Rana cornuda asiática: la famosa rana hoja

La rana cornuda asiática, gracias a su aspecto que busca hacerla pasar desapercibida, es una especie muy llamativa. Su cuerpo aplanado, su cabeza afilada y sus proyecciones sobre los ojos le otorgan una forma extrañamente foliar.
Rana cornuda asiática: la famosa rana hoja
Luz Eduviges Thomas-Romero

Escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero el 30 diciembre, 2020.

Última actualización: 30 diciembre, 2020

La rana cornuda asiática (Megophrys nasuta) es una especie de anfibio perteneciente a la familia Megophryidae, orden Anura. Es una rana fornida y maestra del camuflaje críptico. Lo más característico de la especie es que logra parecerse a las hojas muertas, tanto en el color como en la forma.

Adicionalmente, dos pares de crestas longitudinales corren a lo largo de su superficie dorsal y ayudan a mejorar su camuflaje de hojarasca. Esta especie también es conocida como rana cornuda malaya, la rana cornuda de Borneo o rana nariguda malaya.

¿Por qué es tan especial el aspecto de la rana cornuda asiática?

La rana cornuda asiática es un animal perfectamente diseñado para adaptarse a su entorno. Así, estos anfibios tienen el dorso coloreado en grises, morenos, rojizos o marrones, que se vuelven más oscuros lateralmente. Este diseño de coloración críptica los hace casi invisibles entre la hojarasca del bosque.

Lo llamativo de esta especie es que su camuflaje va mucho más allá de la coloración, ya que abarca la forma y textura físicas. En este sentido, su piel suave se modifica para que se parezca a las hojas muertas en el suelo del bosque.

Además, posee una enorme cabeza angular con proyecciones supraciliarias sobre cada ojo y el área nasal. La piel se pliega desde arriba del ojo hasta el tímpano y los hombros y los dedos de los pies, que solo están palmeados en las bases. También contribuye a su apariencia de hoja un repliegue central que imita las nervaduras.

Gracias a su apariencia de hoja, la rana cornuda asiática es prácticamente indetectable en la hojarasca del suelo del bosque, a menos que se mueva.

Una rana cornuda sobre una hoja.

El nicho ideal para un buen camuflaje

La rana cornuda asiática prefiere un ambiente espacioso, permanentemente húmedo y relativamente fresco, el nicho que puede encontrar en los suelos forestales del sudeste asiático. La temperatura óptima para su desarrollo es de entre 22 y 24 grados centígrados.

Así, esta rana se puede encontrar en los pisos de la selva tropical, generalmente cerca de pequeños arroyos. Su rango altitudinal  llega a los 1000 metros sobre el nivel del mar.

Distribución geográfica

Se sabe que estas ranas usan extensivamente áreas de tierra y agua en las estribaciones de los Himalayas y hasta el archipiélago indo-australiano. Así, esta especie de rana está presente en el sur de Tailandia y Malasia, Singapur, isla Tioman, Bintan, islas Natuna, Sumatra y Borneo.

Comportamiento habitual de la rana cornuda asiática

Esta especie, como otras especialistas del disfraz, es bastante reservada. Es fácil comprender que la quietud forma parte su estrategia, así que permanece en el suelo lleno de hojas esperando hasta que pasa una presa desprevenida. Cuando aparece el insecto en cuestión, esta rana depredadora ataca repentinamente.

En concordancia con su naturaleza reservada se suma su llamado. Este consiste en un suave «Ching» que emite como una nota única y que calla  ante la más mínima perturbación.

La rana cornuda asiática es un depredador feroz

Cabe señalar que su estrategia de pasar desapercibida es tremendamente efectiva en su nicho ecológico. Así, es depredadora de una amplia variedad de animales desprevenidos en el suelo del bosque.

Su dieta principal está basada en cangrejos y escorpiones, pero también se alimenta de otros arácnidos, roedores, lagartijas y otras ranas además de estas presas habituales. Esta rana se abalanzará sobre cualquier cosa en movimiento que le quepa en la boca.

¿Cómo se reproduce la rana cornuda asiática?

Existe poca información disponible sobre la cría natural de estas ranas, sin embargo, la reproducción en cautiverio es bastante común. La especie es ovípara, con hembras que unen los racimos de huevos a la parte inferior de las rocas y los troncos que son bañados por el agua y están parcial o totalmente sumergidos.

Las larvas son alargadas, con una boca muy grande en forma de embudo. Se aferran con el aparato bucal a la superficie, mientras su cuerpo cuelga verticalmente. Esto les ayuda en su estrategia de alimentación, que es especializada en microorganismos en la superficie del agua.

Estado de conservación

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), esta rana no está amenazada a día de hoy. Sin embargo, sus números poblacionales pueden verse reducidos por la pérdida de hábitat y la sobreexplotación por el comercio de mascotas exóticas.

Una rana cornuda sobre un fondo negro.

Como habrás podido leer en estas líneas, algunos animales nos sorprenden por su extrañísima morfología externa, pero también tienen más características llamativas si nos fijamos en su etología. Desde luego, la rana cornuda asiática es un ejemplo de ello.

Te podría interesar...
El porqué de la apariencia extraña de algunos peces
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
El porqué de la apariencia extraña de algunos peces

La apariencia extraña de algunos peces explica porque, hoy en día, la fauna más extravagante habita las aguas abisales y zonas de mayor profundidad...