La taurina en tu gato, ¿es importante en su alimentación?

Francisco María García · 16 marzo, 2018
La presencia de este aminoácido es fundamental para el cuerpo del felino; su ausencia puede provocar graves daños a la salud, relativos a la ceguera y a afecciones respiratorias y cardiovasculares

La taurina en tu gato es un nutriente esencial que no puede faltar en una alimentación equilibrada. Su acción en el organismo felino permite el correcto funcionamiento de su sistema cardiovascular y respiratorio, así como de su visión y digestión. A continuación, conoceremos un poco más sobre la taurina y por qué es tan importante en la dieta felina.

¿Qué es la taurina?

La taurina es un aminoácido esencial que influye directamente en las estructuras musculares y en el metabolismo de los mamíferos. Es fundamental para la buena dinámica del músculo cardíaco, de la visión y de la reproducción. Además, participa en la formación de las sales biliares, por lo que interviene también en el proceso digestivo.

La mayoría de los aminoácidos se combinan en el organismo para formar grandes cadenas de proteínas. Sin embargo, la taurina aparece en forma de aminoácido libre en los tejidos orgánicos de los ojos, del corazón, del hígado, etc.

Beneficios de la taurina

  • Acción antioxidante, que permite combatir el envejecimiento celular y mejorar la esperanza de vida.
  • Regulación de los niveles de agua y sales en las células del cuerpo.
  • Estimulación del metabolismo y del crecimiento orgánico.
  • Producción de las sales biliares.
  • Acción neurotransmisora entre las células del sistema nervioso.
  • Participación positiva en las células de la retina.

La importancia de la taurina en tu gato

Diferentes de la mayoría de los mamíferos, los gatos no son capaces de sintetizar la taurina a partir de otros aminoácidos. Por ello, deben obtener este nutriente previamente sintetizado a partir de una fuente externa. Es decir: los gatos deben consumir taurina en las comidas que componen su dieta diaria.

Gato enfermo

La deficiencia de taurina en tu gato puede provocar numerosos daños graves a su salud. La ausencia de este aminoácido está relacionada principalmente a la ceguera y a diferentes patologías cardiovasculares y respiratorias. No obstante, también fueron diagnosticadas deficiencias de crecimiento y trastornos nerviosos en gatos con déficit de taurina.

Alimentos ricos en taurina para tu gato

Como hemos mencionado, la dieta de tu gato debe ser rica en taurina para ayudarle a mantener una excelente salud. La dosis indicada suele ser de 200 a 300 miligramos por cada toma diaria de comida. No obstante, es indispensable consultar a tu médico veterinario de confianza para confirmar la dosis ideal para tu minino.

La taurina es un aminoácido encontrado naturalmente en las proteínas de origen animal. Los piensos comerciales contienen cierta cantidad de taurina, pero deben ser de excelente calidad (alta gama). Estos alimentos balanceados presentan una mezcla de harinas y carnes deshidratadas de alta calidad.

Por otro lado, los piensos industrializados de baja calidad poseen poca proteína animal y alto contenido de harina de cereales, como maíz, arroz o soja. Ello no solo resulta en un insuficiente aporte de taurina, sino que también perjudica su digestión y favorece la formación de gases.

Mezclar pienso con comida casera

Complementos nutricionales

Lo ideal es suplir la necesidad nutricional de tu gato con fuentes naturales y orgánicas. A continuación, resumimos los alimentos con mayor contenido de taurina que puedes incorporar a la alimentación de tu gato:

  • Carne vacuna: la carne y las vísceras de origen bovino son excelentes fuentes de taurina; las dosis más elevadas de este aminoácido se encuentran en el hígado y en el corazón de la vaca. Hay que recordar que la grasa no contiene taurina y es perjudicial cuando es consumida en exceso.
  • Pollo: las carnes más oscuras y jugosas, como las patas y las vísceras, tienen mayor concentración de taurina.
  • Mariscos: las almejas y los camarones garantizan un excelente aporte de taurina en la alimentación de nuestra mascota. Además, son bajos en grasas y su sabor le encantará a tu minino.
  • Huevos y lácteos: los huevos, quesos, yogurts y demás lácteos también son fuentes naturales de taurina. Hay que tener en cuenta que la leche y los quesos con alto contenido graso no deben ser ofrecidos a nuestras mascotas.

Es importante recordar que la taurina pierde sus propiedades cuando es expuesta a elevadas temperaturas. Por ello, los alimentos deben ser ofrecidos crudos o con una mínima cocción a nuestros mininos, para así preservar sus propiedades nutricionales.

En todo lo que respecta a la dieta de nuestro pequeño felino, siempre hay que adquirir alimentos de calidad garantizada y lavarlos bien antes integrarlos en su alimentación.