Cómo mantener los conejos calientes en invierno

2 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
La hipotermia es un riesgo al que se enfrentan todos los conejos durante el invierno. En este artículo encontrarás la información necesaria para mantener a tus conejos calientes en invierno.

Mantener a tus conejos calientes en invierno debe ser una de tus prioridades. Los conejos, a menudo, viven al aire libre, y están contentos de esta manera. Sin embargo, puedes sentir que es cruel dejar a tus conejos afuera durante los meses de invierno.

Es importante resaltar que mudar a un conejo al interior de tu casa durante el invierno es más riesgoso que dejarlo afuera. Los cambios repentinos de temperatura pueden afectar gravemente la salud de tu conejo. Así, la mejor medida es aislar tu conejera y controlar regularmente su temperatura.

¿A qué temperatura corporal debes intervenir para mantener a tus conejos calientes en invierno?

A pesar de su apariencia frágil, los conejos son bastante resistentes cuando se trata de lidiar con el clima frío. El organismo de un conejo siempre estará en mejores condiciones en un clima frío que para uno caliente.

La temperatura corporal promedio de un conejo sano es de 38 a 39 grados Celsius. Esta temperatura corporal se mantiene incluso cuando el exterior está a temperaturas cercanas a los 0 grados Celsius, e incluso más bajas.

Conejo en la nieve

Como cuidador, debes supervisar la temperatura corporal de tus conejos regularmente durante todo el invierno. Si tu conejo está por encima de 38 grados Celsius, tu conejo está sano. Sin embargo, si la temperatura de tu conejo está en 37 grados centígrados o menos, tu mascota tiene hipotermia y debes actuar de inmediato.

¿Cuáles son los síntomas de la hipotermia en conejos?

Es fundamental que puedas reconocer las señales de hipotermia en conejos. Además de la temperatura corporal, debes estar atento a los siguientes síntomas:

  • Extremidades frías, como las puntas de las orejas y las patas.
  • Frescura al tacto y aspecto pálido.
  • Letargo no característico. La mayoría de los conejos son más activos en temperaturas frescas.
  • Un latido débil e inestable.
  • Respiración superficial
  • Falta de coordinación y posible pérdida de conciencia.
Conejo en la época invernal

¿Cómo se puede tratar la hipotermia en conejos?

El tratamiento de un conejo hipotérmico es relativamente simple; el aspecto principal es calentarlos rápidamente. Envuelve a tu conejo con una toalla gruesa o una manta y llévalo a tu casa. Una vez que hayas hecho esto, aumenta su temperatura corporal. Hay dos técnicas simples para esto:

  1. Llena una botella con agua caliente y deja que tu conejo se acueste sobre ella. Recuerda que el agua debe estar caliente, pero no lo suficiente para quemar a tu conejo.
  2. Coloca una toalla en el microondas por 30 segundos. Repite esto hasta que la toalla esté tibia, pero no lo suficientemente caliente como para que sea peligroso para tu conejo. Envuelve al conejito en la toalla tibia.

Mantener a los conejos calientes en invierno: ¿pueden los conejos vivir afuera todo el año?

Notarás que tu conejo desea hacer más ejercicio durante el invierno. Esto es natural, pues los conejos se vuelven más juguetones cuando baja la temperatura. Permite que tu conejo corra y juegue en el patio durante el invierno, pero ten cuidado de que no moje su pelaje. La temperatura corporal de un conejo puede caer bruscamente si está húmeda.

Puedes tomar varios pasos para mantener a los conejos al aire libre a salvo durante todo el invierno. Estos incluyen:

  • Asegúrate de que la conejera de su conejito tenga un techo confiable, seco y seguro.
  • Coloque una tapa sobre la puerta de la conejera de tu conejo, preferiblemente plástico transparente para que tu conejo pueda ver al exterior. Esto evita que entre aire frío sin encerrar completamente a tu conejo.
  • Proporciona una caja de cartón llena de heno. Tu conejo usará esto como un dormitorio separado y más cálido.
  • Asegúrate de que no haya corrientes de aire directas en la conejera, pero permite que haya flujo de aire. De otra manera, tu conejo podría sofocarse.
  • Controla regularmente el agua de tu conejo; asegúrate de que no se haya congelado. Si es necesario, ofrece a tu conejo té de manzanilla caliente para calentarlo.
  • Limpia la conejera de tu conejo durante el invierno. La paja y el heno se humedecen en condiciones de frío y hacen que el interior de la conejera se enfríe.
  • Aumenta un poco la ingesta de alimentos de tu conejo durante los meses de invierno. Quemarán más energía manteniéndose calientes. No te preocupes por su peso, ya que también harán más ejercicio.
  • Vrbjar, N., Kean, K. T., Szabo, A., Senak, L., Mendelsohn, R., & Keough, K. M. W. (1992). Sarcoplasmic reticulum from rabbit and winter flounder: temperature-dependence of protein conformation and lipid motion. Biochimica et Biophysica Acta, 1107(1), 1–11.
  • Díez, C., Paez, J. A., Prieto, R., Alonzo, M. E., & Olmedo, J. A. (2005). Activity Patterns of Wild Rabbit ( Oryctolagus cuniculus , L.1758), under Semi-Freedom Conditions, during Autumn and Winter. Wildlife Biology in Practice, 1(1), 41–46.
  • Xiu-ling, Z. (2009). Environmental Examination and Estimation of Rabbit Hut in Winter. Shandong Agricultural Sciences.