Tiliqua gigas: cuidados en cautiverio

Tiliqua gigas es una especie de reptil que se ha popularizado como mascota exótica en los últimos años. A pesar de su resistencia como animal, requiere ciertos parámetros específicos para desarrollarse.
Tiliqua gigas: cuidados en cautiverio
Silvia Conde

Escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde.

Última actualización: 07 noviembre, 2020

Tener un reptil como mascota no es tan fácil como parece y el escinco o eslizón de lengua azul (Tiliqua gigas) no es una excepción. Estos lagartos habitan la selva tropical, por lo que requieren en su terrario unas condiciones que se asemejen lo más posible a su lugar de origen.

El escinco de lengua azul es un animal pacífico, tranquilo y que acepta de buen gusto la manipulación del tutor. Por esta razón, se ha convertido en una mascota exótica popular. Aún así, sus requerimientos son bastante específicos y el precio de las instalación para el reptil puede ser muy alto. Si aún así te llama la atención este animal, continúa leyendo.

Escinco de lengua azul o Tiliqua gigas

El escinco de lengua azul procede de las selvas tropicales de Nueva Guinea y las islas circundantes. Se trata de un lagarto dócil que destaca por su lengua azul, que muestra hinchando su cuerpo y emitiendo fuertes bufidos al mismo tiempo para asustar a los posibles depredadores que lo amenacen.

Su cuerpo es alargado y robusto con patas cortas. Los ejemplares suelen ser de color beige con franjas anaranjadas y negras, aunque existen otros fenotipos resultado de la cría en cautividad. Estos reptiles llegan a alcanzar los 60 centímetros y son muy longevos con buenos cuidados.

Cabe destacar que esta especie no se encuentra en el CITES —convenio para la protección de especies exóticas amenazadas— ya que su situación actual en la naturaleza es estable. Además, prácticamente todos los ejemplares en venta provienen de la cría en cautividad, por lo que se trata de una mascota exótica segura en lo que a legislación se refiere.

Aún así, es obligación de cada tutor pedir documentación certificada sobre la cría en cautiverio del animal adquirido.

Un lagarto saca la lengua.

Cuidados del escinco de lengua azul

Una vez nos hemos quitado de en medio las consideraciones legales, podemos centrarnos en los cuidados de la especie. Debemos tener en cuenta que se trata de un reptil muy grande, por lo que sus necesidades irán acordes con su tamaño.

¿Cómo debe ser el terrario?

Como norma general, cuánto más grande pueda ser el terrario de tu mascota, mejor. Unas medidas aceptables para este lagarto serían 150x50x50 centímetros, un tamaño de la instalación en el que el animal puede sentirse cómodo, explorar y refugiarse.

El material del terrario debe ser resistente para soportar la simulación de un entorno tropical, como madera fuertemente sellada, vidrio con ventilación limitada para retener la humedad, acuarios o recintos de plástico o acrílicos con adaptadores para la calefacción y luz ultravioleta.

El sustrato puede ser de fibra de coco, turba, tierra superior esterilizada, corteza de orquídea y musgo de esfagno, o la mezcla de estos formando una capa lo suficientemente gruesa —al menos uno ocho centímetros— para que el animal pueda enterrarse. No son recomendables los sustratos secos como el papel, álamo o heno, ya que no retienen la humedad.

Los escincos de lengua azul son excavadores, así que su sustrato debería replicar estas condiciones.

Los lenguas azules pueden trepar rocas y troncos, pero no son escaladores ágiles, así que asegúrate de que el animal no pueda caer desde áreas altas como rocas o ramas apiladas. Debido a su morfología alargada y patas cortas, son unos reptiles bastante torpes en lo referente a la locomoción.

No abarrotes el terrario, ya que los escincos de lengua azul disfrutan de mucho espacio abierto. Puedes decorar el terrario con cuevas a modo de escondite como macetas de plástico volcadas o cortezas de corcho. También es positivo colocar alguna rama o tronco hueco, pues el enriquecimiento ambiental es esencial para los animales exóticos.

Parámetros ambientales del Tiliqua gigas

Como todos los reptiles, al ser de sangre fría, Tiliqua gigas requiere un gradiente de temperatura exacto en el terrario. Puedes proporcionar calor a la instalación a través de un foco térmico conectado a un termostato regulable.

Lo ideal es que la temperatura alcance los 30 a 32 grados en la zona más caliente del terrario coincidiendo con el lugar de descanso del reptil. El resto del terrario debe presentar un gradiente hacia el otro lado del recinto hasta los 25 grados de media. De esta forma, se imitarán los máximos y mínimos del hábitat natural del Tiliqua.

En general, para lograr las altas temperaturas del punto caliente o basking spot, se puede colocar el foco térmico ya nombrado por encima del terrario. Para que la temperatura del resto de la instalación se mantenga sobre los 25 grados, se puede situar una manta calefactora tras el cristal específica para reptiles, que ocupe 2/4 del suelo.

Es necesaria la radiación de ultravioleta en el terrario para que el animal pueda sintetizar vitamina D y mantener un fotoperiodo de 8 a 12 horas al día. Puedes utilizar una bombilla UVB que también proporcionará rayos UVA. Cabe destacar que el uso de estos focos no es ilimitado, pues hay que reemplazarlos cada seis meses.

La humedad puede oscilar entre 60% y 90%. Esto se consigue rociando diariamente el recinto para ayudar a mantener alta esta humedad y colocando un pequeño plato para que el animal pueda beber.

Ninguna de las fuentes de calor puede tener contacto directo con el animal, ya que este se podría quemar.

Alimentación

Los eslizones de lengua azul son omnívoros, ya que comen tanto materia vegetal como animal. Esto significa que puedes ofrecer a tu reptil una dieta muy variada, pero lo ideal es dividirla en un 60 % de alimentos de origen vegetal y un 40 % de origen animal.

Las verduras frescas pueden incluir col rizada, berza, hojas de mostaza, hojas de remolacha, col china y otros muchos vegetales. Cualquier fruta está bien, incluidos higos, papaya, mango, uvas, plátano, manzana cortada en cubitos, fresa, moras, frambuesas, arándanos, melones y kiwi.

Como proteínas animales puedes incluir caracoles y larvas de escarabajo como las zophobas, insectos como saltamontes, grillos y cucarachas, pero estos escincos también aceptan carnes como pollo, ternera o pavo cocido, desmenuzado o molido y un ratón pinky ocasional.

De forma general, se pueden alimentar a los individuos adultos cada dos o tres días, pero puedes cambiar a una vez por semana si tu reptil aumenta mucho de peso. Estos animales no son muy activos en cautiverio, por lo que es fácil que tengan sobrepeso si se les alimenta demasiado.

Los Tiliqua gigas tienen que tener siempre acceso constante a agua limpia y fresca. Puedes utilizar para ello una bañera grande —pero no muy profunda— que debe ser lavada diariamente.

Recuerda adicionar una vez a la semana polvos con calcio y vitamina D al alimento del reptil. Estos son necesarios para su desarrollo.

Reproducción

Es difícil sexar a estos lagartos, pero al ser animales territoriales, mantenlos en recintos separados por prevención. Si tienes pensado llegar a criarlos, debes saber que no es algo tan fácil como juntar un par de adultos sanos.

Dos individuos adultos del sexo opuesto pueden llegar a no formar pareja en ningún momento a pesar de convivir juntos. Además, para incitar a los animales a reproducirse, debes recrear las condiciones de un periodo de letargo.

Para conseguir la reproducción, la temperatura del terrario debe enfriarse de manera progresiva y la alimentación debe reducirse a una vez por semana. Hay que mantener a la pareja en terrarios separados durante un tiempo, tras el cual hay que volver a subir la temperatura y la frecuencia de alimentación a los parámetros normales.

Es en este momento cuando se juntan a ambos lagartos para que tenga lugar el apareamiento. Si la hembra acepta finalmente al macho, este se colocará sobre ella y puede incluso llegar a morderle el cuello para sujetarla y entonces tendrá lugar la cópula.

Si la hembra es fecundada, pasarán unos tres meses hasta el nacimiento de las crías. En general nacen de 3 a 15 lagartos por puesta y, aunque las madres no suelen ser agresivas con su prole, es recomendable separar a las crías en un terrario aparte hasta que crezcan.

Tiliqua gigas sobre fondo blanco.

Una mascota excelente, pero cara

Como hemos podido observar, Tiliqua gigas es un reptil con cuidados bastante específicos y que requiere de una inversión inicial muy importante. El animal en sí ya cuesta unos 300 euros de base, por lo que el gasto total —al incluir iluminación, calor e instalación— puede ascender fácilmente a los 600-700 euros.

Aún así, una vez asentado en su instalación, este animal puede vivir durante muchísimos años y es mucho  menos demandante en el día a día que cualquier perro o gato. También puedes interactuar con él de vez en cuando, pero siempre respetando su espacio e integridad.

Te podría interesar...
Salamandra tigre: cuidados en cautiverio y consideraciones legales
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Salamandra tigre: cuidados en cautiverio y consideraciones legales

La salamandra tigre requiere un ambiente muy húmedo y templado para desarrollarse correctamente. Es un animal voraz y pacífico.



  • Reptilesmagazine. Blue-Tongue Skink Care Sheet, 2012.
  • Reptilesmagazine. Blue-Tongued Skink Care and Information, 2017.
  • dnatecosistemas. Escinco gigante sorong.
  • Kanaky terraria. Escinco de lengua azul (Tiliqua scincoides), 2016.
  • algamamascotas. Tiliqua Gigas Evanescence.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.