¿Puedo tener varias tortugas rusas?

Eugenio Fernández 17 junio, 2018
Si bien es posible, hay que aclarar que esta especie de quelonio presenta un comportamiento agresivo o territorial, especialmente con sus congéneres, aunque incluso pueden atacar a sus dueños

Los quelonios son mascotas bastante populares, pero se desconoce enormemente cuestiones básicas de su manejo y comportamiento. Por ejemplo, tener varias tortugas rusas u otras especies terrestres puede no ser la mejor opción, y esto puede derivar en incidentes entre estos animales.

Aunque en este artículo hablaremos de la tortuga rusa, puede aplicarse a otras tortugas terrestres, especialmente a aquellas del género Testudo.

Conoce a las tortugas rusas

En concreto, la tortuga rusa o la tortuga de Horsfield (Testudo horsfieldii) es una de las especies de tortugas terrestres más habituales como mascota, probablemente debido a su abundante distribución por toda Eurasia. Al igual que otros quelonios, existe un dimorfismo sexual, caracterizado entre otras cosas porque los machos son de menor tamaño que las hembras.

Sin embargo, existen otras características que diferencian a machos de hembras, como la distancia a la apertura de la cloaca, la forma y curvatura del plastrón, la longitud de las escamas anales o la forma de las placas supracaudales. Es vital diferenciar los sexos en tortugas, a fin de saber si podemos tener varias tortugas en el mismo terrario.

¿Puedo tener varias tortugas rusas juntas?

Al igual que otros quelonios, las tortugas rusas son ectotérmicas y requieren de la luz del sol para acelerar sus funciones metabólicas. Es por ello que las condiciones del terrario y el acceso a luz solar son muy importantes a la hora de diagnosticar problemas de comportamiento en esta especie y otros reptiles.

Tortuga de Horsfield: reproducción

Igualmente, las condiciones del terrario determinan la reproducción, ya que esta se produce tras la hibernación. El macho realiza un cortejo bastante insistente, y es que la tortuga rusa es un quelonio especialmente agresivo durante este período: los machos persiguen a la hembra, golpean su espaldar e incluso pegan mordiscos.

Hay que recordar, además, que al igual que la mayoría de tortugas terrestres, la tortuga rusa es un animal solitario. Aunque obviamente se juntan para la cópula, tener varias tortugas de este tipo en cautividad puede resultar en incidentes, incluso aunque la motivación no sea sexual, sino territorial, especialmente en el caso de terrarios de pequeño tamaño.

Y es que las especies pertenecientes al género Testudo son conocidas por su especial territorialidad, por lo que incluso la tenencia de un solo individuo puede resultar en agresiones a objetos inanimados o a sus dueños, especialmente en condiciones de manejo erróneas.

Recomendaciones para tener varias tortugas rusas

Los animales exóticos son complicados de mantener en cautividad, por lo que es mejor iniciarse con especies sencillas, y probablemente las tortugas terrestres no sean una de ellas. Lo ideal en especies como estas es tener recintos exteriores y amplios, especialmente si tenemos varios ejemplares.

Tortuga rusa agresiva

En caso de que tengamos un terrario interior, se debe recomendar a los dueños que adquieran únicamente una tortuga rusa. Si queremos tener varias tortugas rusas, nunca se recomienda tener una tortuga macho y una hembra; sin embargo, si queremos tener machos, se recomienda que estos convivan con al menos tres hembras y en un terrario de varios metros de longitud con acceso al exterior.

Para manejar este tipo de problemas es muy necesario tener terrarios con posibilidad de crear barreras, que limiten el contacto entre los animales, tanto físico como visual.

Los comportamientos agresivos e insistentes en época de celo son normales, pero las hembras en estado silvestre pueden alejarse del macho. Por ello, otra opción es que en caso de tener varias tortugas terrestres optemos por el uso de varios terrarios, para juntar a estos animales solo de forma ocasional.

Este tipo de problemas evidencian lo complicadas que son las especies exóticas, y la importancia del papel del veterinario y otros profesionales en la concienciación en contra de su tenencia responsable. Hay que recordar que, aunque aún abundante, los censos de tortuga rusa se han visto reducidos enormemente por el tráfico ilegal, lo que acusa su riesgo de considerarse una especie en peligro de extinción.

Te puede gustar