La conejera, el hogar ideal para tu conejo

Camila O.Thomas · 29 marzo, 2019
Una conejera es el espacio que tus conejos ocuparán la mayor parte de sus vidas; por esta razón, debes tener cuidado al elegirla e instalarla: has de valorar desde el tamaño hasta el tipo de malla y de suelo

Una conejera es el lugar en el que tu conejo pasará la mayor parte de su día. Todos los conejos necesitan un hogar y un lugar que sea suyo. Sin embargo, crear el lugar adecuado para un conejo puede necesitar bastante ingenio.

En principio surgen muchas preguntas. ¿Qué tan grande debería ser una conejera? ¿Con cuáles materiales es mejor construir una conejera?  ¿La conejera debería estar dentro o fuera de la casa?

Las decisiones de vivienda de tu conejo son un mundo lleno de posibilidades. Como dueño, es tu responsabilidad que tu conejo tenga un espacio para ejercitarse, entretenerse y descansar.

Una de las características más importantes que debe cumplir un recinto de este tipo es tener suficiente espacio para que el conejo se mueva. Como sabes, los cuerpos de los conejos están diseñados para pasar sus días saltando y corriendo en el campo.

Cuando un conejo no tiene suficiente espacio para moverse y saltar, su salud se ve gravemente afectada. Entre las consecuencias de una falta de movimiento está la osteoporosis, la obesidad y el deterioro muscular. Particularmente, este último puede causar graves problemas a largo plazo, pues evita movimientos fluidos.

Una conejera ideal

El recinto más popular entre los dueños de conejos es la conejera o madriguera. Debes tener cuidado al seleccionar una conejera, pues muchas de las más baratas no cumplen con los requerimientos necesarios. Ya sea por falta de espacio o por materiales baratos, las conejeras de baja calidad siempre saldrán más caras a largo plazo.

Conejo rex

Una buena conejera provee suficiente espacio para que tu conejo se mueva libremente y espacio para que pueda dormir a resguardo. Además, una conejera debe ser segura contra depredadores y proveer protección ante las inclemencias del tiempo.

Una buena madriguera para conejos tiene varios niveles y un gran tamaño. Lo ideal es que mandes a hacer una conejera personalizada, o hagas la tuya propia. Si decides construir tu propia madriguera, debes considerar algunos aspectos.

1. Tamaño

En lo que respecta a los conejos y sus madrigueras, más grande siempre es mejor. Las medidas mínimas de una madriguera son precisamente medidas mínimas. De acuerdo con las regulaciones del Reino Unido para el cuidado animal, la medida mínima de una madriguera es 180x60x60 centímetros.

Si quieres que tu conejo viva cómodo y feliz, te recomendamos que su madriguera sea mucho más grande que esto. Recuerda que un conejo necesita mucho espacio para saltar y correr.

2. Seguridad

Al construir un hogar para tu conejo, debes asegurarte de que sea un ambiente completamente seguro. Desde la puerta hasta las esquinas, una madriguera debe estar construida pensando en la seguridad de sus habitantes.

La puerta debe estar asegurada con algo más que solo una madera cruzada. Existen muchos depredadores medianos que saben cómo abrir esta clase de puertas. Además, si tienes niños pequeños en casa, no querrás que accidentalmente dejen abierta la puerta de la madriguera.

Con respecto a la malla, es preferible que uses malla con un patrón entrecruzado vertical / horizontal. No recomendamos el uso de malla de gallinero, pues es más fácil que las patas de los conejos se atasquen en ella.

Hogar para conejos

Cuando elijas la malla, asegúrate de que cada orificio mida menos de dos centímetros. Si es más amplia que esto, gatos u otros depredadores pueden introducir sus patas y atormentar a tus conejos.

3. Distancia de la tierra y calidad del suelo

Las madrigueras deben siempre estar separadas de la tierra, pues les afecta mucho la humedad. Si decides comprar una madriguera sin patas, puedes mandar a construir una fácilmente.

Recuerda que el suelo de una madriguera debe ser firme y plano. Nunca debes usar malla para el suelo de la madriguera, pues tus conejos no podrán saltar y correr con facilidad.

Para proteger el suelo de desechos orgánicos, recomendamos que instales vinilo. El vinilo es una excelente opción para tu madriguera, pues su limpieza y mantenimiento es muy sencillo.

Como puedes ver, elegir una conejera solo es cuestión de cuidado y atención. Construir tu propia conejera puede requerir más tiempo, pero los resultados serán mejores. Recuerda que un conejo necesita espacio para vivir una vida plena.

Un conejo con poco espacio puede desarrollar hábitos negativos. Entre estos hábitos negativos están el comportamiento repetitivo o destructivo de su ambiente y la apatía. Todos estos son comportamientos que indican la falta de estimulación mental de tu conejo.

Un conejo solo puede actuar como un conejo si tiene suficiente espacio para ejercitarse. Si es imposible para ti proveer a tu conejo de tanto espacio, quizás debas considerar darlo en adopción. Insistimos en que un conejo solo será feliz si puede moverse con cierta libertad.

  • Crespo, R. (1925) Conejos y conejeras. taller Calpe, Madrid.
  • Zotyen Quan, C. (2002) La cunicultura: crianza de conejos.
  • V.A.A. (1996) El conejo: cría y patología. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Roma.