Loading...
 

Rintel: hábitat, características y cuidados

En Estados Unidos, el rintel era cazado por su piel. Sin embargo, esta no era de alta calidad, por lo que en apenas unos años se perdió el interés en estos mamíferos.

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 04 julio, 2021

 La mayoría de los animales se han visto afectados por la urbanización y la destrucción de los hábitats. Sin embargo, algunas especies aprovechan esta misma situación para adaptarse y lograr sobrevivir en nuevos ambientes extraños. El rintel ha sido capaz de persistir y beneficiarse de la invasión de su hábitat, lo que lo ha catalogado como un organismo generalista, gracias a sus características adaptativas.

Este mamífero tiene una distribución amplia, pues es experto en colonizar ambientes urbanos, agrícolas y naturales. Las habilidades de este animal destacan por una asombrosa agilidad y capacidad para trepar, que usa para evadir a gatos y perros o para robar alimento de las zonas de cultivo.

El rintel también es conocido como cacomixtle, gato de cola anillada o basariqui. Es un pariente cercano de los mapaches y coatíes y comparte con ellos una excelente flexibilidad fisiológica. Síguele la pista al rintel y conoce más sobre él en este articulo.

¿Dónde vive el rintel?

De forma natural, el rintel (Bassariscus astutus) se distribuye en regiones templadas, áridas y tropicales. Abarca diversas localidades del sur de Estados Unidos y se localiza hasta el sureste de México. El medio natural de este organismo cubre zonas montañosas, cañones y laderas, pues en estas formaciones rocosas usa el suelo irregular para escalar y trepar.

Este mamífero y algunos carnívoros —como las zorras grises (Urocyon cinereoargenteus)— son unos de los pocos beneficiados por la presencia del humano. Es por esto que su distribución se ha ampliado considerablemente y ahora ocupan una mayor variedad de ambientes, incluyendo ciudades y campos agrícolas.

La capacidad de adaptación de estos animales les permite aprovechar los desechos de comida de las ciudades, para sobrevivir sin tener que cazar. Esto ocasiona que prefieran ecosistemas “sencillos” y puedan acoplarse con facilidad a los cambios antrópicos.

Características físicas del rintel

El color de este organismo va del amarillo al marrón obscuro y su pecho es blanco, además de tener una cola negra, con anillos blancos. Los ojos son color purpura y están rodeados de lo que parece un antifaz con tonalidades claras. Su tamaño puede alcanzar los 50 centímetros y su cola llega a tener una longitud de 53 centímetros.

Su increíble habilidad para trepar se debe a la capacidad que tiene para rotar sus patas traseras hasta 180 grados. Según un estudio realizado por la Universidad de Harvard, esta característica es posible gracias a la reducción del hueso de la tibia, lo cual posibilita que el pie rote fácilmente. Además, también existe una modificación en el musculo, que le ayuda a soportar su peso cuando se encuentra trepando.

Sus patas están adaptadas completamente para escalar, ya que presentan garras retractiles, que le sirven de ancla para sostenerse en las superficies. Esto no solo le permite bajar o subir rápidamente, sino que le otorga a este mamífero la habilidad de escalar casi cualquier obstáculo.

Carácter y comportamiento

El rintel es un mamífero con hábitos nocturnos, considerado por muchos como un organismo oportunista. Esto significa que pone como prioridad satisfacer sus necesidades básicas de la forma más rápida. Es por ello que las ciudades suponen un buffet para él, ya que no le toma mucho tiempo buscar alimentos en basura y contenedores.

Su vida se desarrolla principalmente de forma solitaria. Sin embargo, es posible encontrar a un padre viviendo con sus hijos dentro del mismo territorio. Debido a ello, estos mamíferos también muestran interacciones con otros ejemplares por medio de vocalizaciones o “gritos”.

Además, esta especie es bastante inteligente, ya que ha mostrado la capacidad de utilizar varias técnicas para escalar. Con ellas, los rinteles aprovechan el espacio y la estructura de su entorno para poder apoyarse, logrando alcanzar sitios más elevados. Es algo similar a lo que hacen los humanos al practicar parkour, pero visto en un animal.

Al igual que algunas lagartijas, este animal de cola anillada busca refugio en aberturas o hendiduras en la pared. En otras palabras, es un especie con claustrofilia, ya que se siente protegida en sitios apretados, en los que apenas caben sus propios cuerpos.

Según una investigación publicada por la American Society of Mammalogists, sus comportamientos agrupan una serie de modificaciones musculoesqueléticas. Estas adaptaciones están dirigidas a su vida natural, en la que su hábitat se rodeaba de rocas, laderas y bosques. Sin embargo, y por casualidad, estas fueron las razones que le permitieron al rintel ser exitoso en centros urbanos.

Alimentación del rintel

Una de las características principales del rintel es su amplia elección de alimentos. Esto se conoce como omnívoría oportunista, ya que puede comer de todo, pero prioriza aquello que le cueste menos obtener.

Este mamífero tiene preferencia por la carne, por lo que incluye en su dieta a varios insectos, roedores e incluso aves. De hecho, se ha creado una mala fama entorno a este organismo, debido a que en algunas granjas suele alimentarse de gallinas. Es por ello que se le considera un peligro para los productores avícolas.

Su alimentación también incluye a diversos tipos de frutos, ya que estos contienen altas concentraciones de azucares y agua. Según un estudio publicado en la revista del Instituto de Biología (UNAM), esta especie parece seguir la teoría del forrajeo óptimo. Esto significa que selecciona su dieta dependiendo la energía que debe invertir y la calidad del alimento.

Estas características de la dieta del rintel son importantes para la naturaleza, ya que fomentan que las semillas de las plantas se dispersen. Además, tiene un rol de controlador de plagas, ya que come varios insectos y roedores de la zona. Estos servicios son importantes para el mantenimiento de la salud del ecosistema.

Reproducción del rintel

Las hembras suelen prepararse para la reproducción, aumentando la cantidad de proteínas que comen. Esto significa que centran su alimentación en comer carne, debido a que lo necesitarán para soportar la gestación de sus crías. Gracias a esto, entre marzo y abril llega la época de apareamiento, justo antes de las temporada de lluvia.

El periodo de gestación ocupa entre 40 y 50 días, por lo que las crías nacen entre mayo y junio. Las camadas suelen componerse de hasta 4 bebés, que son cuidados por la hembra durante al menos 10 semanas, en las cuales también les enseña a obtener alimento. El macho no suele presentar una conducta parental, pero en algunos casos puede llegar a jugar con sus hijos.

¿Puede tenerse un rintel como mascota?

Esta especie parece ser una mascota perfecta, pues su apariencia tierna como un mapache y su comportamiento similar al de un gato forman una combinación única. Además, aunque en su forma natural alcanza los 7 años de vida, en cautiverio puede llegar a los 16.

A pesar de ello, las características de la especie juegan un papel en contra a la hora de mantenerla en cautiverio, por lo que no es recomendable tener al rintel como mascota. En su medio natural, se encuentra en constante movimiento, trepando y moviéndose por las alturas, lo que cuestiona que se le pueda otorgar el mismo estilo de vida entre 4 paredes.

Es cierto que en el pasado algunos mineros usaron a los rinteles para mantener alejados a los roedores, por ello que se les conoce como “gatos del minero”. Sin embargo, esto no significa que puedan tener una vida digna como mascota. El uso que se le pueda dar a la especie y la calidad de vida que puede ofrecérsele son dos cosas diferentes.

Estado de conservación

Gracias a las características superviventes del rintel, se considera una especie de menor preocupación. Sin embargo, debemos de recordar que esto no siempre es bueno, ya que existen problemáticas en las interacciones con el hombre, lo que puede derivar en confrontaciones y en la caza indiscriminada en un futuro.

No hace falta recordar que este mamífero busca cualquier oportunidad para alimentarse, por lo que no dudará en afectar sembradíos o granjas. Lamentablemente, de igual forma, las personas afectadas no dudaran en evitar compartir espacio con él, incluso si es a costa de la extinción de este animal.

Esto solo significa que los conflictos entre humanos y rinteles ya son evidentes, por lo que deben remediarse de alguna forma. El primer paso es conocer a esta especie, mientras que el segundo es compartir esta información con los demás. Todos pueden formar parte del cambio: no dejes que otra especie desaparezca del planeta.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
6 animales similares al mapache

Alrededor del mundo, existen varios animales similares al mapache por sus características físicas y en su comportamiento. Conócelos aquí.



  • Jenkins Jr, F. A., & McClearn, D. (1984). Mechanisms of hind foot reversal in climbing mammals. Journal of Morphology182(2), 197-219.
  • Sarmiento, E. E. (1983). The significance of the heel process in anthropoids. International Journal of Primatology4(2), 127-152.
  • Trapp, G. R. (1972). Some anatomical and behavioral adaptations of ringtails, Bassariscus astutus. Journal of Mammalogy53(3), 549-557.
  • Willey, R. B., & Richards, R. E. (1981). Vocalizations of the ringtail (Bassariscus astutus). The Southwestern Naturalist, 23-30.
  • Picazo, G. E. R. C., & García-Collazo, R. (2019). Comparación de la dieta del cacomixtle norteño, Bassariscus astutus de un bosque templado y un matorral xerófilo, del centro de México. Biocyt: Biología, Ciencia y Tecnología12(45), 834-845.
  • Nava, V., Tejero, J. D., & Chávez, C. B. (1999). Hábitos alimentarios del cacomixtle Bassariscus astutus (Carnívora: Procyonidae) en un matorral xerófilo de Hidalgo, México. Anales del Instituto de Biología. Serie Zoología70(1), 51-63.
  • Trapp, G. R. (1973). Comparative behavioral ecology of two southwest Utah carnivores: Bassariscus astutus and Urocyon cinereoargenteus. The University of Wisconsin-Madison.
  • Poglayen-Neuwall, I., & Poglayen-Neuwall, I. (1980). Gestation period and parturition of the ringtail, Bassariscus astutus (Lichtenstein, 1830). Z Saugetierk45, 73-81.
  • Liu, M., Zack, S. P., Lucas, L., Allen, D., & Fisher, R. E. (2016). Hind limb myology of the ringtail (Bassariscus astutus) and the myology of hind foot reversal. Journal of Mammalogy97(1), 211-233.