Descubre cómo prevenir la ansiedad por separación

Los perros se sienten muy mal cuando sus dueños se van de casa, aunque sea algo habitual en la rutina del hogar. Incluso si todos los días se van al trabajo, el animal padece lo que se llama “ansiedad por separación”. En algunas razas es más visible que en otras, por eso te damos algunos consejos para que puedas prevenirla.

Tips para evitar la ansiedad por separación

El vínculo que tenemos con nuestras mascotas es muy fuerte. Para ellos somos sus líderes y no quieren abandonarnos ni un minuto (por ello es habitual que el perro nos siga hasta al baño). Cuando nos vamos al trabajo, a hacer la compra o al gimnasio, podemos notar que el animal se comporta de forma extraña, incluso es posible que oigas los ladridos o llantos desde la calle.

Ya que los perros son parientes de los lobos y su naturaleza les indica que es mejor vivir en manadas, cuando están solos se sienten deprimidos, estresados y ansiosos. Por eso pueden romper muebles, morder objetos, hacer sus necesidades donde no deben… Presta atención a estos consejos para prevenir la ansiedad por separación:

1. Llévalo de paseo

Antes de irte a la oficina puedes dar un paseo ligero con tu mascota para que se canse un poco y gaste energías. Así no estará tan despierto durante el día y se calmará. No olvides dejarle una buena cantidad de agua y comida para que se reponga del ejercicio matutino. La idea es que mientras no te encuentres en casa el perro debe quedar en “modo” reposo.

2. Cumple una rutina

Antes de salir de casa, haz más o menos las mismas cosas: coge las llaves, apaga las luces, sube las persianas… De esta manera el perro asociará estas acciones con tu partida y estará más preparado. Este ritual es aconsejable cada vez que nos vamos del hogar (aunque sea por poco tiempo).

3. No le des demasiada importancia

Muchas personas cometen el error de acercarse demasiado a sus mascotas, hablarles, besarles y mimarles unos minutos antes de irse. Sin embargo esto no es bueno para el animal, ya que lo relaciona con la separación. Por lo tanto, haz que entienda que se trata de una situación normal y rutinaria. Nada de decirle “pórtate bien, ya regreso, no me extrañes, cuida la casa” y todas esas cosas que solemos expresar.

4. Despídete con anticipación

Esto quiere decir que por ejemplo si desde que te levantas hasta que te vas pasa una hora, tendrás que saludarle y jugar un poco con él unos 20 minutos antes de salir. Así le demostrarás cuanto lo quieres pero no pensará que lo abandonas. No pasará nada si te vas sin decirle adiós.

5. Deja de lado los sentimientos de culpa

Una vez que tengas todo listo para salir de casa, bloquea esos sentimientos negativos que te hacen ver como una persona malvada por dejar solo a tu perro. Nada de nervios, tristeza, preocupación o culpa. Recuerda que tú eres el que tiene el control y el mando en esta relación. Un líder calmado le aporta tranquilidad a la manada.

6. Acostúmbralo poco a poco

Una buena manera de evitar la ansiedad por separación es que el animal atraviese por una etapa de adaptación. En esta el perro quedará solo cada vez más tiempo para que pueda acostumbrarse. Por ejemplo, puedes comenzar yendo a dar una vuelta a la manzana, después a tomar un café, tras ello de compras, y así sucesivamente hasta lograr las 8 o 10 horas que consume tu trabajo.

7. Relájate al regresar a casa

Cuando abrimos la puerta tras un día ajetreado, lo primero que vemos es una colita moviéndose de felicidad, algunos saltos y ladridos. Pero aunque te cueste, deberás esperar a que el perro se calme antes de saludarle. De lo contrario pensará que estás a favor de su comportamiento.

8. No lo castigues

Los perros asocian los castigos y los premios según lo que hacen. Para ellos la ansiedad por separación no es una elección. Por lo tanto si destroza algo, por más de que lo regañes, no entenderá lo que ha hecho mal. En realidad pensará que es un castigo por quedarse solo.

Guardar

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar