivos para los seres humanos.

Pertenece a los coleópteros, una familia muy variada

Según el profesor Joseph V. McHugh (Universidad de Georgia) y del Profesor James K. Liebherr (Universidad de Cornell), los escarabajos comprenden el 25 % de todos los animales y plantas descritos. Esto los convierte en los principales contribuyentes a la biodiversidad conocida del mundo. Las 350 000 especies de escarabajos descritas son miembros del mayor orden taxonómico de vida en la Tierra, los coleópteros.

Los coleópteros son conocidos por muchos nombres e incluyen a las luciérnagas, mariquitas, gorgojos y, por supuesto, escarabajos. La gran cantidad de especies de coleópteros se refleja en una desconcertante variedad de diversidad anatómica y biológica en el orden. Los coleópteros están representados en casi todas las regiones biogeográficas y hábitats no marinos.

La mayoría de los escarabajos adultos pueden volar. Sin embargo, cuando no están en uso, las delicadas alas de vuelo generalmente se ocultan debajo de los élitros protectores con forma de concha. Los Titanus giganteus también poseen alas con las que pueden volar distancias moderadas.

El Titanus giganteus es el insecto más grande del mundo.

La mayoría de los escarabajos son herbívoros, fungívoros o carnívoros depredadores a lo largo de sus ciclos vitales. Muchos se consideran plagas graves de nuestros hogares, bosques, cultivos y productos almacenados, mientras que algunas especies beneficiosas se emplean regularmente como agentes de control biológico.

Aunque los escarabajos comparten características comunes, hay variaciones notables en el aspecto con respecto a su especie. Por ejemplo, el tamaño del cuerpo adulto varía desde los escarabajos Nanosella fungi de 0.4 mm de largo hasta los escarabajos Titanus giganteus de 200 mm de largo de América del Sur.

El Titanus giganteus es un animal misterioso

El titán gigante es una de las criaturas más misteriosas de la Tierra. Al igual que el Attacus atlas, el escarabajo Titanus giganteus no se alimenta durante su vida adulta.

Quienes han estudiado a este insecto sugieren que vive bajo tierra durante varios años antes de alcanzar la madurez. Por otra parte, nunca se han encontrado las larvas de este increíble insecto. Sin embargo, a juzgar por los grandes pozos que se encuentran en los árboles muertos en su hábitat natural, los científicos creen que las larvas del escarabajo titán se alimentan de madera en descomposición. Además, el tamaño de estos agujeros sugiere que las larvas tienen alrededor de dos pulgadas de diámetro y hasta un pie de largo.

En su etapa adulta, utiliza las reservas reunidas en su etapa de pupa para volar lo suficiente para encontrar una pareja. Debido a que en su mayoría se sientan a esperar que los machos los busquen y fertilicen sus huevos, las hembras rara vez han sido vistas.

Close up del escarabajo titán gigante.

El escarabajo Hércules es considerado como el escarabajo más largo del mundo, mide más de 7 pulgadas (más de 17.5 cm) debido a su enorme cuerno. Sin embargo, el Titanus giganteus sigue siendo el escarabajo más grande del mundo y también uno de los insectos más grandes del planeta.

Resulta curioso saber que el titán gigante se defiende silbando en advertencia y usando sus grandes mandíbulas para morder a los atacantes. También tiene patas muy fuertes, equipadas con garras afiladas que literalmente pueden desgarrar la carne. Nunca ataca sin provocación, pero debe manejarse con cuidado.

El Titanus giganteus más grande registrado mide 16,7 centímetros, y fue recolectado por el entomólogo Patrick Bleuzen en la Guyana francesa.

Lleva una vida muy discreta

El Titanus giganteus vive discretamente en lo profundo de la selva amazónica en algunos de los países de América del Sur. En concreto, en las selvas tropicales más cálidas. Como ya comentábamos, solo se aventura al exterior salvo cuando busca pareja.

En Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, las Guayanas y el centro-norte de Brasil, los lugareños y los investigadores intentan capturarlos después del anochecer, con luces brillantes. Esto se debe a que, al caer la noche, las luces brillantes atraen a estos escarabajos.

Las lámparas de vapor de mercurio, en particular, se utilizan para atraer escarabajos titán machos en la Guayana francesa. Hay una industria de ecoturismo basada en proporcionar avistamientos y especímenes de estos escarabajos a los turistas que visitan las aldeas de la región. Cada escarabajo puede llegar a costar hasta quinientos dólares americanos.

El escarabajo más grande del mundo.

Obteniendo protección a través de coleccionistas

Aunque parezca contradictorio, el valor del escarabajo en el mercado de recolectores es lo que proporciona los fondos y la conciencia necesarios para su conservación. Debido a que los escarabajos titán son tan dependientes de la «madera de buena calidad» para sobrevivir, no solo los escarabajos se benefician de los esfuerzos de conservación, sino todo el ecosistema que rodea su entorno de vida.

Las hembras son muy difíciles de recolectar y los machos son atrapados por los locales y vendidos a los coleccionistas. Esto no perjudica en absoluto a la población en general, ya que los machos solo son necesarios para fertilizar los huevos de las hembras.

  • McHugh, J. V., & Liebherr, J. K. (2009). Coleoptera: (Beetles, Weevils, Fireflies). Encyclopedia of Insects (Second Edition), 183–201.
  • Núñez, L. M. G., & Durán, J. R. E. (2005). El titán gigante. Terralia, (51), 52–59.