Síndrome vestibular en conejos: ¿de qué se trata?

8 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Juan Pedro Vazquez Espeso
Los conejos, como cualquier animal de compañía, tienen sus enfermedades particulares. En esta ocasión vamos a hablar del síndrome vestibular en conejos.

Los conejos son unas bolas de pelo adorables, suaves y blanditas. No es de extrañar que cada día sean más los hogares que quieran contar con esta mascota como fuente de mimos diaria. Pero debemos de saber que son seres vivos, y como tales, pueden desarrollar enfermedades que deben de ser convenientemente tratadas.

Dentro de esas posibles enfermedades, hoy vamos a hablar de una, que bien por frecuente o bien por particular, merece especial hincapié. Estamos hablando del síndrome vestibular en conejos. Este cuadro clínico, debido a su complejidad, en ocasiones supone a los veterinarios un autentico reto diagnostico.

Conejo doméstico de color marrón.

Síndrome vestibular en conejos

Es una de las enfermedades neurológicas mas frecuentes y mejor estudiadas en esta especie. Su cuadro clínico consiste en una serie de signos relacionados, en su mayoría, con el sistema vestibular. El sistema vestibular es un conjunto de estructuras situado en el oído, que se encargan de mantener el equilibrio en los animales.

Esta enfermedad se produce también en otras especies, como perros y gatos. No obstante, aunque este síndrome cuente con similitudes en todos los animales afectados, son varias las particularidades que hacen del síndrome vestibular en conejos un complejo patológico en sí mismo.

Sintomatología del síndrome vestibular

Como mencionamos, afecta al aparato encargado del equilibrio y la posición corporal, por lo que muchos de los síntomas seguirán esta linea.

Estos pueden ir desarrollándose de forma mas o menos gradual, en función del agente causal de la patología. Al tener un origen múltiple, los síntomas desarrollados van a depender en gran medida de la etiología de la enfermedad y de su forma de presentación. Vamos a mencionar los síntomas mas comunes presentes en el síndrome vestibular:

  • Tortícolis: Quizás el síntoma mas frecuente. Se produce un ladeo de la cabeza, hacia el lado izquierdo o el derecho. Esto va a depender de la región afectada.
  • Pérdida del equilibrio: Al afectar al sistema del equilibrio, el animal tiene serias dificultades para mantenerse en pie, por lo que es de esperar que se caiga con más frecuencia. En estados avanzados de la enfermedad puede sobrevenir una incapacidad total del animal para levantarse.
  • Alteraciones en la marcha: El animal puede ser incapaz de andar en linea recta, algo fácilmente detectable por su caminar ladeado o incluso en círculos.
  • Nistagmo: Es un signo frecuente que consiste en un movimiento involuntario y repetitivo de los ojos. Podríamos decir que es como un «tic» ocular.
Conejo doméstico siendo sujetado durante una consulta.

Causas de la enfermedad

Como ya adelantamos, son varios los agentes que pueden originar este cuadro clínico en los conejos. Vamos a mencionar los mas importantes y frecuentes:

  • Encephalitozoon cuniculi:  Parásito habitual entre los conejos. Puede originar problemas en el riñón, en los ojos, o como en el caso que nos ocupa, en el sistema nervioso. Produce una encefalitis de pronostico reservado que cursa con síntomas propios del síndrome vestibular. El tratamiento consiste en fármacos antiinflamatorios y antiparasitarios.
  • Pasteurella multocida: Es una bacteria implicada en el desarrollo de enfermedades respiratorias en los conejos. No suele ser grave, pero en determinadas ocasiones puede migrar hacia el oído, causando inflamación y alterando el aparato vestibular. Para su tratamiento son necesarios antibióticos potentes, aunque en determinados casos la cirugía también puede estar contemplada.
  • Traumatismos craneoencefalicos: Los conejos son unos animales bastante delicados, especialmente en lo que a traumatismos se refiere. Por lo que es frecuente que tras un golpe o caída sin aparente importancia, el animal haya sufrido lesiones severas. En función del grado y severidad de la lesión, el animal puede desarrollar síntomas vestibulares como consecuencia de un traumatismo craneoencefalico.
  • Neoplasias: Un sobrecrecimiento anormal de tejido es una de las posibles causas de esta enfermedad en los conejos. El hallazgo de estas masas se realiza mediante técnicas de imagen, ya sea radiografías, TAC o resonancia magnética.
Grupo de conejos jóvenes siendo supervisados por su madre.

Como habéis leído, son varias las posibles causas que esconde el síndrome vestibular. Y todas comparten la necesidad de un diagnostico precoz para un mejor pronostico. Por lo que, ante la detección de cualquier anormalidad en la marcha o postura del conejo, es recomendable acudir a vuestro veterinario lo mas pronto posible.