Curiosidades de los escarabajos

Virginia Duque Mirón · 24 septiembre, 2018
Venerados como un dios en la cultura egipcia, los escarabajos son capaces de vivir en cualquier tipo de ecosistema, bien sea muy árido o muy húmedo; incluso son capaces de sobrevivir en zonas montañosas a más de 5 000 metros de altitud

Los escarabajos no suelen ser nuestros animales preferidos, pero tampoco nos transmiten miedo. Estamos seguros de que cuando eras pequeño más de una vez te quedaste quieto observando lo que hacían. Pues bien, hoy queremos hablarte de algunas curiosidades de los escarabajos que quizá te sorprendan.

Curiosidades de los escarabajos

Su hábitat

Una curiosidad de los escarabajos que siempre ha atraído la atención de los científicos es que no tienen un hábitat natural determinado. Se pueden encontrar escarabajos en cualquier parte de la tierra y en cualquier ecosistema sin importar si es un desierto, un bosque o si incluso es un hábitat cercano al mar.

De hecho, algunos de ellos se ven incluso en la orilla de las playas, ya que son resistentes al agua salada.

Existen desde…

Se cree que es uno de los animales más primitivos que existen, pues se han encontrado fósiles que datan de 270 millones de años. Se cree que el primer espécimen se encontró durante el período pérmico.

Tampoco hay que olvidar que antiguas civilizaciones como la egipcia lo tenían como un dios, lo cual es una prueba exacta de que realmente existen desde hace millones de años.

Escarabajo del Antiguo Egipto

Su tamaño

Aunque solo conozcamos el escarabajo común de color negro y tamaño normal, y quizá el pelotero, que son muy similares, la verdad es que los hay de todos los tamaños y colores.

Se pueden encontrar desde un milímetro, lo cual parece casi imperceptible a la vista hasta los que miden 20 centímetros. ¿Te imaginas tener un escarabajo más grande que tu mano? Es cierto que no hacen nada, pero… ¡qué miedo!

Su bioluminiscencia

Los escarabajos tienen capacidad de reflectar su propia luz, tal como sucede en el caso de las luciérnagas. Aunque no parecen usarlo tanto tiempo como estas, es una capacidad intrínseca que usan cuando consideran necesario.

Actúan como si fueran un cargador solar, recogen la luz del sol, la almacenan y luego la usan cuando la necesitan. Una obra de arte de la naturaleza más que inspiró a los inventores de las lámparas de luz solar.

Algunos vuelan

No todos tienen esta capacidad, pero hay muchas de las especies de escarabajos que pueden volar, aunque no lo hacen para desplazarse a no ser que sea estrictamente necesario.

Sabías que…

Este es un dato muy curioso que muchos desconocen… ¡Las mariquitas son escarabajos! ¿A que nunca te habías parado a pensar qué tipo de animal era este tan simpático? Pues sí, no solo son escarabajos, sino que aún no se ha encontrado una especie de ellos más bonita que esta.

Mariquitas

Algunos nadan

Antes hemos dicho que son resistentes al agua salada, aunque hay algunas especies que saben nadar tanto en agua salada como en agua dulce. Pueden incluso respirar bajo el agua. ¡Quién lo diría!

Se usan en joyería

Los escarabajos que pueden volar tienen unas alas preciosas que, dada su capacidad de bioluminiscencia, presentan colores increíbles. Este hecho no ha pasado desapercibido ante los maestros joyeros que las usan para disecarlas, endurecerlas y venderlas como joyas. Todo un lujo al que pocos tienen acceso.

Les gustan las alturas

Ya comentamos que cualquier espacio natural puede ser el hábitat de un escarabajo. Pues bien, se ha conocido de algunas especies que han sobrevivido en entornos naturales extremos tales como en montañas a 5 000 metros de altitud, lo cual no parece normal dado su tamaño.

 

  1. Whipple S. Dung beetle ecology: Habitat and food preference, hypoxia tolerance, and genetic variation. Dissertation. 2011;