¿Cuáles son los tipos de topos?

1 noviembre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Los topos son pequeños mamíferos con adaptaciones para la vida subterránea, excepto el grupo de los desmanes.

Los topos son una familia de pequeños mamíferos subterráneos, los tálpidos, que habitan el hemisferio norte del globo. Comparten grupo taxonómico con los desmanes —que son topos acuáticos— y los topos musarañas.

En general, los topos se caracterizan por un pequeño tamaño, patas delanteras en forma de pala terminadas en grandes uñas y unos pequeños ojos casi indistinguibles. Hoy te traemos toda la diversidad registrada dentro de este reducido —pero fascinante— grupo de vertebrados.

Adaptaciones de los topos

Los tálpidos varían en tamaño de un grupo a otro. Los más grandes pueden medir unos 20 centímetros, en comparación con los topos musaraña, que no llegan a superar los 2,5 centímetros de longitud. No todos los topos son excavadores, pero la gran mayoría sí, y presentan una serie de características morfológicas para la vida subterránea:

  • Cuerpo fusiforme.
  • Piel suave y fina, que facilita el tránsito por la tierra.
  • Ojos diminutos. Pueden estar cubiertos por una fina capa de piel en algunas especies. Su sentido de la visión está muy reducido.
  • Carecen de orejas.
  • Tienen vibrisas por todo el cuerpo. Las vibrisas son pelos especializados que actúan como receptores táctiles.
  • Presentan un hocico flexible y sensible.
  • Tienen patas anchas, cortas y fuertes, provistas de grandes y duras uñas.
  • Los codos están rotados, de tal modo que las palmas de las extremidades anteriores quedan orientadas hacia atrás.

Cómo se clasifican los topos

Las diferentes especies de topos se clasifican en tres subfamilias: Talpinae, Desmaninae y Uropsilinae y estas a su vez se dividen en diferentes tribus con algunos pocos géneros, la mayoría extintos.

Los talpinos

Los talpinos son una subfamilia que incluye a cinco tribus diferentes de topos: Condylurini, Scalopini, Scaptonychini, Talpini y Urotrichinis. Dentro de este grupo se encuentran las especies más representativas de topos. Te mostramos en detalle a todos estos integrantes en las siguientes líneas.

El topo nariz de estrella, Condylura cristata

Es el único representante de su tribu y género y habita en la costa nordeste de Estados Unidos. Como indica su nombre, lo más destacado de su morfología es la forma de su nariz, la cual presenta una serie de tentáculos rosados, móviles y flexibles conocidos como órganos de Eimer.

Estas prolongaciones tienen una gran sensibilidad táctil y ayudan al topo a realizar una captura muy rápida de sus presas que son, principalmente, gusanos, insectos y crustáceos de pequeño tamaño.

Otra particularidad del topo nariz de estrella es su velocidad para ingerir, ya que en menos de 10 milisegundos decide si una presa es comestible o no y la deglute. En la naturaleza, el tiempo es oro.

Un topo de nariz de estrella.

Topos Scalopini o topos del Nuevo Mundo

Son las especies más representativas de la familia de los topos, con un hocico largo y puntiagudo, patas anchas, garras prominentes, pelaje gris-marrón y de hábitos subterráneos.

Los topos Scalopini son muy abundantes en Norteamérica, pues se les puede encontrar prácticamente en cualquier lugar donde el suelo y otras condiciones lo permitan. Estos animales tienen fama de plaga, ya que suelen llegar a invadir los jardines.

Un topo del este.

Tribu Scaptonychini o topos de cola larga

Estos pequeños mamíferos tienen un aspecto parecido al resto de topos, a excepción de su cola, que es larga, delgada y está desprovista de pelo. Las especies de este grupo se encuentran en China y Birmania.

Tribu Talpini

A este grupo pertenece el topo europeo, una especie que se distribuye por todo el continente europeo hasta Siberia. También encontramos en este taxón al topo ibérico, animal endémico de la península ibérica.

Topos sobre un fondo blanco.

Tipos de topos Urotrichinis

A esta tribu pertenecen los topos musarañas, como Urotrichus talpoides, una especie endémica de Japón de color gris y cola corta y peluda. Este tipo de animales son parecidos a los ratones, pero están emparentados con los topos y los erizos.

Los desmanes

Los desmanes no son animales subterráneos, sino acuáticos o semiacuáticos. Lo único que cavan son las madrigueras donde se refugian, pero sus manos no presentan las adaptaciones que muestran sus congéneres pues, de hecho, sus patas son palmeadas.

Estos animales viven en el continente europeo y las dos especies que quedan —el desmán ibérico y el desmán almizclado— están categorizadas como vulnerables según la Unión Internacional Para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

El desmán ibérico está considerada como una especie indicadora de la salud de las aguas, pues se alimenta de larvas acuáticas que son muy sensibles a la polución, por lo que solo se encuentra en aguas libres de contaminación.

Son animales de hábitos nocturnos, viven cerca de ríos y riachuelos y se alimentan de insectos gracias a la forma de trompeta de su hocico.

El dibujo de un desmán.

La subfamilia Uropsilinae

Con un solo género —Uropilus—, a menudo se confunden a estos animales con las musarañas por su tamaño y aspecto. Son especies endémicas de los bosques de China, Birmania y Vietnam.

Los tipos de topos.

Como has podido ver en estas líneas, existe una gran variedad de topos, algunos excavadores y otros con características más llamativas. Sin duda, la cantidad de diversidad en la Tierra nunca dejará de sorprendernos.

  • The IUCN Red List of Threatened Species
  • C. Catania, K. Magnified cortex in star-nosed moles. Nature 375, 453–454 (1995).