Animales que comen raíces

Francisco María García · 23 agosto, 2018
Los animales que comen raíces son aquellas especies que, ya sean herbívoras, omnívoras o completamente rizófagas, se alimentan de estas como complemento o ante la falta de 'suministros' en su hábitat

Los animales que comen raíces son llamados de ‘rizófagos’ y están entre las especies herbívoras del reino animal. Su dieta se basa mayormente o exclusivamente en el consumo de raíces de diferentes vegetales, según su hábitat natural y la disponibilidad de alimentos.

¿Cuáles son los animales que comen raíces?

Por lo general, los animales rizófagos son insectos –principalmente en su etapa larvaria– y roedores. Con cierta frecuencia, estos animales atacan a los cultivos de zanahorias, acelgas, rábanos, patatas y otros tubérculos.

A causa de las plantas que eligen para alimentarse, suelen ser considerados una ‘plaga’ para la producción agrícola y su sobrepoblación puede afectar seriamente la economía de algunos países.

No obstante, existen muchos animales herbívoros y omnívoros que pueden comer raíces de forma esporádica, aun contando con una dieta muy variada. El consumo de estos alimentos puede servir para complementar su nutrición o combatir la escasez de alimentos en algunas ocasiones.

Algunos mamíferos, como los cerdos, los jabalíes y las capibaras suelen consumir las raíces que desentierran para obtener una nutrición completa. Incluso los seres humanos incorporan algunas raíces en su dieta, ya sea como alimentos o suplementos.

Jabalíes urbanos

El jengibre y la cúrcuma, por ejemplo, son dos raíces muy populares y utilizadas como especias (por su sabor, color y aroma), y como suplementos naturales (por sus propiedades beneficiosas para la salud).

Además, nuestra alimentación cotidiana incluye –o debería incluir– algunas raíces que aportan vitaminas, minerales, fibras y otros nutrientes esenciales para nuestro organismo. Entre las raíces más consumidas por los seres humanos, podemos destacar las siguientes:

  • Patatas.
  • Zanahorias.
  • Nabos.
  • Mandioca.
  • Rábanos.
  • Remolacha.
  • Cebollas.
  • Ajo.
  • Apio.
  • Puerro.

No obstante, la dieta de los seres omnívoros es mucho más variada que la de los animales estrictamente o mayormente rizófagos. A continuación, analizaremos 10 animales que no solo comen raíces, sino que basan su dieta en dichos alimentos.

Conejo

6 animales que comen raíces

1. Gusanos blancos de las variedades (Anoxia villosa y Melolontha melolontha)

Estos gusanos viven en el suelo y permanecen gran parte del tiempo escondidos para protegerse de sus depredadores. Para alimentarse, suelen introducirse en la tierra hasta encontrar raíces comestibles.

Estos hábitos alimenticios pueden provocar mucho daño a las plantas y perjudicar los cultivos agrícolas. Las plantaciones jóvenes suelen ser las más afectadas, pero los gusanos blancos pueden afectar a prácticamente cualquier tipo de vegetal.

2. El gusano alambre (larva del Agriotes spp)

Los gusanos alambres son, en realidad, la etapa larvaria y los primeros días de vida como gusano del escarabajo Agriotes spp. Igual que los gusanos blancos, los gusanos alambres se entierran en el suelo para buscar comida.

Se ha observado que los ejemplares de esta especie pueden enterrarse a más de 60 centímetros en la tierra, hasta encontrar raíces para alimentarse. También están entre las plagas más frecuentes en los cultivos de las zonas productivas de nuestro país.

3. Las larvas de la ‘mosca de la zanahoria’ (Psila rosae)

Su nombre se debe a que estas larvas comen raíces principalmente de las plantas de zanahorias. No obstante,  también pueden afectar a las plantaciones de apio, perejil, cilantro, entre otros vegetales.

Estas larvas son depredadoras voraces que se reproducen fácilmente y suelen provocar la muerte en poco tiempo. Por ello, mantienen a los productores en constante estado de alerta, en especial durante las estaciones más cálidas.

4. Gusano de la fresa (Otiorhynchus rugosostriatus)

Nuevamente, vemos un nombre popular que deriva del alimento favorito de estos gusanos, que se alimentan principalmente de las raíces de las fresas. En realidad, pueden alimentarse de todas las plantas de raíces superficiales, como frambuesas, arándanos, moras y fresas, por supuesto.

5. Ardillas 

Si bien las ardillas se alimentan mayormente de semillas y frutas secas, algunas especies también comen raíces de plantas y cortezas de árboles. Este hábito es más común en las ardillas que viven en el suelo, en madrigueras o refugios subterráneos.

6. Ratas de campo

Las ratas de campo suelen consumir muchas raíces de diferentes plantas para complementar su alimentación. Estos animales no tienen la misma facilidad de alimentarse que las ratas que viven en las ciudades y aprovechan los residuos y desechos de la alimentación y producción humana.

Por otro lado, las ratas canguro son una especie muy especial que habita bajo el suelo de las regiones desérticas. En su hábitat natural encuentran una muy baja disponibilidad y variedad de alimentos. Por ello, su dieta se basa mayormente en el consumo de raíces que encuentran donde viven: bajo la tierra.