Vitaminas y minerales sintéticos en los alimentos para perros: qué debes saber

13 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Muchas de las dietas diseñadas para perros llevan minerales y vitaminas sintéticos añadidos. ¿Son buenas estas dietas para nuestras mascotas?

Los alimentos para perros comercializados pasan rigurosos exámenes químicos y biológicos, todos ellos para determinar que no puedan provocar toxicidad por un exceso de ciertos nutrientes. Además, deben ser palatables, es decir, que le gusten a los perros.

Es importante que pasen por controles, en los que se compruebe que la concentración de los distintos niveles de nutrientes están dentro de los rangos marcados por la ley. También se deben realizar experimentos donde se determine si el perro prefiere ese pienso o cualquier otro.

En el etiquetado de la información nutricional de los productos alimenticios que damos a nuestras mascotas podremos comprobar los componentes analíticos que estos conllevan. Estos componentes suelen variar según la edad del perro al que va destinado, su actividad física y su estado de salud.

¿Cuáles son los nutrientes esenciales contenidos en los alimentos para perros?

Cada especie animal tiene unos requerimientos nutricionales diferentes. Esto podemos verlo claramente si comparamos la alimentación de un perro con la de un periquito, pero quizá es más complicado de identificar si contraponemos la alimentación de un gato y un perro. No obstante, tienen requisitos diferentes. Por ejemplo, para los gatos es imprescindible el aporte extra de un aminoácido llamado taurina.

Los nutrientes esenciales contenidos en los piensos comercializados y que no pueden faltar en la alimentación para perros son:

  • Proteínas, de las cuales,los aminoácidos son: arginina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, metionina + cistina, fenilalanina, fenilalanina + tirosina, treonina, triptófano y valina.
  • Grasas de origen animal que incluyan los ácidos grasos esenciales: ácido linoleico (omega-6), ácido araquidónico (omega-6) y ácido alfa-linolénico (omega-3).
  • Minerales: calcio, fósforo, potasio, sodio, cloruro y magnesio.
  • Oligoelementos: cobre, yodo, hierro, manganeso, selenio y zinc.
  • Vitaminas: Vitamina A, vitamina D, vitamina E, tiamina, riboflavina, ácido pantoténico, vitamina B6 (piridoxina), vitamina B12, niacina, ácido fólico, biotina, colina, vitamina K.
Alimentos que contienen proteínas, grasas y carbohidratos

¿De dónde provienen las vitaminas y minerales en los alimentos para perros?

Las vitaminas y minerales están incluidos dentro de la matriz de los alimentos. Esto quiere decir que dentro de la estructura natural de los alimentos frescos se encuentran estas sustancias. Si los alimentos naturales se procesan mediante procedimientos mecánicos, químicos o físicos, como suele ocurrir con los piensos, estas sustancias suelen degradarse.

En una dieta basada en alimentos reales o poco procesados, como la dieta BARF para perros, los nutrientes esenciales permanecen inalterados. Esta es una alimentación más sana y completa, siempre que se aporten todos los alimentos necesarios. Por ejemplo, no podemos basar una dieta natural para perros en músculo; también deben tomar vísceras, huesos o ciertos productos de origen vegetal.

En los piensos para perros, algunas de estas vitaminas y minerales se mantienen inalterables, pero en la mayoría de los casos se pierden. También puede ocurrir que el producto natural con el que se fabrica el pienso no sea de buena calidad, por lo que el pienso será aun peor.

Para cubrir estas deficiencias, los minerales y vitaminas son sintetizados y añadidos posteriormente, hasta que alcanzan los niveles permitidos según la normativa.

Suplementos de vitaminas y minerales en alimentos de perros

¿Son dañinos las vitaminas y minerales sintéticos?

Siempre que se controle con análisis de laboratorio los distintos niveles de estas sustancias añadidas, los minerales y vitaminas sintéticos no suponen perjuicio alguno para la salud del animal.Todas las sustancias que se añaden en los piensos de los animales son previamente probadas sobre modelos animales en condiciones de laboratorio.

Existen sustancias, como aditivos, conservantes y colorantes que se añaden por distintas razones a los alimentos y que, en ciertas cantidades, sí podrían suponer un perjuicio.

Finalmente, se han dado casos de intoxicación por un exceso de vitamina D en piensos comercializados en muchos países del mundo, que rápidamente fueron eliminados del mercado. En este caso, los análisis no detectaron el exceso de esta vitamina, lo que provocó problemas de salud en muchas mascotas.

FEDIAF Federación Europea de Fabricantes de Alimentos para Mascotas. (2018). Guías Nutricionales para alimentos completos y complementarios para perros y gatos. Ortega, V. (2004). Estudio Comparativo en el uso de colorantes naturales y sintéticos en alimentos, desde el punto de vista funcional y toxicológico. Valdivia, Chile. Stockman, J., Fascetti, A. J., Kass, P. H., & Larsen, J. A. (2013). Evaluation of recipes of home-prepared maintenance diets for dogs. Journal of the American Veterinary Medical Association, 242(11), 1500-1505.