¿Puedes dar sopas a tu perro?

Si bien es cierto que este alimento no deja de ser agua mezclada con otros ingredientes y aditivos, hay que tener en cuenta que entre estos hay unos que son saludables y otros muy perjudiciales para la salud del can

Los perros no tienen mayores problemas en comer siempre sus piensos habituales. Sin embargo, lo mismo que ocurre con sus dueños, variar de vez en cuando no viene mal. Incluso, en ocasiones es necesario; dar sopas a tu perro es una buena opción en el momento en que, por necesidad o por gusto, se decida preparar un plato especial.

Siempre será preferible cocinar en casa desde cero estas comidas eventuales, antes que valerse de productos enlatados o envasados. Casi la totalidad de estos alimentos, aunque son prácticos, contienen químicos que son altamente nocivos para los animales.

 La sal: enemigo número uno

Antes de dar sopas a tu perro, es necesario conocer qué ingredientes se deben eliminar en el momento de preparar comida en casa para ellos. Entre los elementos a evitar, la sal aparece en primer lugar.

Aunque los canes llegan a tolerar cantidades mínimas, su ingesta puede dar lugar a intoxicaciones de moderadas a severas. Vómitos, diarrea y pérdida del apetito son algunos de los síntomas, pero hay episodios más graves que pueden acarrear daños al riñón, convulsiones y hasta la muerte.

La cebolla y ajo son otros elementos que no se deben incluir dentro de un guisado para canes. Su consumo destruye las células rojas de la sangre, lo que puede dar lugar a una anemia hemolítica; también existe el riesgo de producir gastroenteritis en perros.

Se le puede dar sopa a un perro

Preparar sopas a tu perro por necesidad

Lo mismo que ocurre con los humanos, dar sopas a tu perro es una opción cuando se presentan alteraciones de salud. Es el caso de resfriados, malestares estomacales, vómitos y diarrea incluidos, o dificultades para masticar o ingerir alimentos sólidos.

Las gripes invernales también afectan a los canes. Es en estos momentos cuando un caldo de pollos con fideos se convierte en una buena alternativa; lo mismo pasa con los problemas dentro del sistema digestivo.

Las sopas pueden servir de complementos a los alimentos comerciales elaborados especialmente para perros en caso de dietas blandas o enfermedades en su etómago. Esta combinación, además de aliviar el padecimiento, evitará que el animal se deshidrate.

¿Se puede alimentar a los perros solo con comida casera?

Es perfectamente posible, pero hay que atender algunas consideraciones básicas. Salvo casos especiales, los canes necesitan consumir alimentos sólidos; un menú que incluya solo caldos está descartado, a menos que el veterinario indique lo contrario.

Los preparados comerciales garantizan que los canes ingieran en forma equilibrada todas las proteínas y los nutrientes que necesitan. El menú ‘alternativo’ que se prepare en casa debe partir de este mismo principio.

Sopa casera para perros

Sopa de pollo y zanahorias

La siguiente receta, además de ser fácil de preparar, ofrece al animal betacarotenos, vitaminas A, E y B. También hay aporte de calcio, potasio, fósforo y yodo; las grasas, calorías y todos los aminoácidos especiales también van incluidos.

Este tipo de sopas están recomendadas para todos los canes, especialmente para aquellos que se ejercitan a diario junto a sus dueños. También para los que presentan cuadros de malnutrición o problemas en la piel o el pelaje.

Ingredientes:

  • 250 gramos de menudencias de pollo picados en trozos muy pequeños (mollejas, corazones, hígados)
  • Dos zanahorias grandes

Preparación:

  1. Lavar bien las zanahorias y rallarlas.
  2. Llevar todos los ingredientes a una olla con agua hirviendo y colocar en el fuego durante 15 minutos. Dejar reposar hasta que la sopa esté tibia antes de servir.
  3. No se debe abusar del tamaño de las porciones. Un cucharón sopero debería ser suficiente.
  4. De manera opcional, se puede añadir un poco de pienso al servir.
  5. Esta preparación se puede conservar en el refrigerador hasta tres días. Importante a tener en cuenta: no se debe agregar sal ni condimentos de ninguna especie.

Sopa de arroz

Esta sopa está recomendada especialmente para perros con fuertes episodios de diarrea. El arroz es un cereal, que además de aportar calorías, vitamina E, fósforo o potasio, ayuda a restablecer el apetito.

Ingredientes:

  • 2 tazas de arroz
  • 250 gramos de pollo deshuesado y sin piel o de carne magra de ternera

Preparación:

  1. Cocinar el arroz en cinco tazas de agua.
  2. Picar el pollo o la carne de vacuno en porciones muy finas y poner a hervir en cuatro tazas de agua hasta que quede bien cocido.
  3. Agregar el arroz y dejar en el fuego durante cinco minutos.
  4. Dejar reposar hasta que esté tibio antes de servir.
Categorías: Recetas caseras Etiquetas:
Te puede gustar