¿Por qué mi hámster escala su jaula?

Tu hámster puede escalar la jaula por muchos motivos, pero el exceso de actividad y el estrés son unos de los más comunes. Lo mejor será otorgarle otros juguetes dentro de su jaula.
¿Por qué mi hámster escala su jaula?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 09 febrero, 2022

Los hámsters son unas de las mascotas más demandadas en todo el mundo, sobre todo entre tutores primerizos. Estos roedores enamoran por su carácter juguetón, enérgico e inquisitivo. Tampoco hay que dejar de lado su aspecto, pues la cola en forma de pompón que portan, su cuerpo rechoncho y sus ojos negros hacen enternecerse hasta al más cínico.

Aunque poseer uno de estos animales sea una maravilla, a veces los roedores domésticos nos desconciertan con algunas conductas que son muy difíciles de descifrar. Por ejemplo: ¿por qué tu hámster escala su jaula? Aquí te traemos respuesta a este comportamiento y comentamos en qué casos puede ser peligroso. ¡No te lo pierdas!

El comportamiento del hámster doméstico

El término hámster se utiliza para describir a los mamíferos roedores (Rodentia) englobados en la subfamilia Cricetinae. Este grupo cuenta con 19 especies diferentes, las cuales están repartidas en 7 géneros. Algunas de las más famosas como mascotas son el hámster sirio (Mesocricetus auratus), el chino (Cricetulus barabensis) y el ruso (Phodopus sungorus).

Los hámsters son animales presa típicos. Esto quiere decir que forman parte de las dietas de reptiles, cánidos, félidos, rapaces y muchos más vertebrados en el entorno natural. Por ello, son bastante discretos y pasan la mayor parte del día protegidos dentro de su guarida. Solo salen al atardecer y al anochecer y, según estudios, su intervalo más activo es de 6 de la tarde a 6 de la mañana.

Estos roedores descansan en la caseta de su jaula (o en sus guaridas en la naturaleza) durante el día y duermen una media de 6-8 horas. De todas maneras, cabe destacar que su patrón de sueño es polifásico y se despiertan varias veces entre siesta y siesta. Por ello, no es raro verlos buscando algo de comida de forma perezosa en momentos en los que aún hay luz.

Los hámsters alcanzan su pico de actividad bien entrada la noche, cuando la incidencia lumínica es prácticamente nula. Es muy importante respetar su rutina.

Un hámster sobre un fondo azul.

¿Por qué tu hámster escala su jaula?

Todas las especies de hámsters presentan una tasa metabólica extremadamente rápida. Esto quiere decir que comen mucho (para su peso y tamaño), gastan grandes cantidades de energía, crecen pronto, se reproducen en tiempos récord y mueren en pocos años. Una hembra vivirá solo unos 2 años, pero podrá dar a luz a más de 30 crías a lo largo de su existencia.

Con estas líneas queremos reflejar que estos animales son muy vivaces y realizan una gran cantidad de actividad física. Esto explica, en parte, por qué tu hámster escala la jaula. Diseccionamos la conducta de manera más detallada en los siguientes apartados.

1. Necesita quemar energía

Si tu hámster adopta su conducta escaladora por la noche de vez en cuando, no tienes de qué preocuparte. Únicamente está quemando energía y ejercitando su musculatura, tal y como lo haría en la naturaleza corriendo entre los arbustos. Siéntate y disfruta del espectáculo: es muy curioso observar a un roedor agarrándose de los barrotes de su instalación como si de un primate se tratase.

2. No tiene suficiente enriquecimiento ambiental

El término enriquecimiento ambiental hace referencia a todos los componentes de una instalación que promueven el bienestar físico y emocional de un animal que habita en ella. Si tu hámster solo escala la jaula y no hace otra cosa en sus paseos, lo más probable es que le falten cosas dentro de su habitáculo para estimularse.

Para poner fin a esta conducta (y evitar que se convierta una obsesión o estereotipia) puedes hacerte con los siguientes complementos:

  • Jaula con 2 pisos conectada mediante tubos de plástico: los hámsters adoran los tubos y los espacios cerrados, ya que presentan una conformación similar a la que tendría su madriguera. Se entretendrán muchísimo recorriendo estos túneles.
  • Rueda para correr: la rueda es un aditamento imprescindible en toda instalación para roedores. Sin ella, presentarán obesidad antes o después.
  • Escaleras, bolas de cuentas, pesas y otros juguetes de madera (siempre adquiridos en una tienda de animales).
  • Una bola-cesta con comida dentro: colocar parte de la comida del animal dentro de un juguete de difícil acceso le estimulará mucho y le obligará a desplegar sus instintos.

Para evitar que el hámster se aburra, puedes ir cambiando los juguetes de manera cíclica cada mes. Eso sí, no desplaces la caseta del animal bajo ninguna circunstancia, pues podría estresarlo. Limítate a variar los elementos no necesarios para la supervivencia (artilugios de ejercicio, tubos y juguetes con chucherías para roedores).

3. Está intentando huir

Una cosa es que tu hámster escale la jaula de noche, pero otra muy diferente es que intente salir por la puerta de forma constante, que trate de morder los barrotes o que tenga esta conducta también durante el día. Por desgracia, esto suele indicar que el animal está estresado y necesita huir. 

Antes de nada, revisa si alguna otra mascota podría estar haciendo sentir a tu hámster en peligro (como un gato). Si no es el caso, vigila posibles fuentes de sonido elevado o si la jaula se encuentra en un sitio en el que incida directamente la luz. Por ejemplo, puede que el roedor esté intentando escapar de la instalación porque da el sol y hace demasiado calor.

En este caso, lo mejor que puedes hacer es cambiar la jaula de sitio. Si la conducta angustiosa persiste, acude al veterinario.

Una jaula de hámster con túneles.
Las jaulas con tubos conectores y varios pisos son ideales para hámsters inquietos.

¿Es bueno dejar que el hámster realice esta actividad?

Aunque no es malo que el hámster utilice los barrotes de su jaula para escalar, hay que tener ciertas reservas. Por ejemplo, se desaconseja completamente que lo haga en instalaciones muy altas, pues al caerse podría dañarse algún hueso. Si es tu caso, te recomendamos que le pongas un segundo piso a la jaula y aproveches su altitud para que tu roedor tenga más espacio.

Por otro lado, los hámsters con tumores y lesiones preexistentes requieren cuidados especiales. Lo mejor que se puede hacer si se tiene un roedor enfermo es colocarlo en una instalación de cristal (siempre sin tapa para mantener la ventilación) muy simple, sin juguetes ni complementos. Solo así se evitarán percances derivados de la actividad física en ejemplares débiles.

Te podría interesar...
Convivencia entre el gato y el hámster: ¿es posible?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Convivencia entre el gato y el hámster: ¿es posible?

La convivencia entre el gato y el hámster del hogar será difícil de conseguir, pero a veces es posible. La clave es la buena presentación.



  • Kaim, I., Hedrzak, M., & Ziewacz, L. (2013). Daily activity pattern of the common hamster (Cricetus cricetus) at two localities situated in urban and rural areas. Zoologica Poloniae, 58(3-4), 59.
  • Delville, Y., David, J. T., Taravosh-Lahn, K., & Wommack, J. C. (2003). Stress and the development of agonistic behavior in golden hamsters. Hormones and behavior, 44(3), 263-270.