Polillas sordas y el camuflaje acústico

07 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Existen dos especies de polillas sordas que poseen escamas de «cancelación de ruido», las cuales absorben hasta el 85 % de las ondas sonoras.

Según los científicos, existen especies de polillas sordas y polillas que oyen. En estos invertebrados, la audición es un rasgo que les permite evadir a su principal depredador: los murciélagos.

Así pues, ha sido tema de investigación determinar cómo las polillas sin orejas evaden la depredación. Si quieres conocer más sobre este fascinante fenómeno, te animamos a seguir leyendo.

¿Cómo funciona la ecolocalización y cómo evadirla?

En primer lugar, cabe señalar que los murciélagos detectan a sus presas emitiendo pulsos de ondas sonoras y recibiendo el eco de esta señal que reflejan los objetos sólidos. Si el material que «rebota las ondas» se mueve, como es el caso de las polillas al vuelo, las señales reflejadas se desplazarán en frecuencia.

Así, los cambios de estas ondas permiten al murciélago detectar la velocidad de su presa. Esto también tiene utilidad en el mundo humano, pues ondas de radio se usan porque pueden viajar largas distancias en el aire, incluso en presencia de niebla o precipitación.

Es importante resaltar que los humanos no pueden oír los ultrasonidos emitidos por los murciélagos ecolocalizadores. Sin embargo, algunos insectos, como las polillas, los escarabajos y los grillos, sí que son capaces. Cuando un insecto oye a su depredador puede evadirlo, por ejemplo, volando en zigzag o en espiral, y así evita ser comido.

En suma, mientras que muchos insectos nocturnos —incluidas especies de polillas— evolucionaron para escuchar las llamadas ultrasónicas de los murciélagos, otros, como las polillas sordas, no lo hicieron. ¿Cómo sobreviven entonces a los depredadores que los acechan?

Una polilla prometeo.

Las polillas sordas tienen otra estrategia

Expertos entomólogos han identificado la estrategia de escape de dos especies de polillas sordas, Antherina suraka y Callosamia promethean. Los investigadores determinaron que estas polillas sordas usan escamas de cancelación de ruido en sus cuerpos para evitar ser detectadas por los depredadores.

Asimismo, los profesionales descubrieron que estos crecimientos similares a pelos pueden absorber hasta el 85 % de las ondas sonoras emitidas por los murciélagos. De este modo, estas estructuras actúan como un tipo de recubrimiento de sigilo biológico.

El pelaje acústico de camuflaje

De la misma manera que el camuflaje visual hace que las cosas sean difíciles de ver, el camuflaje acústico hace que la polilla sea difícil de detectar con un sonar. Aunque las polillas y las mariposas tienen alas similares, la mayoría de las mariposas están activas durante el día y no enfrentan la amenaza de la depredación de los murciélagos.

Por otro lado, las polillas que tienen hábitos nocturnos presentan escamas en sus cuerpos y alrededor de las articulaciones de sus alas, que son más gruesas y densas que las de las mariposas.

Las escamas de las polillas asemejan un abrigo de piel y absorben el sonido. En este sentido, las escamas que conforman esta prenda biológica están estructuradas a nivel microscópico, por lo que vibran en las frecuencias correctas para absorber las ondas de ultrasonido emitidas por los murciélagos.

Estas son polillas sordas.

El hombre podría imitar a las polillas sordas

Diversas investigaciones en polillas sordas evidenciaron que las escamas en los cuerpos de las especies sordas se veían estructuralmente similares a las fibras utilizadas en la tecnología de insonorización, disponibles comercialmente. Así, diversos estudios podrían contribuir al desarrollo de materiales biomiméticos a partir de estas escamas.

Esto podría abonar al diseño de dispositivos de control de ruido de mejor absorción y más delgados. Por tal razón, es posible que en el futuro, los científicos puedan inspirarse en estas polillas para desarrollar absorbentes de ultrasonido de banda ancha y multidireccionales.

  • Neil, T. R., Shen, Z., Robert, D., Drinkwater, B. W., & Holderied, M. W. (2020). Thoracic scales of moths as a stealth coating against bat biosonar. Journal of the Royal Society Interface, 17(163), 20190692. http://doi.org/10.1098/rsif.2019.0692
  • Leman, J. (2018). Sound-absorbent wings and fur help some moths evade bats. Science News, November 14.
  • Neil, T. R., & Shen, Z. (2018). Stealthy moths avoid bats with acoustic camouflage. The Journal of the Acoustical Society of America. 144 (3), 1742.
  • Shen, Z., et al. (2018). Biomechanics of a moth scale at ultrasonic frequencies. PNAS. 115 (48), 12200-12205.