Rana globo (Kaloula pulchra): cuidados en cautiverio

08 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Su adorable aspecto regordete y su facilidad con respecto a los cuidados en cautividad han hecho que la rana globo se popularice como mascota rápidamente.

La rana globo, también conocida como rana toro pintada asiática, es un anfibio que se ha popularizado recientemente en el comercio de mascotas exóticas. Su estado de conservación es bueno, pero los datos recogidos hasta ahora necesitan una actualización.

Es un animal poco exigente en cautividad e incluso puede criarse bajo estas condiciones. Esta rana de aspecto regordete es una buena opción para aquellas personas que quieran iniciarse en el mundo de la herpetología. En las siguientes líneas te contamos todo lo necesario para cuidar de la rana globo en cautividad.

Consideraciones iniciales

Las ranas globo son animales prolíficos. En China, Vietnam, Tailandia y otros países —donde viven estas ranitas— sus poblaciones parecen aumentar a pesar de la recolección por parte de los seres humanos, que las utilizan como alimento.

Esta especie de rana parece haberse adaptado perfectamente a la expansión del ser humano y es capaz de convivir en el mismo territorio que las personas. Por esta razón, este animal no se encuentra hoy en día en peligro de extinción ni parece que vaya a sufrir declives significativos en tiempos venideros.

La rana globo alcanza un tamaño medio de entre cinco y ocho centímetros de largo. Son anfibios pequeños, su cuerpo es muy globoso y presentan un patrón de color con rayas negras y pardas y un vientre claro. También llama la atención su pequeña cabeza en comparación con su cuerpo.

Como consecuencia de la cría en cautividad y la selección de individuos, han aflorado posibles genes dormidos que dotan a estas ranas de nuevos colores que no se presentan en la naturaleza, como es el blanco en los individuos albinos.

Una rana globo sobre un fondo blanco.

Cuidados en cautividad de la rana globo

A pesar de que las ranas globos sean consideradas unas mascotas exóticas de nivel principiante, estos animales tienen necesidades muy específicas que deben cumplirse para mantener su salud. Te las contamos en los siguientes apartados

El mejor tipo de terrario para la rana globo

Si se desea mantener dos o tres individuos de rana globo, el tanque deberá tener una capacidad de 60 litros mínimo. Por el contrario, si se quieren tener más ejemplares o que estos se reproduzcan, el volumen mínimo de la instalación será de 120 litros.

Como anfibios que son, estas ranas necesitan bastante humedad en el tanque, lugares de ocultación, sustrato profundo y agua. Por estas razones, un acuaterrario o paludarium es la mejor opción para esta especie. De todas formas, no estamos ante una rana que destaque por sus necesidades natatorias, así que vigila la profundidad del agua.

Los acuaterrarios se caracterizan por tener una parte de agua y otra de tierra. En el caso de estas ranas no es necesario que la parte líquida sea muy amplia o profunda, pero sí debe estar presente. Cuando se trate de un terrario normal para anfibios, la rana globo debe tener disponible siempre un buen cuenco con agua donde poder sumergirse.

Con respecto al sustrato, esta especie se caracteriza por ser excavadora, por ello la parte de tierra deberá tener varios centímetros de profundidad. El mejor tipo de sustrato es aquel que mezcla fibra de coco rehidratado con pequeñas cantidades de corteza y hojarascas. Además, se puede añadir algo de tierra para macetas para otorgarle consistencia.

Así como les gusta excavar, a estas ranas también les apasiona colarse por grietas. Decorar el acuaterrario con trozos de macetas de arcilla, piedras altas y vegetación abundante es una buena opción para que estos animales desplieguen todas sus conductas naturales.

Hay que asegurar que las piedras y los materiales pesados no van a caer y aplastar a ningún animal.

Parámetros ambientales

Esta especie de rana requiere parámetros ambientales fisicoquímicos muy similares a otros anfibios. Estas son las condiciones más importantes que se deben cumplir en la instalación:

  • El agua del acuaterrario o la ofrecida en un cuenco siempre debe estar declorada. Cuando se mantengan a los animales en paludarium, lo mejor es colocar filtros para que el agua no acumule sustancias tóxicas de desecho en exceso.
  • La temperatura dentro del terrario se mantendrá entre los 23 y 26 ºC. Para ello se requiere el uso de calentadores o mantas térmicas, los cuales se deben colocar siempre por fuera del terrario. Estos instrumentos pueden reducir la humedad relativa en el aire, por lo que habrá que estar pendientes de este parámetro.
  • La humedad siempre debe estar en torno al 70%.  Cuando se tengan a las ranas en un acuaterrario esto es fácil de conseguir, ya que este tipo de terrarios mantienen mucho mejor la humedad. Por el contrario, en los tanques normales habrá que instalar un nebulizador de agua o rociar el sustrato tres veces al día.
  • El uso de iluminación artificial no es esencial siempre y cuando no se coloquen plantas vivas en el acuaterrario. No obstante, es mejor emplearla, ya que así se definirá un ciclo de luz-oscuridad que permitirá a las ranas estar más sanas. Además, si no se aplica luz, es imprescindible suplementar la alimentación con vitamina D3 y calcio.

Alimentación de la rana globo

Las ranas globo son animales con mucho apetito y muy voraces, aunque solo deben ser alimentadas cada dos o tres días cuando son adultas. En la naturaleza comen principalmente hormigas y termitas, pero en cautividad depredarán cualquier insecto vivo que se les ofrezca y quepa en sus bocas.

La mejor comida para estos animales cuando son mantenidos en tanques son los grillos de tamaño pequeño y mediano. Estos deben ser el componente inicial de la dieta de la rana globo, pero se alternarán con otros insectos o larvas como tenebrios, gusanos de sangre o gusanos de la miel.

Algo que parece ir muy bien a los anfibios es que los grillos con los que se alimentan sean nutridos con verduras y frutas frescas, además de que hayan comido justo antes de ser depredados. Esto parece aportar a las ranas muchas vitaminas y otros nutrientes que no comerían de otra forma.

Por último, se debe ofrecer el alimento recubierto con un suplemento vitamínico en polvo una vez a la semana. De esta forma se asegura el correcto equilibrio vitamínico y mineral en el animal.

Una rana globo en un terrario.

Como podrás observar, estamos ante una especie de cuidados muy sencillos. Aún así, se debe prestar especial atención a la temperatura y la humedad, pues valores fuera de los parámetros óptimos aquí descritos pueden acabar con la vida del anfibio rápidamente.

  • Andrew Tillson Willis. (February, 2014). Asian Painted Bullfrog Care. Reptiles Magazine. Disponible en: https://www.reptilesmagazine.com/asian-painted-bullfrog-care/
  • Department of Agriculture and Food, Western Australia. (2008). Asian Painted Frog (Kaloula pulchra) risk assessments for Australia. Amanda Page, Win Kirkpatrick and Marion Massam.
  • Kuangyang, L., Zhigang, Y., Haitao, S., Baorong, G., van Dijk, P.P., Iskandar, D., Inger, R.F., Dutta, S., Sengupta, S., Uddin Sarker, S. & Asmat, G. 2004. Kaloula pulchra (errata version published in 2016). The IUCN Red List of Threatened Species 2004: e.T57855A86163405.