9 señales de que una perra va a parir

Descubre cuáles son lo síntomas que anuncian el parto en perras. Entre ellos están su necesidad de contar con la compañía y apoyo de su tutor. Te contamos más.
9 señales de que una perra va a parir
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 18 agosto, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 18 agosto, 2021

Última actualización: 18 agosto, 2021

Cuando se tienen perras en gestación en casa, los tutores deben estar atentos, pues hay unos síntomas de parto que son claros y anuncian que el alumbramiento está cerca. Comprender la forma en la que actúan los animales antes y durante el trabajo del parto permite a los dueños ayudar a la mascota a preparar lo que su naturaleza le dicta que necesita.

Además, visto desde otro punto de vista, presenciar el momento en que tu mascota da a luz es algo que quedará en tu memoria. Si hay niños en casa, será una gran experiencia y puede motivar a conversar sobre este hecho biológico y los lazos entre padres e hijos. A continuación, profundizamos en las 9 señales que indican que una perra va a parir.

1. Tiempo de gestación

El primero de los síntomas o señales que anuncian el parto en perras es el tiempo de la gestación. De acuerdo con estudios, el embarazo de las perra tiene una duración que varía entre los 57 y 70 días. El intervalo preciso depende de la biología de los gametos y los embriones, teniendo en cuenta que este se mide desde la fecundación hasta el parto.

Ahora bien, cuando es posible determinar la fecha exacta de la fecundación, es mucho más fácil establecer el tiempo de gestación, porque el margen se reduce a unos 62 o 64 días. En el caso de que una persona haya adoptado a una perra embarazada y desconozca cuánto tiempo tiene y el estado de los bebés, se recomienda realizar una ultrasonografía.

¿Cuánto dura el parto de una perra?

Respecto a cuánto tiempo dura la labor de parto, hay que decir que este también varía según la cantidad de cachorros y las condiciones de salud de cada perra. Asimismo, influye el que la madre sea primeriza o no y su raza.

Así las cosas, la duración del parto varía entre 2 y 12 horas desde que nace el primer cachorro hasta que la madre evacúa la última placenta, lo cual puede ocurrir hasta 12 horas después de que se expulse al último bebé. Si este proceso se demora demasiado, se hace necesario buscar ayuda veterinaria urgente.

Los síntomas de parto en perras son muchos.

2. Busca compañía

Cuando hay una conexión de confianza entre la perra y su amo, esta buscará de su compañía. Incluso, este es uno de los síntomas del parto en perras que debe tomarse muy enserio. Debido a que el animal no puede hablar, empezará a llamar la atención de forma insistente.

Notarás que hay aumento de la vocalización y de los jadeos, con los que la hembra busca hacerle entender a su tutor que vaya con ella a un lugar determinado. Sin embargo, esto significa que ella necesita compañía, no que requiera intervención en la labor.

Por instinto, las perras saben lo que ocurre en su cuerpo y qué hacer, así que es innecesaria la intervención del amo, a menos que algo ande mal, en cuyo caso se requiere llamar a un veterinario.

3. Elección del nido

Cuando una perra se prepara para parir, empieza por elegir un nido, es decir, el lugar en el cual se siente cómoda para comenzar la labor. Notarás que prefiere pasar tiempo en una zona escondida y cálida, pues es así como se siente protegida y en donde mantendrá seguros a sus cachorros.

Si la perra ya tiene su cama en un lugar que considera seguro para tener y criar a sus bebés, notarás que empezará a pasar mucho más tiempo allí. Aunque el tutor no se sienta a gusto con el nido elegido por la cánida, es importante respetar la decisión y no intentar llevarla a otro lugar, pues de esta manera se le puede estresar.

4. Contracciones

Otro de los síntomas de parto en perras es la presencia de contracciones. Notarás que la mascota se acuesta de lado, que su respiración se agita y que el tórax y el abdomen se mueven mucho más rápido. Además, podrás percibir que la perra hace fuerza y, entre las contracciones, empiezan a salir los cachorros.

Incluso, puedes tratar de medir el tiempo entre contracción y contracción, así podrás llevar un control de la labor de parto.

5. Limpieza

La limpieza es uno de los síntomas que advierte que el parto en perras está a punto de comenzar. Sus genitales empiezan a segregar líquidos, por lo que la mascota tiende a limpiarse de forma excesiva. Este comportamiento le ayuda a aliviar el dolor en la zona y facilita la salida de los cachorros.

El tutor no debe alarmarse por la continua salida de líquidos de la vulva de la perra, siempre y cuando no sean sanguinolentos o fétidos. Es un proceso normal y tampoco se debe intervenir, pues no es necesario ayudarla a limpiarse.

6. Nerviosismo

Cuando una perra empieza la labor de parto, las contracciones y molestias propias del momento la llevan a mostrarse nerviosa. Es normal que se aleje de las personas extrañas, incluso, de las demás mascotas de la casa. Preferirá estar con aquel miembro del hogar con el que tenga más confianza.

Este estado de nerviosismo se notará con facilidad y permanecerá hasta un tiempo después del parto. Así es, una vez nacen los cachorros, la perra se mostrará desconfiada y algo agresiva con personas desconocidas. Es necesario respetar sus emociones.

7. Temperatura corporal

La disminución de la temperatura es uno de los síntomas de parto en perras más complejos de notar para el tutor, pues no siempre es fácil detectarla. Sin embargo, físicamente la temperatura corporal de la mascota baja entre 1 y 2 grados cuando se acerca el momento del alumbramiento.

La temperatura normal de una perra es de 38 grados días antes del parto. La disminución se presenta debido a que los niveles de progesterona también descienden bruscamente durante el proceso.

8. Pérdida del apetito

La pérdida de apetito en las perras que están a punto de parir es normal y es un síntoma más de que el momento cero ha llegado. Esta pérdida de apetito se presenta entre 12 y 24 horas antes del alumbramiento, aunque hay que decir que no en todas las perras se evidencia esta conducta.

9. Mucosidades

Horas ante del inicio del parto, la perra expulsará el tapón de mucosidad, el cual tiene la función de proteger al útero y a los cachorros durante toda la gestación. Es un mecanismo natural que mantiene a raya infecciones y bacterias.

El tutor no debe alarmarse por el color de esta mucosidad, que suele ser amarilla o blanca y muy densa. Una vez la mascota expulsa el tapón, pasarán máximo 12 horas para que inicie la labor, como lo han reseñado artículos. Así que este es uno de los síntomas de parto en las perras más certeros.

Síntomas de alerta durante el parto en perras

Aunque no se recomienda que el tutor intervenga durante la labor de parto, hay otros síntomas que pueden presentarse en el alumbramiento de las perras que indican que algo no está bien, en cuyo caso es necesario solicitar la ayuda de un veterinario. Entre esos síntomas de alarma, se encuentran los siguientes:

  • Tiempo de gestación superior al establecido por el veterinario.
  • Contracciones sin nacimientos por más de media hora. Esto suele ser señal de una obstrucción que podría poner en riesgo a la madre o a los cachorros.
  • Mucosidades con olor fétido o color verdoso que indique una posible infección.
  • Fiebre, convulsiones o rechazo a los cachorros.
  • Mastitis o problemas en las glándulas mamarias.

Cuidados postparto de una perra

Una vez se han cumplido todos los síntomas del parto en las perras y se ha culminado el proceso, es hora de iniciar los cuidados especiales posparto. Realmente, estos son básicos y se vuelcan en el bienestar de la madre, debido a que los cachorros dependerán exclusivamente de ella durante los primeros 2 meses. Estos son algunos de los más importantes:

  • Cambiar las sábanas, cobijas o toallas con regularidad.
  • Limpiar las heces y la orina.
  • Ofrecer alimentación de calidad a la madre.
  • Revisar la temperatura corporal, en especial un par de horas luego del parto.
  • Limpiar de vez en cuando las mamas de la madre para evitar infecciones y aliviar un poco su dolor.
  • Acudir por atención veterinaria cuando algo no esté bien con la madre o los cachorros.
Los síntomas de parto en perras son múltiples.

Al igual que ocurre con los humanos, los animales tienen la capacidad para reflejar sus estados. En el caso de las perras, estas llevan a cabo una serie de  síntomas o señales claras cuando están cerca de iniciar su labor de parto. Lo mejor que puede hacer un tutor es acompañar a su mascota y procurar que esté cómoda para darle la bienvenida a sus cachorros.

Te podría interesar...
¿Cuándo vuelve a estar en celo una perra después del parto?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cuándo vuelve a estar en celo una perra después del parto?

El celo después del parto en perros es muy delicado. Lo mejor es evitar que la hembra se vuelva a quedar embarazada en todos los casos.



  • Sánchez Riquelme, Alfonso, & Arias Ruiz, Francisco. (2017). Biología gestacional y predicción del parto en la perra. Revista de Investigaciones Veterinarias del Perú, 28(4), 771-783. https://dx.doi.org/10.15381/rivep.v28i4.13865
  • Domínguez, J.C., Peña, F.J., Castro, B. Parto y distocias en la perra y en la gata. Vol. 14. Núm. 4, 1994.