El aceite de hígado de bacalao mejora el sistema cardiocirculatorio de los perros

29 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Las afecciones del sistema cardiocirculatorio de los perros son comunes en los ejemplares de edad avanzada y de razas pequeñas

Entre las afecciones del sistema cardiocirculatorio de los perros destaca la insuficiencia cardíaca congestiva (ICC). Este padecimiento es consecuencia de la incapacidad del corazón para bombear la sangre adecuadamente a través del resto del cuerpo.

Así, en la ICC la sangre esencialmente ‘retrocede’ dentro del sistema circulatorio, lo que causa que el líquido se filtre fuera de los vasos. Mientras que los líquidos se acumulan, sobreviene la obstrucción progresiva de los pulmones y el corazón. Al verse entorpecido el proceso de la respiración, disminuye la oxigenación de la sangre.

Por tal razón, puedes notar que tu perro toma respiraciones superficiales y rápidas para obtener suficiente aire. Además, un canino con líquido en los pulmones puede no ser capaz de hacer ejercicio, presentar tos persistente y parecer débil.

La insuficiencia cardíaca congestiva es más una condición que una enfermedad y ocurre en las etapas terminales en casos de trastornos cardíacos graves.

¿Cuál es la prevalencia de las enfermedades del sistema cardiocirculatorio de los perros?

La enfermedad cardíaca, en general, engloba a varias enfermedades bastante comunes en los perros. Empezaremos señalando las tres anomalías cardiacas adquiridas más comunes:

  • La enfermedad valvular crónica. Es, con mucho, la anomalía cardíaca más común del perro. La aparición y gravedad de esta afección aumenta en la etapa de edad avanzada. Así, los perros mayores de raza pequeña tienen más probabilidades de desarrollar enfermedad de la válvula mitral. También se conoce que los perros machos tienen probabilidades ligeramente más altas que las hembras.
  • La miocardiopatía dilatada (MCD) presenta el debilitamiento del músculo cardíaco, por lo que bombea con menos fuerza y regularidad. Esta condición es más común en perros de razas grandes, como el gran danés y algunas razas de spaniel.
  • El derrame pericárdico, cuando se acumula líquido en el saco alrededor del corazón, es otra afección cardíaca canina común. Afecta con mayor frecuencia a los perros de edad avanzada.

Eventualmente, la enfermedad de la válvula mitral, la MCD, y el derrame pericárdico pueden provocar ICC.

Perro enfermo en el veterinario

¿Influye la dieta en la progresión de enfermedades del sistema cardiocirculatorio de los perros?

Los detalles del tratamiento para la ICC dependen de dos factores: el tipo primario de enfermedad cardíaca involucrada y de cuán avanzada esté la afección, pero la dieta siempre es importante.

Los perros con ICC tienden a perder peso. Específicamente, pueden caer en un proceso llamado caquexia cardíaca durante el cual se agotan las reservas musculares y grasas.

La caquexia cardíaca, generalmente, tiene varias causas, que incluyen falta de apetito, mala absorción de alimentos y los efectos de los medicamentos que toman muchos perros con ICC. Por lo tanto, lo primero que hay que buscar en una dieta diseñada para ayudar a un perro con insuficiencia cardíaca congestiva es que sea apetecible (palatabilidad).

Si a un perro no le gusta comer, es poco probable que coma lo suficiente como para evitar la caquexia cardíaca.

Aunque a las personas no les gusta el sabor del aceite de hígado de bacalao, a los perros les encanta.

Perro relamiéndose

¿Qué nutrientes son importantes en la dieta de perros con afección cardíaca?

Hay varios nutrientes que se consideran importantes en las dietas enfocadas en mejorar el sistema cardiocirculatorio de los perros. Estos son: sodio restringido, taurina, L-carnitina, ácidos grasos y antioxidantes.

Ácidos grasos omega 3

El omega 3 es solo un tipo de ácido graso esencial (AGE). Se denominan esenciales porque no pueden sintetizarse en el cuerpo y deben obtenerse mediante la dieta. Los perros y los gatos necesitan varios tipos de aceites omega, incluidos 6 y 3.

Los ácidos grasos omega 3 se recomiendan para las enfermedades del corazón por varias razones. En primer lugar, reducen las proteínas inflamatorias llamadas citocinas. Además, se ha demostrado que una dieta suplementada con ácidos grasos omega 3 mejora el apetito y reduce la pérdida muscular en perros con insuficiencia cardíaca.

Otros estudios han demostrado que los ácidos grasos omega 3 parecen suprimir los ritmos cardíacos anormales (efecto antiarrítmico).

Las mejores fuentes de ácidos grasos omega 3 son el aceite de pescado, las algas marinas y los mariscos como el mejillón de labios verdes. El aceite de salmón suele ser la fuente preferida de ácidos grasos sobre el aceite de hígado de bacalao.

Antioxidantes

Normalmente, los radicales libres son responsables del metabolismo celular y el proceso de envejecimiento. Cuando los radicales libres se producen en exceso, también pueden causar enfermedades y dolencias.

Los antioxidantes, incluidas las vitaminas C y E, ayudan a neutralizar los radicales libres y, por lo tanto, a reducir la destrucción causada por ellos.

Se conoce que los perros con miocardiopatía dilatada o enfermedad de la válvula mitral presentan un exceso en la producción de radicales libres. Por lo tanto, se ha recomendado que la dieta de un perro con enfermedad cardíaca sea suplementada con antioxidantes como las vitaminas C y E.

Sin embargo, es importante destacar que el exceso de vitaminas que se acumulan en el hígado puede ser contraproducente. Así, la dosificación de cualquier suplemento debe ser estrictamente vigilada por tu veterinario.

Propiedades del aceite hígado de bacalao

El aceite de hígado de bacalao es la fuente de vitamina A para alimentos más concentrada del mundo. Cada gramo contiene 1000 unidades de vitamina  A, lo que equivale a más de cuatro veces la vitamina A del hígado de res, la segunda fuente natural más concentrada.

Bacalao común

También contiene ácidos grasos esenciales como el omega-3. Se ha reportado que la suplementación con ácidos grasos omega-3 –en forma de aceite de hígado de bacalao– disminuye la producción de citocinas inflamatorias. También puede mejorar el apetito, lo que puede ayudar a minimizar la pérdida de masa corporal en animales con insuficiencia cardíaca.

El primer paso para determinar la dieta ideal a implementar cuando falla el sistema cardiocirculatorio de los perros debe ser establecida en conjunto con el veterinario para determinar qué otras condiciones médicas, si las hay, pueden estar presentes en tu perro.

Los ácidos grasos omega 3 parecen tener muchos beneficios potenciales en perros con enfermedad cardíaca. Si se usan ácidos grasos omega 3, los médicos deben tener cuidado de proporcionar recomendaciones específicas para sus pacientes. Se necesita investigación adicional para determinar indicaciones, dosis y formulaciones óptimas para la gran población canina con enfermedad cardíaca.

  • Case, L. P., Daristotle, L., Hayek, M. G., & Raasch, M. F. (2011). Common Nutrition Myths and Feeding Practices. Canine and Feline Nutrition, 277–294. doi:10.1016/b978-0-323-06619-8.10026-x
  • Detweiler, D. K., & Patterson, D. F. (1965). The prevalence and types of cardiovascular disease in dogs. Annals of the New York Academy of Sciences, 127(1), 481-516.
  • Freeman, L. M., Rush, J. E., Kehayias, J. J., Ross Jr, J. N., Meydani, S. N., Brown, D. J., ... & Roubenoff, R. (1998). Nutritional alterations and the effect of fish oil supplementation in dogs with heart failure. Journal of Veterinary Internal Medicine, 12(6), 440-448.
  • Freeman, L. M. (2010). Beneficial effects of omega-3 fatty acids in cardiovascular disease. Journal of Small Animal Practice, 51(9), 462–470. doi:10.1111/j.1748-5827.2010.00968.x
  • Suzuki Y, Kamikawa T, Yamazaki N. (1981) Effects of L-carnitine on ventricular arrhythmias in dogs with acute myocardial ischemia and a supplement of excess free fatty acids. Jpn Circ J. 45(5):552-9. PubMed PMID: 7230509.