Alimentos ricos en vitamina C para perros

19 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde
La vitamina C está presente en los cítricos, los vegetales frondosos y el hígado y vísceras animales. Este nutriente es esencial para el correcto desarrollo de los canes domésticos.

Una nutrición completa y equilibrada es fundamental para la salud del perro. Para evitar problemas digestivos o de otro tipo, es conveniente utilizar una alimentación de buena calidad, con ingredientes naturales y ricos en vitaminas.

Estudiar la composición del pienso y la dieta es la clave para acertar con la alimentación adecuada para el can. Hoy en día, es difícil que las mascotas tengan carencias de vitaminas, minerales o algún tipo de nutrientes, pero siempre es recomendable conocer qué alimentos son beneficiosos para ellas.

Qué debes saber de la nutrición de las mascotas

Los nutrientes son la parte del alimento que puede ser utilizado por el animal. El porcentaje utilizable del nutriente depende de su grado de digestibilidad, es decir, la proporción del total que puede ser absorbido en el tracto digestivo del animal.

Los nutrientes se dividen en orgánicos e inorgánicos. Los componentes orgánicos se basan en el carbono y son los glúcidos, proteínas, lípidos y vitaminas. Los inorgánicos son los minerales, por todos conocidos.

Una alimentación equilibrada en perros adultos sanos se basa en un porcentaje en torno al 30 % de proteínas, grasas entre el 10 y el 20 % y un porcentaje en glúcidos o hidratos de carbono que no superen el 25 % de la composición total.

En los piensos de baja calidad, este porcentaje aumenta en forma de cereales. A todo esto se le suman bajas cantidades de vitaminas, fibra y minerales.

¿Cómo puedes saber si el pienso que utilizas cumple estos porcentajes estandarizados? Para averiguarlo, tienes que fijarte en el listado que aparece detrás de las bolsas de pienso. Generalmente, el orden de los ingredientes indica la proporción en la que se encuentran.

Concepto de vitaminas.

Esto quiere decir que los ingredientes que aparecen al principio se presentan en mayor cantidad que los que vienen después, en proporciones más pequeñas. Además, los ingredientes deben ser específicos, esto quiere decir que tienen que indicar la fuente de donde proceden, por ejemplo, no es lo mismo que indiquen carne de conejo que subproductos cárnicos.

¿Por qué son importantes las vitaminas? El papel de la vitamina C

Las vitaminas son esenciales para el buen funcionamiento del organismo en pequeñas cantidades. Por esta razón, su deficiencia a largo plazo provoca enfermedades y su exceso, la hipervitaminosis, es poco frecuente. La vitamina A o retinol, la vitamina D o ercogocalciferol o el ácido ascórbico, más conocido como vitamina C, son algunas de ellas.

Algunas vitaminas se producen en el organismo a partir de ciertas moléculas precursoras, mientras que otras se obtienen de la dieta. En este caso nos centraremos en la vitamina C, que la producen casi todos los animales, excepto el hombre, los primates, las cobayas y los peces.

La vitamina C participa en muchas funciones vitales para el organismo. Entre ellas, encontramos las siguientes:

  • Evita el envejecimiento prematuro, gracias a su acción en la oxidación en el metabolismo celular.
  • Tiene un papel fundamental el metabolismo del colágeno, una molécula muy importante del tejido conectivo que une los distintos tejidos del cuerpo.
  • Es un potente antioxidante.
  • Está involucrada en el transporte de hierro de la proteína plasmática transferrina a la ferritina hepática. Facilita la absorción de hierro en el organismo.
  • Ayuda a la cicatrización de las heridas.

La falta de vitamina C produce escorbuto. Esta no es una enfermedad común en perros y está poco estudiada, pero en los casos detectados se han visto problemas en cachorros en crecimiento. Los signos habituales son cojeras marcadas y dolor en las articulaciones, pero también se pueden observar los siguientes signos clínicos:

  • Anemia.
  • Tumefacción de las encías, con una coloración rojo-azulada.
  • Hipersensibilidad y hemorragias.
  • Estomatitis ulcerosa.
  • Hipertermia, es decir, fiebre alta.
  • Hemorragias cutáneas y en mucosas.
  • Epistaxis o sangrado nasal.
  • Hemorragias en la cámara anterior del ojo y la retina.
  • Hemorragias subperiósticas en cachorros. Estas son dolorosas por la comprensión ejercida por los hematomas articulares e impiden la marcha del animal.

El diagnóstico se realiza a través de los síntomas, analíticas y radiografías de las partes esqueléticas afectadas del animal. Un perro sano sintetiza vitamina C en el hígado e intestino, por lo que una carencia de la vitamina puede ser por un defecto en el proceso de síntesis.

Alimentos ricos en vitamina C para perros

Como ves, aunque sea en una baja dosis, la vitamina C es esencial para los perros. De forma natural, esta se encuentra en varios alimentos que suelen venir en los piensos —o dietas BARF— habituales, aunque también puedes añadirla manualmente en pequeñas cantidades a la dieta del animal.

Cítricos

Los cítricos como las naranjas, mandarinas, nectarinas, limones, kiwis o fresas tienen un alto contenido en vitamina C. Sin embargo, por su fuerte sabor y olor, estos alimentos no les gustan a todos los perros. La papaya también presenta un alto contenido en esta vitamina.

Por precaución, debes tener cuidado con la cantidad de fruta que le das a las mascotas, ya que un exceso puede provocar diarreas.

Vegetales frondosos verdes

En general, este tipo de vegetales como el perejil, el brócoli, el kale o las coles de bruselas contienen unos altos niveles de vitamina C. Aunque los cítricos sean los más populares, estas verduras no se quedan atrás. Igualmente, debes tener cuidado con la forma de administración y la cantidad que le das a tus mascotas.

Hígado y vísceras animales

Al producirse vitamina C de forma endógena en muchos animales, una opción de adquirirla es a través de sus vísceras, en especial el hígado, que contiene otras muchas vitaminas y nutrientes muy saludables. Es un producto estrella en la alimentación de los canes.

Un perro se come una naranja.

Estos son algunos de los alimentos más ricos en vitamina C, pero no los únicos. Recuerda dar siempre una dieta de calidad a tus mascotas, ya que una atención continua a su alimentación es una inversión en su salud a largo plazo.

  • Instituto Veterinario de Ortopedia y Traumatología. Solución al síndrome del escorbuto: Mejora de la alimentación y vitamina C.
  • PortalVeterinaria. Tres casos de escorbuto en perros.
  • McDonald, Edwards, Grennhalgh y Morgan. Nutrición animal. Zaragoza, Editorial Acribia, 1995.
  • Hand, Tharcher, Remillard y Roudebush. Nutrición clínica en pequeños animales. Buenos Aires; Panamericana, 2000.