Reproducción del delfín nariz de botella

María Eugenia Thomas · 2 marzo, 2019
Como todos los mamíferos, los delfines mulares se reproducen a través de la fertilización interna; las crías pueden nadar desde el momento en el que nacen y con todos sus sentidos muy alerta

El delfín nariz de botella, también llamado delfín mular, pertenece a las tres familias de delfines oceánicos clasificados dentro de la familia de mamíferos marinos y caracterizados por un hocico en forma de botella. Es la clase de delfines más reconocida y puede ser encontrada en océanos cálidos y templados de todo el planeta.

Se piensa que esta especie animal es una de las más inteligentes del planeta, y es que desafía a los primates por el primer lugar. Las poblaciones costeras de delfines mulares son más territoriales y utilizan una gran cantidad de hábitats costeros, desde bahías y estuarios hasta lechos de pastos marinos, playas y otros ecosistemas. Las poblaciones oceánicas son de naturaleza migratoria y no visitan los ecosistemas costeros.

Hábitos de reproducción

Los hábitos reproductivos del delfín nariz de botella no están definidos exclusivamente para perpetuar la especie. De la misma manera que los seres humanos, los mulares se aparean por placer con el sexo opuesto, con individuos del mismo género e incluso con una especie diferente.

Algunos investigadores piensan que el interés sexual de estos cetáceos tiene fines sociales. Sin embargo, cuando se aparean con la intención de producir descendencia, sus hábitos pueden variar. La etapa de la madurez sexual varía según la región geográfica que habite, así como la especie y el género.

No obstante, el delfín nariz de botella alcanza la madurez sexual después de los cinco años de edad. El macho puede tardar más tiempo y estar listo sexualmente a los 11 años. En algunas ocasiones, el contacto sexual puede iniciarse antes de que puedan reproducirse.

¿Cómo se reproduce el delfín nariz de botella?

Antes de la cópula, deben existir ciertas condiciones para que esta tenga lugar. A veces ser maduro sexualmente no es relevante para copular, pero sí es necesaria la receptividad de las hembras. El ciclo de cópula de esta especie marina dura todo el año, aunque algunas veces puede haber más contacto sexual en la primavera y el otoño.

Reproducción del delfín nariz de botella

Las hembras pueden estar dispuestas a copular los 365 días del año, y así como los delfines machos, tienen varias parejas en el mismo período. Estos animales son bastante tímidos, pero antes de aparearse se esfuerzan por llamar la atención cortejando con un baile específico.

La etapa de cortejo la inician persiguiendo y dándole mordidas muy suaves al compañero. Su mirada lánguida es característica, y el sujeto dominante se deja flotar suavemente debajo del individuo receptivo. Ya en la copula, el macho se acerca a la hembra y se aparean uniendo sus vientres.

La copula en sí es muy breve, con una duración de solo unos segundos. Aunque pueden repetir el encuentro sexual en varias ocasiones más; dejan como intervalo solo algunos minutos entre uno y otro. Algunos individuos pueden ser agresivos y morder a su pareja, sobre todo cuando las hembras no son muy receptivas a sus avances.

Gestación y alumbramiento

El período de gestación varía según la especie. El tiempo más habitual es entre los 11 y los 12 meses. Increíblemente, la gestación de gemelos puede darse en algunas ocasiones, aunque la mayoría de los nacimientos son de una sola cría.

Cómo se comunican los delfines

Cuando la hembra va a parir, suele acercarse a la superficie del océano para facilitar el primer aliento de la cría. La cola del neonato es lo primero en avistarse durante el alumbramiento. El neonato nace con un tamaño de entre 90 y 120 centímetros, y con un peso que oscila los 18 kilos.

Al salir la cría del vientre de la madre, esta lo empuja hacia la superficie del agua para que pueda obtener el oxígeno necesario. El bebé delfín nace con la piel oscura y unas bandas claras que recorren su cuerpo. Estas son partes fetales que serán eliminadas al transcurrir algunas semanas.

Las aletas del pequeño delfín son suaves, pero se endurecen poco tiempo después del nacimiento. La lactancia materna dura de dos a tres años. Sin embargo, alrededor de los cuatro meses de edad será introducida en la alimentación del neonato, la ingesta de calamares y algunos peces.

Los jóvenes delfines pueden vivir con la madre durante los primeros ocho años de su vida, aunque existen jóvenes que se emancipan tras cinco años. Se estima que en condiciones naturales los delfines pueden disfrutar de una larga vida; según la especie, su longevidad puede estar entre los 80 y 90 años.

  • https://seaworld.org/animals/all-about/bottlenose-dolphin/reproduction/