Sonidos de la cobaya

Estos roedores son muy comunicativos, y detrás de los ruidos que emiten hay un mensaje que nos quieren transmitir: hambre, miedo, dolor, felicidad, enfado o incluso una llamada de atención

Las cobayas son unos roedores muy expresivos. Son animales abiertos, que quieren comunicarse con las personas que tienen alrededor y dejar notar su opinión. Es necesario que conozcamos los sonidos de la cobaya para saber qué nos quiere decir en cada momento:

Comunicación de las cobayas

Como muchos otros animales, estos roedores tienen varias maneras de comunicarse. Para entender qué nos quiere decir es importante conocer los sonidos de la cobaya, pero también su postura corporal y su actitud cuando está haciendo ese sonido.

Un mismo pitido puede ser una llamada de atención o puede significar miedo; tenemos que conocer el contexto para decidir cuál de las dos opciones es. De la misma manera, un sonido que parece un gruñido no significará lo mismo si lo dirige a otra cobaya que si lo dirige a una persona, o incluso si está sola en la jaula.

Cobayas

No es difícil entenderlas cuando se quieren comunicar, porque son animales perseverantes que hasta que consigan transmitirnos lo que quieren no van a parar de hacer ruido o de moverse. Solo hay que tener ganas y conocer un poco al pequeño roedor para establecer la comunicación.

Pitidos fuertes: “cui cui”

Los pitidos fuertes son los sonidos más característicos de las cobayas. Como los emplean tanto, pueden tener varios significados diferentes: normalmente son una llamada de atención, como un saludo cuando entras en casa. También son una petición de comida: pitan para que te des prisa en echarle la verdura en su jaula.

Estos pitidos, que dependen del volumen que les den y de la rapidez con la que los hagan, podrían significar miedo o dolor. Un sonido más agudo, más fuerte y más rápido que los de costumbre podría indicar que tu cobaya está mal o asustada.

Pitidos suaves

Otro de los sonidos de la cobaya son los pitidos suaves. Son igual de agudos que los pitidos fuertes, pero los hacen a mucho menor volumen y mucho más seguidos entre sí. Cuando hay más de una cobaya, se suele decir que están ‘charlando’: lo hacen por comunicación entre ellas e indica que están a gusto.

Cuando lo hace una cobaya sola suele ser un indicador de bienestar: tu mascota está contenta. Es muy común que hagan este sonido cuando salen de su jaula y exploran el suelo y sus alrededores: es un sonido de curiosidad.

Rechinar de dientes

Suena como un murmullo, pero si miras bien a la boca de tu roedor verás que mueve la mandíbula inferior muy rápido. Rechinar los dientes indica incomodidad o enfado. Suelen hacerlo si les riñes, le has cambiado cosas de la jaula o si le molesta la presencia de otra cobaya.

Ronroneo

Mucha gente piensa que las cobayas pueden ronronear, pero este es un sonido exclusivo de los felinos. Sin embargo, estos roedores a veces hacen un sonido parecido a un ronroneo, en el que su cuerpo también vibra.

Es todo lo contrario a lo que significa en gatos: es un sonido que indica miedo. Lo hacen cuando escuchan un sonido muy desagradable o cuando están asustadas y no pueden huir.

No dejes que tu cobaya llegue a este extremo: si algo le da miedo y te avisa con este ronroneo, aléjala de lo que lo provoca. Cuando llegan a esta situación están sobrepasadas y algo les da mucho miedo o les están haciendo daño.

Chirping

Se le llama chirping a un sonido muy poco frecuente que hacen las cobayas, y que resulta muy confuso a los humanos cuando lo escuchamos por primera vez. Se parece tanto al sonido de los pájaros que podría confundirse con uno que estuviese piando en la ventana.

Hay muchas teorías sobre qué significa este sonido de la cobaya. Muchas apuntan a que es una llamada de celo, pero nadie lo sabe realmente. Muy pocas cobayas lo hacen y es tan poco frecuente que aún no se ha encontrado un patrón que explique este comportamiento.

Otros sonidos de la cobaya

Las cobayas son animales charlatanes y les gusta hacer ruidos constantemente para conseguir nuestra atención. Además de emplear su propia garganta, es probable que tu cobaya aprenda a hacer otros ruidos para llamarte: morder los barrotes de la jaula, tirar o golpear cosas que tenga a mano…

Preparar jaula para cobaya

La tos y los estornudos de las cobayas tienen un sonido propio muy diferente al de otros animales. No son sonidos que haga a propósito, así que no tienen significado. Sin embargo, si tu animal tose o estornuda a menudo quizás le convendría visitar a un veterinario para hacer una revisión de salud.

Las cobayas son unos animales muy comunicativos y no dejan de emitir sonidos para indicar cómo se encuentran. Aprende los diferentes sonidos de la cobaya para entender mejor a tu mascota y ser más felices los dos.

Te puede gustar