¿Hay mariposas carnívoras?

15 diciembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Apenas el 1% de las especies son mariposas carnívoras, lo que quiere decir que solo hay unas 200 entre 165 000 que tienen este tipo de alimentación

Primavera, armonía, paz y tranquilidad. Estos son algunos de los términos que suelen asociarse con estos insectos, mayoritariamente vegetarianos. O al menos esa es la idea que se tiene de las especies diurnas y coloridas. Hay mariposas carnívoras, que han llevado su dieta mucho más allá de las plantas.

Tampoco se trata de depredadores particularmente letales. Su agilidad y velocidad limitadas las convierten en atacantes torpes, que solo tienen éxito con algunas especies de pequeños insectos. Incluso, algunos terminan alimentándose de los huevos de las hormigas, mientras que otro grupo son parasitarios.

El menú

Mientras viven como orugas, el menú de estos insectos lo conforman casi de forma exclusiva las hojas, flores, frutos tallos y raíces de las plantas en las que habitan. Estas costumbres han traído consigo que, a lo largo de la historia, algunas especies estén catalogadas como plagas en muchos cultivos.

Su dieta también puede incluir algunos productos almacenados por los seres humanos. Harinas y granos suelen ser los más demandados. Del mismo modo, se aprovechan de aquellos que dejan algunos vegetales fuera del refrigerador, especialmente zanahoria y perejil.

En la vida adulta

Después de salir de la crisálida, una vez han sufrido su metamorfosis particular y pueden volar, se alimentan libando. Obtienen los nutrientes que requieren para vivir del néctar y otras sustancias líquidas de las flores.

Su aparato bucal está formado por una espiritrompa. Se trata de una especie de pajilla que utilizan para succionar. Mientras no está en uso, este pequeño tubo permanece enrollado en forma de espiral.

Mariposas carnívoras

Apenas el 1% de todas las especies de lepidópteras no califican como fitófagas. Es decir, no basan su dieta en plantas vivas. Esto representa alrededor de 200 tipos, dentro de un universo al que pertenecen más de 165 000 especies distintas.

Mariposas comen carne

La excepción de la regla la conforman las Miletinae, una subfamilia a la que le ‘calzan’ el término de mariposas carnívoras. De manera común, se las conoce como recolectoras o cosechadoras, además de piernas lanosas.

Lo que comen

Desde que salen de los huevos para vivir como larvas, el menú de esta subespecie es diferente. Durante esta etapa, también posterior a la metamorfosis, los homópteros, un subgénero de pequeños insectos cuya característica principal es que tienen las alas anteriores membranosas, constituyen su plato favorito.

El proceso de ‘cacería’ aplicado por las orugas encierra alguna complejidad. Los pulgones y las cochinillas, su principal fuente de alimento, reciben protección por parte de las hormigas. Esto en medio de una compleja relación simbiótica, en la que los protegidos suministran comida a sus cuidadores.

Sin embargo, el sistema de defensa no es infalible y es con frecuencia burlado. Esto gracias a que la composición lipídida tanto de los lepidópteros (mariposas) como de los himenópteros (las hormigas) es muy similar.

Algunas mariposas carnívoras

Hormiguera oscura (Phengaris nausithous)

Esta es una mariposa cuya envergadura oscila entre los 30 y 36 milímetros. Los machos tienen el anverso azul oscuro, con máculas negras, mientras que el reverso es marrón claro con puntos negros. Las hembras, por su parte, tienen ambos lados de las alas en marrón.

Mariposa hormiguera oscura (Phengaris nausithous)

Su hábitat se encuentra entre los 1 200 y los 1 500 metros, y ocupan buena parte de Europa, desde España, pasando por Francia, Alemania, Austria y Suiza, hasta regiones más al este, que incluso alcanzan parte del continente asiático, como Ucrania, Azerbaiyán y Rusia. Solo se deja ver a mitad del verano boreal, especialmente a principios de agosto.

Esta especie es parasitaria, pues ‘explota’ a las hormigas que viven sobre la Sanguisorba officinalis, especialmente a las Myrmica rubra y Myrmica scabrindis. Se encuentra bajo amenaza, pues su clasificación en España la define como una especie vulnerable.

Feniseca Tarquinus

Esta es la única de las mariposas carnívoras que vive en la zona norte del continente americano. Su época de vuelo abarca de primavera a otoño, aunque su visualización es muy difícil, ya que el número de ejemplares es escaso.

Feniseca tarquinius

A diferencia de la hormiguera oscura, es bastante llamativa. Sus alas, con una envergadura de alrededor de 25 milímetros, son amarillas y anaranjadas. Se alimenta exclusivamente de pulgones.

Tornasolada (Apatura Iris)

La tornasolada es una especie muy popular en Inglaterra durante el verano. Pertenece al suborden de los ditrisio, clasificación que agrupa tanto a mariposas diurnas (ropalóceros) y nocturnas (heteróceras).

Tornasolada (Apatura Iris)

De envergadura considerable, algunas hembras pueden alcanzar poco menos de 100 milímetros. Más allá de su colorido, lo que más llama la atención de esta especie es su régimen de comidas. Además de la melaza segregada por los pulgones, se alimenta de frutos podridos, estiércol, orina y cadáveres en descomposición.