Los conejos no son roedores

Eugenio Fernández · 25 mayo, 2018
Si bien se trata de unas mascotas muy populares, lo cierto es que es habitual que se confunda la familia a la que pertenecen; divergen tanto en la alimentación como en los dientes o el hábitat en el que viven

Los conejos no son roedores

El conejo es una de las mascotas exóticas más populares y también un auténtico símbolo de la fauna ibérica: sin embargo, a pesar de lo conocido que es este animal, debemos aclarar un gran error bastante común: los conejos no son roedores.

¿Qué son los conejos?

Cuando lanzamos la idea de que los conejos no son roedores, conviene definir qué son los conejos para ver en qué se diferencian con los roedores

Los conejos no son roedores; son lagomorfos. Hasta el siglo XX, los conejos habían sido considerados roedores y no lagomorfos, pero los biólogos comenzaron a evidenciar las enormes diferencias que existían entre roedores y lagomorfos.

¿Cómo son los lagomorfos?

Los lagomorfos como liebres y conejos son mamíferos placenarios que poseen dos pares de dientes incisivos, los cuales crecen continuamente; sin embargo, el segundo par de incisivos es de escaso tamaño.

Curiosamente, el esmalte dentario es otra de las características que diferencian a roedores de lagomorfos: los lagomorfos tienen esmalte en ambas caras de sus dientes.

Los conejos y otros lagomorfos tienen como una de sus características el gozar de patas cubiertas de pelo. Además, los conejos poseen esas enormes orejas, que son su principal forma de termorregulación.

Diferencias con los roedores

Una de las razones por las que los conejos no son roedores, sino lagomorfos, es el hecho de que los lagomorfos son vegetarianos, y poseen un aparato digestivo grande como el de los caballos. Por ello, las pautas de alimentación para los conejos deberán ser distintas a las de un roedor.

Conejo

En cuanto a la anatomía de sus extremidades, los lagomorfos tienen cinco dedos en las patas delanteras y cuadro dedos en las patas traseras. De hecho, comen de forma distinta a los roedores, ya que apenas pueden usar sus extremidades delanteras para mantener la comida.

Aunque como ya mencionamos, ambos grupos de animales roen, lo cierto es que mientras que los lagomorfos mueven la mandíbula de derecha a izquierda, los roedores lo hacen de adelante hacia atrás.

Su hábitat es también bastante distinto: los lagomorfos siempre viven en madrigueras, mientras que los roedores pueden tener otros hogares.

Los conejos y otros lagomorfos poseen el llamado labio leporino: el belfo de arriba está dividido en dos. Esto puede ocurrir en roedores, pero de forma menos pronunciada o inexistente.

¿Cómo son los roedores?

Los roedores son también mamíferos placentarios. Sin embargo, poseen un único par de incisivos, frente a los dos pares de los lagomorfos. Al igual que los incisivos de los conejos, los incisivos de un ratón también tienen crecimiento continuo.

Remedios caseros para plaga de ratones

Es por ello que ambos grupos de mamíferos necesitan roer para desgastar sus dientes, por lo que muchas veces, aunque los conejos no son roedores, la gente confunde estos dos grupos taxonómicos.

La mayoría de especies de roedores tienen las extremidades desprovistas de pelo, y en muchas ocasiones la cola, lo que los diferencia de los lagomorfos. Otra diferencia es que los roedores son omnívoros y, por tanto comen de todo, a diferencia de los conejos.

Además, los roedores solo tienen esmalte dental en la cara delantera de los dientes, que suele tener tonalidades amarillentas o incluso naranjas, algo que no ocurre en los lagomorfos.

Los dedos de los roedores están posicionados al revés que el de los de los lagomorfos: una rata, por ejemplo, tendrá cuadro dedos en las extremidades delanteras y cinco en las extremidades traseras.

En el caso de los roedores, no solo pueden vivir en túneles y madrigueras: también pueden vivir en árboles o matorrales, y ocupan muchos más ecosistemas.