¿Se puede tener un mapache como mascota?

Virginia Duque Mirón · 7 mayo, 2018
Cabe la posibilidad de tener a esta especie como animal doméstico, si bien hay que tener en cuenta que precisa de una alimentación específica y ciertos cuidados; además, su carácter es propio de un animal salvaje, con cierta agresividad, por más que se pueda educar

Las mascotas ‘originales’, es decir, las que se salen de lo común, están de moda, y cada vez son más los que deciden escoger animales diferentes como compañía en el hogar. Pues bien, esto hace que muchos se pregunten si es posible tener un mapache como mascota. ¿Es una de tus predilecciones? Pues no te pierdas esta información.

Un mapache como mascota, ¿es posible?

Sí, es posible tener un mapache como mascota. Aunque no los encontrarás en tiendas de animales, sí puedes adoptar uno a través de criadores privados. Es difícil que una tienda pueda proporcionártelo, dado que el mapache no se considera una mascota, pues su comportamiento suele diferir bastante de estas.

A pesar de su tierna apariencia y de algunos gestos simpáticos, los mapaches suelen ser agresivos, movidos y chillones. Claro está que esto es una norma general, pues no todos tienen que ser así, y es que hay ejemplares que rompen las normas.

Mapache agresivo

Si aun sabiendo esto pretendes arriesgarte y tener un mapache como mascota, necesitarás saber cuáles son los cuidados que requiere este animal.

Recuerda que sin importar la especie que elijas como mascota, esta será tu responsabilidad; no solo la tendrás que cuidar y suplir todas sus necesidades básicas, sino también responder ante cualquier acto suyo que origine un desastre.

Cuidados del mapache como mascota

Escoge un lugar adecuado

A diferencia de los perros y los gatos, el mapache no es apto para vivir en espacios pequeños como un piso. Si quieres adoptar un mapache, debes asegurarte de tener un espacio adecuado para él, como una amplia terraza o un gran jardín.

Ante todo, debemos entender que el mapache es un animal salvaje y que, aunque no podemos plagiar su hábitat natural, debemos proporcionarle un espacio que se parezca lo más posible a este.

Déjalo suelto

Es posible que tengas miedo de que se escape, especialmente los primeros días, cuando aún no os conocéis demasiado. Lo mejor es que pongas vallas altas para evitar la huida. Bajo ningún concepto ates al animal ni lo metas en una jaula; solo conseguirías agriar su carácter y podría tornarse agresivo.

El mapache necesita cierta libertad para moverse, pero tranquilo, porque si ve que a tu lado tiene lo que necesita, no querrá irse.

Comida

Llegados a este punto es probable que te preguntes, ¿qué come un mapache? Pues bien, el mapache es un animal omnívoro, así que sus alimentos principales serán la carne y el pescado blancos, frutas y verduras. Nunca le des carne roja ni pescados azules, pues su estómago no está preparado para digerirlos.

Mapache en la ciudad

Si esto se hace muy complicado para ti, la comida húmeda de gatos es apta para un mapache. Esta le aportará todos los nutrientes necesarios y además le encantará. De más está decir que nunca debe faltarle el agua fresca y limpia.

Su higiene

El baño excesivo daña la piel de los mapaches, así que con que lo bañes solo un par de veces al año es suficiente. Los mapaches no huelen mal por norma general y suelen lamerse para acicalarse, como sucede con los gatos. No obstante, si crees que tu mapache está cogiendo un olor fuerte, y aún no le toca el baño, puedes optar por el limpiado en seco.

Lo que sí es importante con respecto a su higiene, es el cuidado de su pelo. Necesitará que lo cepilles diariamente, especialmente en la época del año en que muda el pelo.

Edúcalo

Debido a cu carácter innato, es necesario que dediques tiempo a educar a tu mapache desde que es pequeño. Debe aprender cuáles son los limites y que tú eres que manda. Por supuesto que como en el caso de otros animales, los castigos, gritos y golpes están fuera de lugar. El refuerzo positivo será lo más efectivo a la hora de educar a tu mapache.

Acepta que habrá ciertas comportamientos que forman parte de su naturaleza, los cuales serán más repetitivos, sobre todo al principio. Si lo crees necesario, podrías acudir a un profesional.

Ya ves que el mapache es un animal apto como mascota, de hecho, pasarás momentos muy divertidos con él. Solo ten en cuenta los cuidados que requiere y disfruta de tu nuevo amigo.