Tipos de orugas que nos podemos encontrar

Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
4 enero, 2019
Con cuerpos cilíndricos, los diferentes tipos de orugas pueden presentar diferentes patrones de coloración que avisan de su toxicidad a los depredador

Las orugas son las larvas de las diversas especies de insectos que componen el orden Lepidoptera, como las mariposas diurnas y nocturnas. No obstante, el término también puede ser empleado para designar a las larvas de algunos tipos de moscas y escarabajos.

Morfológicamente, las orugas se caracterizan por tener el cuerpo cilíndrico, que puede presentar variadas tonalidades. Aunque las tradicionales orugas suelan ser blancas o verdes, también pueden presentar patrones aposemáticos de coloración, por los que advierten a sus depredadores de su toxicidad.

En general, los tipos de orugas aposemáticas resultan las más atractivas, gracias a sus colores vivaces y llamativos.  No obstante, a continuación resumiremos no solo las especies aposemáticas, sino los tipos de orugas más comunes en todo el mundo.

Los 7 tipos de orugas más comunes en el mundo

1. Oruga macaón

Macaón es uno de los tipos de orugas más comunes en las plantaciones, y es que dan origen a las mariposas diurnas. En realidad, existen varias especies incluidas en esta gran familia macaón. Se alimentan mayormente de plantas como el hinojo y la ruda, pertenecientes a la familia de las umbelíferas.

Oruga macaón

2. Rosquillas verdes

Esta es otra amplia familia de orugas que suelen encontrarse fácilmente en las plantaciones de todo el mundo. A pesar de su nombre popular ‘rosquilla verde’, estos tipos de orugas pueden presentarse en diferentes colores, como amarillo, verde o marrón, con o sin franjas.

Rosquilla verde (Spodoptera exigua)

La especie más común de rosquilla verde es denominada Heliothis armígera. Por lo general, se concentran en los cultivos de plantas solanáceas, como patatas, tomates y pimientos. No obstante, también pueden alimentarse de judías, coles, frutas como sandía y melón, e incluso flores.

3. Gusanos o roscas grises

Los tipos de orugas popularmente conocidas como roscas o gusanos grises pertenecen al género Agrotis sp. Se trata de orugas de mediano tamaño, con cuerpo cilíndrico y piel lisa, que pueden ser grises o marrones.

Gusanos o roscas grises

Como habitan en el suelo, suelen consumir las plantas a partir de sus raíces hasta depredarlas integralmente. Estas orugas pueden afectar a casi todo tipo de cultivo, desde lechugas y patatas hasta frutas y flores, incluidas coles, pimientos, maíz, zanahorias, nabos, etc.

4. Oruga ensillada (Acharia stimulea)

Sin lugar a dudas, este es uno de los tipos de orugas más llamativas de toda la naturaleza, aunque no sea tan común como las anteriores. Se trata de una especie nativa de Norteamérica, aunque también abunde en algunos países de América Central y en Colombia.

Oruga ensillada (Acharia stimulea)

En sus primeras etapas de desarrollo estas orugas son completamente verdes y poco atractivas. Pero al alcanzar los estadios más avanzados, su cuerpo adopta llamativos diseños aposemáticos en verde, marrón y blanco. Además, poseen pequeñas espinas o pelos urticantes que cumplen un rol defensivo, pues ayudan a ahuyentar a los depredadores.

5. Oruga de la col

Las orugas de la col suelen dar origen a dos principales especies de mariposas: Pieris brassicae y Pieris rapae. Por lo general, son encontradas fácilmente en las huertas, donde se alimentan principalmente de las coles.

Oruga de la col

Estas mariposas son muy parecidas entre sí, con color blanco predominante y manchas negras. Pero, curiosamente, sus orugas muestran diferentes patrones de coloración. Las orugas que originan a las mariposas Pieris brassicae combinan el negro y el amarillo en su cuerpo.

Ya los tipos de oruga que dan origen a las mariposas Pieris rapae son completamente verdes, y se camuflan fácilmente entre las hojas de las coles.

6. Roscas verdes o pardas

En este pequeño grupo de orugas encontramos dos principales especies: Spodoptera littoralis y Spodoptera exigua. Su nombre popular hace referencia a su principal estrategia de defensa: estas orugas se enroscan al sentirse amenazadas para protegerse y despistar a los depredadores.

Spodoptera littoralis

Se trata de orugas relativamente grandes que suelen actuar como depredadoras en los cultivos. Su alimentación puede incluir casi todo tipo de vegetal, con preferencia por melones, sandías, plátanos, pimientos, tomates y lechugas.

7. Lagartas

Las lagartas, también conocidas como plusias, están entre los tipos de orugas más comunes en todo el mundo. Bajo este nombre encontramos numerosas especies muy similares entre sí, de las cuales destacan la Chrysodeixis chalcites y Autographa gamma.

Chrysodeixis chalcites

Estas orugas se caracterizan por su gran tamaño y su coloración total o mayormente verdosa. Ya las polillas que originan son fácilmente reconocibles por la cresta que poseen detrás de su cabeza.

En los cultivos, huertas y campos actúan como superdepredadoras, e ingirien prácticamente todo lo que tengan a su disposición. Por esta razón, las lagartas están consideradas como uno de los tipos de orugas más dañinos para la agricultura.