Vitamina D: ¿por qué influye en la salud de las mascotas?

24 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
A diferencia de las personas, los perros y los gatos no sintetizan gran cantidad de vitamina D y dependen de la dieta. Más allá de proveer la suplementación adecuada, varios factores afectan su biodisponibilidad.

Cotidianamente, oímos del papel de la vitamina D en la regulación de la absorción de calcio y fósforo. Por tal razón, esta vitamina es tan importante para la salud de los huesos. Más allá de la salud ósea, es importante conocer que el exceso de vitamina D puede acarrear efectos adversos, ya sean estos derivados de un exceso de calcio o por efecto directo sobre los tejidos.

Si bien el calcio contribuye al desarrollo de los huesos, también es clave para otros procesos, como la contracción muscular y la trasmisión de señales neuronales. Cuando existe un exceso de calcio el corazón, las arterias, el tracto gastrointestinal y los riñones son especialmente propensos a sufrir daños.

Paulatinamente, diversos estudios científicos han revelado que la VitD también ejerce un papel regulador en diversos tejidos. Por estas razones, es muy importante entender qué hace la vitamina D, cómo es su metabolismo y cuáles son las dosis seguras para tu mascota. Aquí te lo contamos todo.

¿Qué es la vitamina D?

En primer lugar, la naturaleza química de la vitamina D es lipídica y los animales la producimos a partir del colesterol. Como tal, es una molécula liposoluble que se digiere y se absorbe en el organismo de la misma forma que los lípidos de la dieta. También se elimina, excretándola en las heces, a través de la bilis.

Cuando el nivel de vitamina D se eleva por encima de las necesidades corporales, se acumula. Así, se puede almacenar sobre todo en el hígado, aunque también la encontramos en tejido adiposo. La acumulación se da preferencialmente en peces, en comparación con especies terrestres, que almacenan poca vitamina D en el organismo.

Una representación de la vitamina D.

El cuerpo puede producir su vitamina D

En general, muchos animales herbívoros y omnívoros poseen en las células de su piel un precursor, el 7-deshidrocolesterol. Cuando la piel se expone al sol, los rayos UVB catalizan a partir de este precursor la síntesis de la vitamina D3.

Por sí sola, la vitamina D3 es biológicamente inactiva y debe convertirse en una forma hormonal activa en un proceso de dos pasos:

  • Primero viaja al hígado. Allí se produce una transformación inicial, que resulta en la molécula 25-VitD3. Este metabolito, aunque no es activo, sí es muy estable y es la forma en la que la vitamina viaja por el organismo. Esta es la variante que se ingiere cuando se toma aceite de hígado de bacalao o carnes grasas.
  • Posteriormente, esta forma inactiva viaja al riñón, donde se convierte en la forma activa 1,25-di(hidroxi)vitamina D3, llamada calciferol. Este compuesto circula como una hormona en la sangre y media los efectos biológicos al unirse al receptor de vitamina D, que se encuentra principalmente en los núcleos de las células diana.

Entre los animales que pueden realizar esta síntesis se cuentan a los humanos, ratas, cerdos, caballos, aves, ovejas y vacas. Sin embargo, la piel de gatos y perros —y probablemente otros carnívoros— produce poca vitamina D en la piel y, por ello, estos animales dependen de su ingesta en la dieta.

Las plantas también pueden producir una variante de vitamina D, a partir de ergosterol, que se denomina vitamina D2.

¿Qué pasa si existe deficiencia de vitamina D en mascotas?

Recientemente se ha prestado mucha atención al tema de la deficiencia de vitamina D en perros. El efecto más conocido es óseo, pues su deficiencia se asocia al padecimiento de raquitismo, que se manifiesta con deformaciones físicas muy claras.

Un estudio reciente que evaluó a 350 perros domésticos encontró que dos tercios tuvieron niveles insuficientes de VitD en su organismo. Más allá de esto, llama la atención apreciar que la variabilidad vitamínica encontrada entre animales que tenían dietas similares fue muy grande.

Cada vez más investigaciones sugieren la asociación entre la insuficiencia de VitD y una serie de enfermedades, incluyendo cáncer.

¿Qué pasa si la suplementación induce un exceso de la vitamina?

Según diversos reportes científicos, la vitamina D ejerce un efecto regulador directo en más de 36 tipos celulares diferentes. De hecho, se ha detectado que la expresión de más de 50 genes son inducibles por la VitD. En general, de entre los procesos más afectados por el exceso de VitD, destacan el control neuromuscular y la función inmune.

En perros, suplementar en exceso con vitamina D puede causar insuficiencia renal en cuestión de días. Desafortunadamente, no se conocen las dosis ideales de suplementos para mantener la salud celular para cada raza y en cada etapa de crecimiento canino.

Aun así, las actuales recomendaciones en lo que a la ingesta de esta vitamina se refiere se recogen en la guía nutricional de la Federación Europea de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía.

Con los años, muchos alimentos comerciales para mascotas han agregado demasiada vitamina D a sus alimentos y han causado enfermedad e incluso la muerte en los animales que los consumen. En 2019, en España, la compañía de alimentos para perros de Hill’s retiró lotes de productos por exceso de vitamina D.

¿Es la suplementación la panacea?

Sin duda, responder esta cuestión plantea un desafío. En 2011, un estudio evaluó la relación entre los niveles sanguíneos de 25-VitD en perros y el padecimiento de tumores de mastocitos. Los autores encontraron que los perros pastores con tumores tenían menos 25-VitD que el grupo de pastores sin tumores.

Lo verdaderamente intrigante es que, al comparar las dietas de ambos grupos de perros, encontraron que todos los canes recibían cantidades similares de 25-VitD. Entonces, este resultado sugiere que los niveles sanguíneos de 25-VitD no están únicamente determinados por la dieta.

Quedan muchas cuestiones por abordar en lo referente a este tema: ¿puede el cáncer reducir la capacidad del perro para producir 25-VitD? ¿Acaso están algunos canes expuestos a factores de riesgo que les impiden la formación de este compuesto? Solo el tiempo y la experimentación nos darán respuestas claras.

La vida moderna de los perros

Anteriormente, los perros obtenían la cantidad óptima de vitamina D de las reservas de grasa de sus presas muertas. Sin embargo, es un hecho que las mascotas también acompañan a la especie humana en su cambio vertiginoso de estilo de vida.

Por esta razón, la dieta de los canes cambió, pues en la actualidad se basa casi exclusivamente en los piensos comerciales. Para ellos, la suplementación proporcionada en la comida se convirtió en su principal fuente de vitamina D.

¿Qué factores pueden disminuir la biodisponibilidad de la vitamina D?

A continuación, te mostramos algunos factores que pueden limitar la disponibilidad de vitamina D en tu animal:

  • Elementos de la dieta: las grasas poliinsaturadas, el  fluoruro y el bajo contenido de magnesio en los alimentos pueden disminuir la biodisponibilidad de la vitamina D.
  • La exposición a DDT y otros pesticidas: también a bifenilos policlorados (PCB), que son compuestos contaminantes ambientales de origen industrial, aumentan el riesgo de deficiencia de 25-VitD en un 3 %. Asimismo, la exposición a glifosato, un compuesto presente en los alimentos y el medio ambiente, disminuye la vitamina D.
  • Otros compuestos químicos, como los retardantes de llama: por ejemplo, los éteres de difenilo polibromado (PBDE), medidos en sangre, han mostrado niveles 10 veces más altos en perros que en humanos. Estos compuestos provienen de la comida comercial y se sabe que inactivan la vitamina D.
  • Otros factores, como la esterilización /castración: se sabe que las hembras esterilizadas tienen un 10 % menos de 25 VitD en sangre que las hembras intactas. Asimismo, los machos castrados tienen un 30 % menos que los machos intactos.
  • Distintas condiciones médicas: cualquier precedente de enfermedad renal puede prevenir la conversión de 25VitD a la forma utilizable de vitamina D, el calciferol. También algunos tratamientos médicos que se metabolizan en el hígado pueden bloquear el procesamiento de la vitamina D.
Controlar el peso de tu mascota es esencial para su salud.

Como puedes apreciar, la mayoría de los perros que habitan en un ambiente doméstico se verán afectados por al menos dos o tres de estos factores como mínimo. Por esta razón, es esencial tener en cuenta la importancia de la vitamina D en la dieta de las mascotas e implementarla en su menú diario de forma eficaz.