¿Son buenas las zanahorias para tu perro?

En efecto, las zanahorias son muy buenas. Al igual que para las personas, los beneficios que aportan las zanahorias a los perros son muchos y de diferente índole. Sin embargo, hay algunas consideraciones a tener presentes. El consumo de esta hortaliza tiene algunas contraindicaciones. Y, como casi cualquier alimento, los excesos pueden resultar tremendamente desfavorables.

Lo que aportan las zanahorias a los perros

Los nutrientes añadidos naturalmente en este vegetal son vitales para la buena salud de los perros.

En cuanto a sus aportes, las zanahorias son ricas en vitaminas A, B, C, D y K, entre otras. También contienen minerales como fósforo, calcio, sodio, potasio y cloro. Una buena combinación de elementos naturales para fortalecer el sistema inmunológico.

Son un excelente complemento para la salud dental, junto con el cepillado de dientes y la utilización de juguetes hechos de nailon o caucho natural. Que los perros mastiquen frecuentemente este alimento, les ayuda en la expulsión de residuos acumulados en dientes, muelas, colmillos y encías.

Las zanahorias resultan muy útiles en aquellos canes que parecieran estar siempre hambrientos. Además, por su bajo nivel de calorías, cero presencia de grasas, y alta capacidad hidratante, su uso en ejemplares con sobrepeso está muy recomendado.

Importantes beneficios para la salud del can

Para animales nerviosos, las zanahorias calman la ansiedad y regulan el sistema nervioso.

Las propiedades regenerativas sobre la piel de los perros también están comprobadas, así como su capacidad para disminuir la incidencia de afecciones dérmicas. Son una opción avalada por algunos especialistas, como complemento alimenticio en casos de canes con quemaduras.

Para la vista de nuestras mascotas, las zanahorias pueden tratar la irritación ocular, y reducir los riesgos de la aparición de cataratas.

En perritas embarazadas, también es otro complemento alimentico inmejorable. Aumenta los volúmenes del torrente sanguíneo, al tiempo que estimula la producción de leche materna.

Estas hortalizas son también ricas en betecarotenos, nutrientes conocidos como Pro-vitamina A. Funcionan como antioxidantes frente a los radicales libres generados por el propio organismo, o por agentes externos. Es el caso del sol, el tabaco o la contaminación ambiental.

Influyen positivamente en el fortalecimiento de los huesos, además de prevenir activamente la formación de tumores o el desarrollo de cáncer.

Crudas o cocidas

Los perros pueden comer las zanahorias de ambas formas, crudas y cocidas. Algunos veterinarios recomiendan dárselas en su estado natural. Esto obedece a que durante la cocción, el alimento puede perder muchas de sus propiedades. Incluso, una vez que se ablanda, pierde su funcionalidad como auxiliar bucal.

Quienes opten pasarlas por el fuego, es importante que solo se hagan un poco, sin utilizar sal o algún otro condimento.

En todos los casos, deben lavarse muy bien, para remover cualquier rastro proveniente de los pesticidas y otras sustancias químicas utilizadas para la cosecha.

Crudas o congeladas, son un magnífico sustituto de los palitos de premio que se les suelen dar a los canes domésticos. Además de ser más económicas y fáciles de conservar, los beneficios nutritivos son incomparables. Los perros pueden pasar horas masticando a placer una zanahoria sin aburrirse.

Muchas familias tienen niños pequeños en proceso de aprender a comer verduras. En estos casos, pueden incluirse juegos donde los infantes comparten el alimento con el perro.

Cuando los perros toman las zanahorias, es normal que las heces del animal se vuelvan anaranjadas.

Contraindicaciones

No todos los perros pueden comer este vegetal. Animales con diabetes o con problemas digestivos lo tienen totalmente prohibido.

Uno de los motivos por lo que se deben evitar los excesos, es que pueden generar aumentos considerables de los niveles de azúcar en la sangre de perros no diabéticos.

Los intestinos perrunos también pueden inflamarse con mucho consumo de zanahoria. Muchas zanahorias eventualmente terminarían en dificultades para procesar correctamente todos los componentes que vienen incluidos. La consecuencia directa de esto serían cuadros diarreicos.

Hay más efectos adversos con el abuso de las zanahorias y los perros. Los niveles demasiado altos de vitamina A pueden derivar en problemas óseos y en debilidad muscular.

La mayoría de los especialistas no ven inconvenientes en dar las zanahorias a los perros. Puede ser en forma de snacks o como premios.

Un sector afirma que los canes pueden tolerar este alimento todos los días, no más de dos veces. Por el contrario, otro grupo sostiene que se les debe dar solo una vez, cada dos o tres días. De momento, no existe unanimidad.