La alimentación de una perra después del parto

La correcta alimentación de una perra después del parto es vital. Una dieta adecuada garantizará el bienestar no solo de la madre, sino de las crías.
La alimentación de una perra después del parto
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 25 Mayo, 2021.

Última actualización: 25 Mayo, 2021

El embarazo es uno de los momentos más delicados para todos los seres vivos. Desde animales complejos como elefantes y perros hasta insectos, todas las especies animales tienen un cometido común en esta vida: dejar su impronta genética en forma de descendencia. Por ello, la alimentación de una perra después del parto es esencial, para mantener su bienestar y el de sus cachorros.

Una dieta rica en vitaminas y macronutrientes es vital para que la madre y su descendencia sobrevivan tras el parto. A continuación, te presentamos cómo debe ser el menú de una madre canina recién salida de cuentas. No te lo pierdas.

¿Cómo alimentar a una perra lactante?

Los fetos caninos crecen de forma muy rápida, así que no es de extrañar que la perra gane un 25 % de su peso total unas semanas después de la cópula, tal y como indican estudios. Durante la segunda mitad del parto, el peso se puede incrementar hasta en un 50 %, valor que a menudo se confunde con un exceso de grasa por obesidad o falta de ejercicio.

De todas formas, cabe destacar que muchos tutores pecan de alimentar de más a la perra, con la intención de ayudarla durante la gestación. No olvides que el animal debe hacer ejercicio de forma regular —aunque sea suave— y la dieta tiene que ser balanceada durante esta etapa.

Características del alimento

Para saber discernir entre patología y normalidad, la Association of American Feed Control Officials (AAFCO) ha establecido una serie de pautas estandarizadas en lo que a la dieta de perras gestantes se refiere. Si sigues estas reglas con tu mascota, seguramente su aumento de peso se deba al crecimiento de los cachorros en el entorno placentario:

  • 22 % de proteínas en la dieta: las proteínas suponen hasta el 50 % del peso en seco de los tejidos de los organismos vivos. En esta etapa es esencial la ingesta proteica por parte de la madre, pues animales enteros se están formando en su interior.
  • 8 % de grasas en la dieta: a pesar de sus connotaciones negativas, las grasas son esenciales para la obtención de energía.
  • 0,8 % de fósforo y 1 % de calcio: el calcio y el fósforo son necesarios para la síntesis ósea y el desarrollo metabólico de los cachorros.
  • Más del 50 % restante debe corresponder a carbohidratos: los carbohidratos son la fuente principal de energía en mamíferos.

Además, otras fuentes profesionales recomiendan dosificar complementos vitamínicos para la perra gestante. Según estudios, el consumo de ácido fólico en las dosis adecuadas puede prevenir anormalidades craneales en las razas de perro braquicéfalas, por ejemplo.

El embarazo en perras es una etapa delicada.

¿Cómo debe ser la alimentación de una perra después del parto?

Tal y como indica el portal veterinario VCA Hospitalslos requerimientos nutricionales de una perra que acaba de parir se incrementan de forma gradual, pues ahora esta debe producir leche. El punto crítico se encuentra de 3 a 5 semanas después de dar a luz, pues en estos momentos, la perra requiere de 2 a 4 veces más ingesta calórica de lo normal.

Para que una perra pueda producir suficiente leche, debe tener a su disposición una gran cantidad de alimento. Hasta la quinta semana tras el parto, es necesario seguir a rajatabla los siguientes consejos:

  1. Otorgarle a la madre una comida muy rica en nutrientes, ya sea especial para el periodo de lactancia o para cachorros, por ejemplo. Los piensos para perros recién nacidos contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales.
  2. Es mejor aumentar la toma de comida a 3 o 4 veces al día, en vez de incrementar la cantidad de comida repartida en 2 tomas distintas.
  3. La perra debe comer todo el pienso seco que necesite durante el día.

A partir de las 5 semanas, los cachorros empezarán a prestar atención en la comida de la madre y cada vez beberán menos leche. En este punto, es necesario comenzar a reducir la ingesta calórica materna y promover que la prole empiece a comer alimentos sólidos. Sobre las 8 semanas tras el parto, la dieta de la perra puede volver a la normalidad.

Alimentos para que la perra produzca más leche

En principio, no es necesario que se le aporten alimentos especiales a la perra con el fin de que esta produzca más leche. La naturaleza es sabia, y si alguno de los cachorros está bajo de peso, lo ideal es tratarlo a él de forma individual, no a través de la dieta materna.

De todas formas, todo alimento rico en calorías será ideal para una madre lactante. Carnes, huevos y comidas húmedas harán las delicias de la perra en este periodo tan delicado. Sobre todo, no olvides que esta debe tener una fuente de agua disponible en todo momento.

Tres cachorros juntos.

Es necesario minimizar riesgos

La alimentación de una perra después del parto es esencial para el bienestar de la prole, pero no olvides que la salud de la madre también está en juego. Es normal que la perra no quiera ingerir alimento 24 horas después de dar a luz, pero si la condición se mantiene, hay que acudir al veterinario con urgencia.

La madre podría estar sufriendo una infección en la placenta, infecciones mamarias y otras condiciones graves, como la permanencia de un feto muerto dentro su organismo. En todos estos casos, el tratamiento veterinario es la única opción para salvar la vida del animal.

Te podría interesar...
Celo, gestación y parto de tu perra. ¿Tienes preguntas?
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Celo, gestación y parto de tu perra. ¿Tienes preguntas?

Aprende sobre el celo, la gestación y el parto de las perras, ya que en el blog de Mis Animales respondemos a todas las preguntas